Ofrezca variedad

Regale a su perro buena salud y buen sabor



“¿Pollo asado, arroz integral y brécol al vapor de nuevo?”

Cuando se sienta a comer, prefiere alguna variedad y lo mismo sucede con su perro, que también puede pensar, “¿Comida seca de nuevo?”

Día a día la misma mezcla de proteínas, carbohidratos, grasas y vegetales puede afectar el apetito, tanto el humano como el canino. Pero una dieta repleta de diferentes tipos de alimentos puede hacer que comer sea más agradable.

Antes de preparar su propia mezcla de alimentos, es útil conocer más sobre los ingredientes potenciales y los beneficios de una dieta variada, al igual que cómo introducir con éxito los nuevos alimentos.

Variedad saludable

Por definición, una dieta variada es una que está repleta de nutrientes y que cambia con regularidad; antes los expertos pensaban que los perros siempre debían consumir el mismo tipo de alimento. El Dr. Sean Delaney, un nutricionista veterinario certificado en Davis, California, señala que para que una dieta sea variada debe ser parecida al cuerno de la abundancia, repleta de carnes saludables, granos integrales, vegetales, productos lácteos, frutas y vegetales. “Para salud óptima, es mejor dejar el alimento en su estado natural no procesado”, indica.

Para comenzar, los perros requieren 12 aminoácidos en sus dietas, así que los alimentos que los contienen proveen la mejor calidad de proteína para los perros, observa la Dra. Rebecca Remillard, Ph.D., nutricionista veterinaria certificada y fundadora de Veterinary Nutritional Consultations, en Holliston, Massachusetts. “Los huevos y el hígado son la proteína de más alta calidad debido a su perfil de aminoácidos”, informa.

Una dieta variada incluso reduce las probabilidades de que los perros desarrollen alergias a ciertos alimentos, como el pollo o el trigo, añade Delaney. “Dar a su mascota una comida de perros que no se usa comúnmente en la industria de alimentos para perros—un alimento que no ha probado antes—reduce el potencial de que el animal desarrolle una reacción alérgica al mismo”.

Buscando opciones

El Dr. Tracy Lord, un veterinario holístico del Animal Clinic and Wellness Center, en Williamsburg, Virginia, dice que las teorías anteriores señalaban que los perros se pondrían quisquillosos a la hora de comer o que sufrirían de indigestión si se variaba la dieta, pero desde entonces esa perspectiva ha sido cuestionada.

Por el contrario, la variedad brinda emoción e interés a la mesa —o el plato de comida de su perro. Por ejemplo, Lord señala que: “Si usted le prepara a su hijo una comida a base de pollo, brécol, arroz integral y melón, puede sentirse orgulloso pues le está proveyendo una comida nutritiva y balanceada. Pero si le da esta misma comida tres veces al día por el resto de sus días, comenzaría a observar deficiencias nutricionales”. Además, a nadie le sorprendería que el niño se cansara de comer lo mismo siempre.  

Lo mismo sucede con los perros. Sus cuerpos agradecen diferentes fuentes de nutrición, mientras que su paladar responde a cambios deliciosos.

Un tipo popular de centros especializados en dietas variadas están ofreciendo comida para perros preparada comercialmente de alta calidad, ya sea en lata, en forma de comida seca o congelada. Usted sencillamente las puede rotar siempre y cuando el dueño de la mascota provea un número constante de calorías. Este enfoque garantiza que el perro recibe el balance correcto de nutrientes, indica Remillard.

Remillard explica que: “los alimentos preparados regulados por el gobierno federal tienen métodos de procesamiento y de garantía de calidad que limitan el potencial de enfermedades transmitidas por los alimentos, además de un perfil nutricional y una biodisponibilidad de nutrientes. Remillard observa, sin embargo, que no todos los productos son iguales cuando se trata de buenos ingredientes, así que al igual que como con cualquier otro alimento procesado, los consumidores tienen que leer las etiquetas. 

Las dietas variadas también se pueden preparar en el hogar. Ese es el momento en el que los chefs caseros se pueden poner creativos y usar diferentes tipos de carnes, granos y vegetales, pero deben seguir las guías preparadas por un nutricionista, advierte Remillard.

“A menos que sean formuladas por un nutricionista, las dietas desarrolladas en la casa puede que no sean completas y balanceadas”, indica. “El perfil nutricional de cualquier dieta—incluida las dietas caseras—depende de cómo se formuló la receta, el contenido de nutrientes de los ingredientes y cómo el dueño de la mascota los prepara. Las dietas caseras también contienen contaminantes y pueden desarrollar microbios si el dueño de la mascota no es cuidadoso”.

En ocasiones, el solo hecho de añadir algo especial al plato del perro puede brindar la variedad que busca. Por ejemplo, “Si estamos preparando algo que le gusta mucho a nuestra perra, como salmón o ahi a la parrilla, le cocinamos un pedacito y se lo damos con un poco menos de comida seca, relata Alyce Edmondton, quien vive en Redmond, Washington. “Siempre compartimos las sobras con nuestra perra. Pensamos que si es bueno para nosotros, es bueno para ella también.”


Los artículos de vida saludable para perros de Wendy Bedwell-Wilson son publicados regularmente en revistas nacionales e internacionales. El último de sus seis libros sobre perros,  Shih Tzu, es parte de la serie DogLife. Conéctese en PetWriter@live.com.

 

¿Cuál es el menú?

Si quiere incorporar algo de variedad a la rutina diaria de su perro, a continuación cinco sugerencias de los expertos para hacerlo de forma segura y con éxito.

  1. Seleccione diferentes ingredientes principales: Si básicamente la dieta de su mascota es a base de pollo y arroz, cambie a algo completamente diferente como pato y batata o bisonte y cebada, recomienda la veterinaria Sean Delaney.
  2. No hay problemas con cambiar de marcas: Si bien algunos fabricantes de comida de perro han desarrollado una línea de alimentos que ofrece variedad, siempre puede cambiar de marca y fórmula. Siempre compre las mezclas de alta calidad para nutrición óptima, indica la veterinaria Tracy Lord.
  3. Cambie el menú regularmente: Si planifica rotar la dieta preparada comercialmente de su perro, considere comprar una nueva mezcla cada vez que la compre, recomienda la veterinaria Rebecca Remillard.
  4. Haga el cambio lentamente: Para una transición sin problemas entre alimentos, aumente lentamente la cantidad del nuevo alimento y disminuya la del anterior, aconseja  Lord. El proceso debe tomar una semana.  
  5. Llevando cuenta de las porciones y las calorías: Delaney recomienda que una buena forma de garantizar que un perro se mantenga joven y en forma es calcular el recuento adecuado de calorías y porciones de los alimentos nuevos. 
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags