La carne roja vinculada a diabetes Tipo 2




Un nuevo estudio llevado a cabo por los investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard encontró una fuerte asociación entre el consumo de carnes rojas—en particular las procesadas—y un aumento en el riesgo de desarrollar diabetes Tipo 2. Ellos analizaron las respuestas de un cuestionario administrado a 37,083 hombres, que abarcó 20 años; 79,570 mujeres, que cubrió 28 años; y 87,504 mujeres por 14 años.

Los investigadores también trabajaron en un meta análisis actualizado que combinó datos de su nuevo estudio con otros anteriores en el que participaron 442,000 personas, de las cuales 28,228 desarrollaron diabetes Tipo 2. Luego de ajustar la edad, el índice de masa corporal, otros estilos de vida y factores de riesgo en la dieta, concluyeron que un servicio diario de 100 gramos de carne roja sin procesar (del tamaño de un mazo de cartas) se asoció con un 19 por ciento de aumento en el riesgo de tener diabetes Tipo 2.

También encontraron que un servicio al día de la mitad de esa cantidad de carne procesada, o 50 gramos—equivalente a un ‘hot dog’ o salchicha, o dos tajadas de tocineta—fue asociado con un aumento en riesgo de un 51 por ciento. Según el estudio, el reemplazar la carne roja con proteínas más saludables puede disminuir el riesgo de manera significativa.

Los investigadores concluyeron que el consumo de carnes procesadas, como los ‘hot dogs’, tocineta, salchichas y carnes de delicatesen, que usualmente contienen altos niveles de sodio y nitritos, deben ser minimizados. Ellos recomiendan que las personas coman menos carnes rojas procesadas y en su lugar sugieren alternativas más saludables como nueces,  granos integrales, productos lácteos bajos en grasa, pescado y habichuelas.


Fuente: The American Journal of Clinical Nutrition

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags