Dulce medicina




Cuando vaya a comer las próximas tostadas francesas o waffles, vierta un poco de sirope de arce puro. La investigación reciente avala su sorprendente valor nutricional.

Los científicos en la Universidad de Rhode Island han identificado más de 20 compuestos en el sirope de arce canadiense que pueden estar vinculados a la salud humana—ocho de los cuales se han encontrado por primera vez en la familia de este sirope. Resulta que el mismo contiene, no solamente muchos minerales naturales, como zinc, tiamina y calcio, sino también sustancias de las cuales se ha informado que contienen propiedades antibacterianas y para combatir el cáncer y la diabetes.

El sirope de arce está hecho de la savia del interior de la corteza del árbol de arce de azúcar, que está constantemente expuesta al sol. Los científicos especulan que cuando se sangra el árbol de arce de azúcar para extraer la savia, este secreta fenoles—una clase de antioxidantes beneficiosos que también se encuentran en las bayas—como mecanismo de defensa; estos llegan a la savia y finalmente se concentran en el rico líquido, dándole a esta dulce delicia su sello de salud.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags