Conciencia limpia

Tres semanas para un mejor futuro



Este mes es un momento poderoso para evaluar dónde hemos estado, reconocer el lugar en el que estamos en este momento y soñar con el logro de una hermosa vida. Comenzando ahora mismo, podemos movernos de nuestros modos de pensar anticuados y sintonizarnos con la mente divina y eterna. Trabajando con estas tres fases de limpieza que le recomendamos—una semana para cada fase—podrá salir de la resignación y la mediocridad para moverse hacia la esperanza y la expectación, y conectarse con un futuro lleno de sorpresas, posibilidades y propósito.

 

Primera semana: El pasado.

Los primeros siete días de lo que yo llamo “la limpieza de la conciencia de 21 días” están dedicados a crear un poderoso imán de deseo para sacar y limpiar las emociones turbulentas, creencias anticuadas, incidentes sin resolver y pensamientos restrictivos que se han enraizado en nuestras mentes y corazones.

• Haga una lista de los resentimientos y los rencores que ha venido cargando y que está listo para soltarlos. Libérelos al rasgar el papel en pedacitos pequeños.

• Al entender que su mundo externo es un reflejo del interno, salga de 100 piezas que tiene atestadas que forman parte del pasado y que ahora ocupan espacio en su hogar, oficina y entorno.

Liberado de la confusión, el miedo, la culpa y la duda con relación al pasado, se abrirá de forma natural a nuevas realidades de conciencia, libertad emocional y liberación espiritual.

Segunda semana: El presente.

Luego de haberse liberado de todo lo que le agotaba la energía y no lo dejaba progresar, deténgase firmemente en el momento presente. Evalúe con honestidad dónde está y quién es hoy día, observe qué funciona y qué no funciona en su vida.

• Comience hoy un proceso continuo de práctica de toma de conciencia del momento presente. Establezca una alarma cada hora; en ese momento tome cinco minutos para estar presente en la naturaleza, su cuerpo y respiración o en el momento presente por sí mismo.

• Sorpréndase mediante preconcepciones retantes de usted mismo; tome riesgos medidos y haga algo hoy de forma diferente.

Al tener mayor sentido del presente, puede escuchar más profundamente el llamado de su alma.

Tercera semana: El futuro.

En esta fase final, tiene la oportunidad de mirar hacia el futuro y ver quién quiere ser de ese día en adelante.

• Escoja un valor sagrado que pueda servir de base para su futuro, como la abundancia, la compasión, la gracia o la integridad, y rodéese con imágenes, oraciones, canciones y aromas que invoquen el valor por usted. Identifique y actúe en selecciones que le permitan expresar ese valor.

• Pase un tiempo cada mañana, tarde y noche reconectándose con su GPS divino y natural. Mire a ver si hizo virajes erróneos y busque hacia dónde es el próximo lugar que lo quiere llevar esa pequeña y quieta voz.

Al reconectarse con su yo más alto, experimentará más amor, alegría y compasión en la medida en que se adentra hacia el brillo del propósito de su alma. ¿Por qué no perseguir esta oportunidad extraordinaria para arar el terreno de su conciencia y sembrar las semillas de un futuro completamente nuevo?


Debbie Ford es autora de ocho libros de mayor venta en la lista del New York Time, incluido el libro The Shadow Effect, coautora con Deepak Chopra y Marianne Williamson, y The 21-Day Consciousness Cleanse. Visite DebbieFord.com.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags