Por qué las garrapatas se desarrollan en el Norte




Nataliia K/Shutterstock.com

Los investigadores de la Universidad de Rhode Island, en Kingston, estudiaron el rápido aumento en la enfermedad de Lyme en la parte norte de los Estados Unidos. La enfermedad afecta anualmente a unos 300,000 estadounidenses; 11 casos de la enfermedad se reportaron en 2015 en Alabama, un estado de aproximadamente 5 millones de habitantes. Mientras tanto, hubo 491 casos confirmados en Vermont, con una población de menos de 700,000.

 Los investigadores estudiaron el ciclo de vida, el metabolismo y el comportamiento de la garrapata de patas negras y recogieron larvas de varias zonas del este. Descubrieron que las garrapatas viven más en temperaturas más frescas con altos niveles de humedad, lo que hace que los climas del noreste sean ideales. Vidas más largas significa aumento en el contacto. Las garrapatas sureñas permanecen ocultas bajo las capas de hojas para mantenerse frescas y húmedas, lo que las hace menos propensas a encontrar un huésped humano que sus contrapartes del norte que residen en las hojas y en los árboles.

“Ha habido mucha investigación dirigida a descubrir qué hace que las garrapatas de patas negras sean portadoras más eficientes para la enfermedad de Lyme en el norte que en el sur”, explica Roger LeBrun, profesor de entomología de la Universidad de Rhode Island y coautor del estudio. “La gente ha estudiado todo, desde los efectos de la temperatura en los ciclos de vida de las garrapatas hasta los tipos de animales con los que se alimentan. Probablemente todos estos factores juegan un papel, pero nuestros resultados sugieren que la presión evolutiva para conservar la humedad al permanecer debajo de la superficie de la hojarasca es un factor crítico”.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags