Conversación que para los pelos

Las peluqueras y peluqueros preparados para combatir el abuso doméstico




dean bertoncelj/Shutterstock.com

Una enmienda a una ley que rige la industria de cosmetología en Illinois reconoce que la relación entre los peluqueros y sus clientes puede ayudar a frenar el abuso doméstico y la agresión sexual. Los trabajadores de los salones de belleza deben tomar una hora de entrenamiento cada dos años para conocer las señales y proporcionar recursos para ayudar a los clientes. Sin la formación, cosmetólogos, estilistas, técnicos de uñas y esteticistas no podrán renovar sus licencias.

Ángela Smith, estilista residente en Chicago, ha escuchado muchas conversaciones en voz baja sobre maltrato por parte de parejas o esposos, como estrangulamiento, persecución o abuso emocional. “No todo el mundo habla, pero una vez desarrollas una relación, sucede”, dice ella. 

La ley no requiere que los trabajadores de los salones de belleza actúen sobre sus sospechas, sino que les ayuda a reconocer señales de advertencia  y estar preparados para para transmitir información útil. El apoyo adicional incluye: líneas directas, casas de seguridad, órdenes de arresto y acceso a ayuda legal profesional.


Para más información, visite ChicagoSaysNoMore.org.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags