Alivio probado para el herpes zóster

6 maneras libres de drogas para prevenir el dolor



PK.Phuket studio/Shutterstock.com

Una de cada tres personas desarrollaran culebrilla (Herpes zoster) durante el transcurso de su vida. Aunque las dolorosas erupciones en la piel duran sólo unas pocas semanas, el dolor crónico puede persistir durante varios meses y deteriorar gravemente la calidad de vida mucho después de que las marcas rojas de la erupción desaparezcan.

También es preocupante el aumento en la tasa de culebrilla, según una revisión multidisciplinaria de la literatura relevante publicada en PLOS, una editora de acceso abierto sin fines de lucro. La causa puede ser el uso generalizado de la vacuna contra la varicela. Una década atrás, un estudio australiano publicado en el Medical Journal of Australia, mostró que a medida que aumentaba el uso, así mismo la incidencia de culebrilla.

Es aceptado que la culebrilla es mucho más seria que la varicela. El Dr. Joseph Mercola, fundador de la página web sobre el cuidado de la salud, Mercola.com, informa que la culebrilla también puede llevar a neuropatía, meningitis, pérdida de audición y ceguera.

Afortunadamente, existen seis formas seguras y efectivas libres de medicamentos y sin vacuna para prevenir la culebrilla o aliviar los síntomas:

1 Terapia con vitamina C: Según el Dr. Thomas E. Levy, la vitamina C ha sido utilizada con éxito para tratar la erupción cutánea y las ampollas. En un estudio llevado a cabo por el Dr. Frederick Klenner, ocho pacientes recibieron 2,000 a 3,000 miligramos (mg) de vitamina C mediante inyección cada 12 horas y un suplemento de 1,000 mg en jugo de fruta cada dos horas. Siete de los pacientes informaron alivio completo del dolor dos horas después de la primera de cinco a siete inyecciones.

Ya a mediados del siglo veinte, un estudio del Dr. Mohammed Zureick con 327 pacientes con culebrilla demostró que las inyecciones con vitamina C fueron efectivas en el brote de todos ellos en 72 horas.

2 Frutas y vegetales: Las dietas bajas en micronutrientes, incluidos minerales, antioxidantes y vitaminas, pueden aumentar el riesgo de contraer culebrilla al disminuir la capacidad del sistema inmune. En un estudio británico basado en la comunidad y publicado en el International Journal of Epidemiology, los investigadores dieron seguimiento a 243 pacientes con culebrilla en 22 prácticas generales en Londres con un control de 483 personas sin antecedentes de la enfermedad.

 Aquellos que comían menos de una porción de fruta a la semana tenían más de tres veces riesgo de tener culebrilla versus los que comían más de tres veces al día. El mismo patrón se produjo cuando se observó la ingesta combinada de frutas y vegetales.

3 Capsaicina: La neuralgia post herpética es una complicación del herpes zóster que puede durar por mucho tiempo luego que desaparezcan los síntomas iniciales. La capsaicina tópica, el compuesto picante de los chiles, puede ser un tratamiento efectivo.

En un estudio publicado en el Journal of the American Academy of Dermatology, 32 pacientes de edad avanzada con neuralgia post herpética crónica fueron tratados con una crema de capsaicina o un placebo. Luego de seis semanas, casi un 80 por ciento de los pacientes tratados con capsaicina sintieron alivio. Los investigadores observaron que debido a que la capsaicina evita los problemas con la interacción de los medicamentos y la toxicidad sistémica, debe considerarse una primera opción de manejo.

Un estudio en el que participaron 143 pacientes canadienses publicado en la revista Clinical Therapeutics demostró los mismos resultados. Luego, en un seguimiento de dos años con 77 pacientes, el 86 por ciento mostró beneficios continuos de la prueba única de seis semanas sin efectos adversos graves.

4 Acupuntura: En un estudio llevado a cabo en China con casos agudos de culebrilla y publicado en la revista Zhongguo Zhen Jiu, 72 pacientes fueron divididos al azar en dos grupos. Uno recibió acupuntura alrededor de los márgenes del brote. Los otros recibieron acupuntura más moxibustión—una terapia tradicional china que quema artemisa seca en la piel—del área alrededor de la irritación. El grupo de acupuntura tuvo una tasa de alivio de 85.3 por ciento, con un cese de la erupción herpética, cicatrización más rápida de la costra y reducción de la neuralgia residual. Un 97.4 por ciento de los pacientes tratados con moxibustión se curaron en tres días.

5 Tai Chi: Un estudio publicado en el Journal of the American Geriatric Society encontró que el tai chi aumenta la inmunidad al virus de varicela zóster. En un estudio en el que asignaron al azar 112 adultos saludables, un grupo hizo tai chi por 25 semanas mientras que el otro recibió educación en salud. Luego de 16 semanas todos fueron vacunados con VARIVAX, la vacuna viva atenuada del virus de varicela zóster de la farmacéutica Merck.

Los resultados mostraron que el grupo que hizo tai chi tuvo casi el doble de los niveles de inmunidad mediada por células, frente al virus, en comparación con el grupo control. El tai chi solo aumentó la inmunidad tanto como la vacuna contra el herpes zóster y produjo mejoras significativas en el funcionamiento físico, el dolor corporal, la vitalidad y la salud mental.

Un estudio de la Universidad de California-Los Ángeles en el que participaron 36 hombres y mujeres de más de 60 años, hizo dos grupos, uno con tai chi y otro control. Por 15 semanas, los practicantes de tai chi recibieron tres clases de 45 minutos a la semana; su inmunidad mediada por células al virus de la varicela zóster aumentó un 50 por ciento, además experimentaron mejoras significativas en el funcionamiento físico.

6 Fototerapia: En un estudio publicado en Photodermatology, Photoimmunology & Photomedicine, 25 pacientes con dolor severo en la primera semana de la erupción de la culebrilla fueron divididos en un grupo de prevención (recibieron el medicamento acyclovir por 10 días, más fototerapia con UVB tres veces en semana hasta que se alcanzó el alivio del dolor o un máximo de 15 sesiones); un grupo control recibió solo el medicamento.

Luego de un mes, 58.3 por ciento de los pacientes que recibieron fototerapia estaban libres de dolor comparado con el 38.5 por ciento del grupo del medicamento. A los tres meses, las proporciones aumentaron a 83.3 por ciento frente a 53.8. Los investigadores concluyeron que la fototerapia con UVB en la fase aguda de la culebrilla podría reducir la incidencia y la gravedad de la neuralgia persistente.


Margie King fue abogada corporativa por 20 años antes de convertirse en escritora sobre temas de salud en Lower Gwynedd, PA. Comuníquese en IntegrativeMenopause.com.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags