Cómo preparar a los niños para los trabajos del futuro

Compañías de los Estados Unidos une a los científicos con las escuelas



Se prevé que las oportunidades de carreras en las ciencias, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas crezca 70 por ciento más rápido que otras ocupaciones, con 2.4 millones de oportunidades de empleo en esos campos durante los próximos seis años.

Esto es una buena noticia para las personas que saldrán en busca de trabajo en el futuro. Sin embargo, la mayoría de los jóvenes estadounidenses se están graduando de escuelas en el país que no están preparadas para competir para empleos de alta tecnología y buenos salarios; entre las naciones desarrolladas, los estudiantes de escuela superior de los Estados Unidos actualmente ocupan el lugar número 23 en ciencia y el 31 en matemáticas. Ahora cientos de escuelas están trabajando para preparar mejor a los estudiantes utilizando recursos externos para revigorizar el currículo de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés) en los salones de clases y en los programas extracurriculares.  

Olvídese de tener que recitar de memoria la tabla periódica de los elementos que las generaciones previas identificaban con las clases de ciencia. Los niños del programa STEM están diseñando juegos de vídeo, programando robots y construyendo carros solares; proyectos divertidos y prácticos que las materias técnicas sean más atrayentes. El entusiasmo adicional ayuda, ya que muchos programas STEM extienden el día escolar, ya sea como un módulo obligatorio al final del día o una sesión opcional extracurricular.

Entusiasmados con las ciencias

Los niños como Camerino Sanchez-Park nunca se cansan. “La robótica me ha ayudado mucho a aprender sobre la ciencia y los objetos y máquinas que operan con baterías”, indica el estudiante de quinto grado de la Escuela Elemental Faller en Ridgecrest, California. “Lo mejor es trabajar con esos tremendos robots de alta tecnología. Definitivamente lo haría de nuevo”.

Sanchez-Park es uno de 87 jóvenes entusiasmados con la ciencia  como resultado de los programas prácticos extracurriculares ofrecidos por la organización sin fines de lucro, High Desert Leapin’ Lizards. Ellos aprovechan las destrezas de los científicos e ingenieros de una base naval cercana para instruir sobre materias como la energía renovable, la química y la robótica. En lugar de concentrarse en conceptos abstractos, los estudiantes crean molinos de viento funcionales o robots capaces de enfrentar pistas de obstáculos.

“No solo despierta el interés en la ciencia, sino que también enseña a los niños a pensar como un científico”, señala la administradora del programa Sandra Goldstein Birmingham. “Por ejemplo, los niños mantienen un diario de los retos que han experimentado para ayudar a resolverlos la próxima vez”.

Leapin’ Lizards es uno de los 34 programas STEM en toda la nación premiado y auspiciado en 2011 por el Ashoka Changemakers’ Partnering for Excellence, premio respaldado por los gigantes corporativos de los Estados Unidos, como Google, ExxonMobil y Amgen. Muchas compañías participantes están invirtiendo en los programas escolares STEM para fomentar el talento local para empleos futuros potenciales.

Ciudadanos al margen

Otro ganador del premio Ashoka, Citizen Schools, ven el reto como un problema de oferta y demanda que incluye la falta de maestros adiestrados para satisfacer las necesidades actuales de la educación STEM. Tome en consideración, sin embargo, los 10 millones de profesionales que trabajan actualmente en estos campos y los estadounidenses tienen una solución que puede abarcar todo el sistema.  “Si tan solo pudiéramos poner el 1 por ciento en el salón de clases, tendríamos el doble de maestros de matemáticas y ciencia en el país”, recomienda el Director Ejecutivo John Werner.

Citizen Schools recluta voluntarios de los campos de tecnología, arquitectura, finanzas y otros y realizan “internados” extracurriculares para niños de escasos recursos en las escuelas públicas intermedias. Los estados participantes incluyen California, Nueva Jersey, Nuevo México, Nueva York, Carolina del Norte, Massachusetts y Texas. 

Cortesía de la JohnWernerPhotography.com and Citizen SchoolsColaborar en problemas de la vida real en grupos pequeños desarrolla mucho más que las destrezas tangibles, atestigua Marianne DeModena. Su hijo de sexto grado, Christian Deguglielmo, completó un internado con Google en el Massachusetts Institute of Technology y otro con los asesores de inversiones en Cambridge Associates, ambos en el área de Boston.

“Christian regresó a casa un chico diferente”, indicó DeModena. “Salieron a relucir sus capacidades de liderazgo, orgullo por su escuela, destrezas sociales y confianza en sí mismo… realmente descubrió este otro lado de su persona. Dice que Citizen Schools es su asignatura favorita”.

El éxito del programa no son solo las anécdotas: Un estudio longitudinal llevado a cabo por Policy Studies Associates, Inc. descubrió que los niños inscritos en los programas extracurriculares del  Citizen Schools superaron significativamente el grupo de comparación en una gama de indicadores, incluidos asistencia a la escuela, nivel de competencia y tasas de graduación.

Puerta al estrellato

El Howard University Middle School of Mathematics and Science, o (MS, por sus siglas en inglés)², le saca provecho a las instituciones de enseñanza superior y las consideran otra rica fuente de las proezas STEM. Fundada en 2005, la escuela pública charter de Washington, D.C., está localizada en la universidad, una de las preeminentes universidades para personas de la raza negra.

Cada salón de clases (MS)² incluye, por lo menos, un estudiante universitario que funge como asistente de maestro, lo que le brinda modelos a seguir a los participantes de los campamentos STEM y a la vez le brinda a los estudiantes universitarios la oportunidad de poner a prueba sus destrezas de enseñanza. El Director Ejecutivo, Yohance Maqubela, reconoce que no todos los estudiantes terminarán estudiando una carrera en uno de los campos STEM, pero sí que la ciencia y la tecnología influenciarán cualquier disciplina que elijan en el futuro.

Sobre todo, el currículo STEM está diseñado para atender una de las preguntas más frecuentes de los estudiantes: “¿Por qué estoy aprendiendo esto?” Al hacer el aprendizaje más importante, estos programas ayudan a los niños a mantenerse motivados y pensar de forma crítica sobre su entorno y conectar los puntos para que puedan ver todo el panorama.  Es una forma de pensar que les beneficiará, no importa donde la vida los lleve.  


April Thompson es una escritora freelance en Washington, D.C. Conéctese en AprilWrites.com.

 

Boot Camps para los que van a seguir una carrera

Los campamentos especializados en materias relacionadas con el STEM están surgiendo alrededor de toda la nación. Durante un periodo de una semana o más, brindan a los Cortesía de la JohnWernerPhotography.com and Citizen Schoolsniños la oportunidad de sumergirse en un tema favorito con pares que comparten sus mismos gustos. Los proyectos prácticos como resolver escenas de un crimen o evaluar los hábitats del medio ambiente le brinda a los niños la oportunidad de experimentar cómo sería trabajar en un campo en particular y poner a trabajar sus cerebros y sus músculos en el proceso.

A continuación algunos de los tipos de campos orientados hacia el STEM disponibles.

Experimentos: Los campamentos de ciencia general permiten probar distintas ramas, desde astronomía hasta zoología y aprender cómo funcionan las cosas a través de experimentos interactivos divertidos. Estos campamentos orientados hacia el grupo fomentan el liderazgo y el trabajo en equipo, al igual que la curiosidad y la disciplina; características clave para cualquier carrera en las ciencias.

Animales: Los campamentos veterinarios enseñan destrezas que van desde el manejo básico de animales hasta el diagnóstico de una enfermedad. A menudo son coauspiciados por los programas de ciencia animal, estos campamentos, por lo general, combinan el trabajo de laboratorio con el del salón de clases y ofrecen excursiones fascinantes.

Exploradores marinos: Las ciencias marinas ayudan a presentar los complejos ecosistemas marinos y submarinos a los niños.  Estos campamentos a menudo incluyen actividades divertidas como estudiar las mareas, estudiar las playas y pasear en canoas y a la vez enseñan destrezas como los principios de conservación y métodos de muestreo.  

Misterio: Los campamentos de investigación de la escena de un crimen (CSI, por sus siglas en inglés) presentan a los jóvenes el campo de las ciencias forenses. Los participantes del campamento aprenden el arte y oficio  de la recopilación de evidencia y a la vez desarrollan las destrezas de resolver problemas. Pueden participar en las pruebas de ADN, análisis de balística, técnicas de autopsias y otras herramientas del oficio.  

Construcción de robots: Los campamentos de robótica brindan a los niños de todas las edades la oportunidad de experimentar de primera mano el campo de la ingeniería. Se guía a los niños a través de todos los pasos del proceso de ingeniería, desde el diseño hasta la programación y la puesta a prueba. Las sesiones a menudo culminan en una competencia en la que los robots de los distintos campamentos se enfrentan unos a otros en un parque de pelota o en una pista de obstáculos.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags