La dieta alta en fibra triunfa sobre la baja en grasa




Cuando vaya a comprar alimentos, fíjese en el contenido de fibra en lugar de la cantidad de grasa. Esto lo sugiere un estudio publicado en el Journal of the American Dietetic Association. La investigación de la Universidad del Estado de Michigan (MSU) sugiere que los alimentos altos en fibra—pero no necesariamente bajos en grasas saturadas o colesterol—están relacionados con disminuir el riesgo de enfermedad cardiaca y diabetes Tipo 2 en adolescentes, generación que ha sido identificada con estar en alto riesgo de desarrollar enfermedades crónicas, en parte a la popularidad de los alimentos procesados en este grupo de edad. Los investigadores encontraron que debido al bajo consumo de frutas, vegetales, granos integrales y habichuelas, la ingesta total de fibra a través de la dieta era alrededor de 13 gramos al día, muy por debajo de los 26 gramos recomendados y 38 gramos para las mujeres y varones adolescentes, respectivamente.

“Nuestro estudio refuerza las actuales recomendaciones dietéticas para la ingesta de fibra al incluir una variedad de alimentos a base de plantas”, dice el autor principal, Joseph Carlson, dietista certificado y profesor asociado en MSU. “Puede ser mejor enfocarse en incluir estos alimentos que en excluir los alimentos altos en grasas saturadas como se hace comúnmente.

Los adolescentes no son los únicos en beneficiarse de una dieta alta en fibra. Un informe reciente publicado en los Archives of Internal Medicine mostró que las mujeres y los hombres adultos pueden comer al menos 26 gramos y 30 gramos de fibra al día, respectivamente, y reducir el riesgo de muerte por enfermedades cardiovasculares, infecciosas y respiratorias.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags