Yoga para el hombre

Los hombres encuentran que el yoga desarrolla mejor aptitud física



Hace cinco mil años, la mayoría de los maestros y estudiantes de yoga eran hombres. Hoy, de los 15 millones de estadounidenses practicantes, menos de una tercera parte son hombres. Sin embargo, este número ha aumentado en la pasada década, con maestros y maestras en algunas áreas que informan que hay un equilibrio entre la cantidad de hombres y mujeres en sus clases.

El fundador de Power Yoga, Bryan Kest, radicado en Santa Mónica, comenta que incluso los atletas profesionales añaden el yoga a su régimen de entrenamiento. “Para el hombre que está al tanto de las tendencias, el yoga no es masculino. Usted ve hombres que bailan ballet, pero no significa que los hombres están atraídos por el ballet.”

Eric Walrabenstein, fundador de Yoga Pura, en Phoenix, concuerda. “Para lograr una adopción más amplia de la práctica, necesitamos apartarnos de la noción de que el yoga es un ejercicio físico principalmente para mujeres, a una que abarque los beneficios holísticos, mentales y emocionales del yoga para cualquiera sin importar el género.”

Beneficios de vida

Físicamente, el yoga puede complementar las rutinas de ejercicios tradicionales al aumentar la flexibilidad, la fuerza y el equilibrio, y también juega un rol en el manejo del dolor y prevención de lesiones. Dice Kest que: “El yoga es la mejor actividad relacionada con el acondicionamiento físico que yo sepa, pero la tonificación y el buen cuerpo que se obtienen como resultado es un subproducto. El foco está en el equilibrio y la sanación”.

Él anima a los estudiantes a desafiarse ellos mismos sin llegar a los extremos. “Mientras más fuertes somos con algo, más rápido lo agotamos. Si nuestro objetivo es durar lo más que podamos y hacer lo mejor posible, no tiene sentido forzar las cosas al máximo. En cambio, debemos ser gentiles y sensibles en nuestra práctica.”

A los hombres les haría bien aprender dejar de hacer lo que están haciendo y respirar, dice Kreg Weiss, cofundador de My Yoga Online (ahora en Gaiam TV), de Vancouver. Weiss enfatiza en la importancia de modificar las posturas según sea necesario durante las clases y comenta que al hacer esto se toma en cuenta la vulnerabilidad, que no es algo natural en la mayoría de los hombres. “Si encuentra que está temblando mientras está en la postura del perro, permítase ir hasta el suelo sin preocuparse de lo que otros piensen.”

Las presiones de la sociedad sobre la masculinidad algunas veces dictan lo que debe ser un hombre. Romper esas barreras le permite al hombre estar relajado con él mismo y a no tener miedo. “Esto cambia lo que sucede fuera del ‘mat’, también”, observa Weiss.

Bhava Ram (nombre anterior, Brad Willis), fundador de Deep Yoga School of Healing Arts, en San Diego, señala que: “Los hombres necesitamos el yoga porque nos ayuda a manejar mejor el estrés y los asuntos emocionales. Cuando tenemos más equilibrio interior, nos sentimos mejor con nosotros mismos, con nuestras parejas, amigos y seres queridos”.

Beneficios terapéuticos

A medida que la ciencia moderna comienza a documentar los efectos sanadores del yoga, la misma se está utilizando en planes de tratamiento para condiciones que van desde la adicción y los traumas hasta esclerosis múltiple y cáncer. Ram era un reportero agresivo tipo A y corresponsal de guerra y “como la mayoría de los hombres con tipos de personalidades similares, luché con problemas de ira y de control. No tenía ningún interés en el yoga; me parecía extraño e innecesario para mí”, recuerda.

Esté abierto al poder de la relajación y a dejar ir. Como todo lo que es orgánico, puro e íntegro, el yoga trabaja de manera duradera a través del tiempo.
~ Bhava Ram

Después de perder su carrera debido a una fractura en la columna, una cirugía que no funcionó, cáncer avanzado y dependencia de medicamentos recetados, se encontró frente a la muerte. Inspirado en su joven hijo para que tomara el control de su salud, él aceptó el yoga como una manera de echar hacia adelante. Luego de dos años de una práctica dedicada, Ram dice que cambió las 80 libras de peso físico y 1,000 libras de toxinas emocionales en gratitud, perdón y misericordia. “Dejé 90 por ciento de mi dolor de espalda atrás y el cáncer se fue.”

Kest explica que el valor terapéutico más significativo del yoga está basado en su capacidad para reducir el estrés y sus efectos, a la vez que enseña y fortalece las técnicas para hacerle frente. “Noventa por ciento del estrés que ponemos en nuestro cuerpo se origina del estrés que ponemos en nuestras mentes”, dice él. “Si quiere estar saludable, debe mirar el acondicionamiento de la mente, no solo el tamaño de los bíceps o la fortaleza del sistema cardiovascular. Lo que importa es la calma y la tranquilidad mental.”

Consejos para los novatos

Weiss insta a los hombres nuevos en el yoga a que tomen su tiempo para encontrar la clase correcta. “Cuando los hombres no se pueden tocar los dedos del pie, tienen una noción preconcebida de una clase llena de mujeres haciendo ‘Om’, sienten aprensión y la experiencia no les ayuda”. Sin importar el grado de acondicionamiento físico, es importante comenzar lentamente, concentrándose en la respiración. “Si no tiene una buena base, se puede perder mucho de los beneficios del yoga. Busque maestros o maestras con un trasfondo sólido en educación en anatomía.”

Walrabenstein recomienda que los novatos busquen una clase que cumpla con sus expectativas sobre los beneficios que quieren alcanzar. “Recuerde que el yoga está supuesto a ayudarle a llevar una vida lo mejor posible. Si para usted eso significa una rutina de ejercicio vigorosa, adelante. Incluso los estilos de yoga más orientados a lo físico pueden tener beneficios profundos, tanto mentales como espirituales—y pueden llevar a una práctica más profunda y gratificante con el tiempo.”

Llegue temprano a la clase para acomodarse y hablar con el maestro o maestra sobre las lesiones existentes, limitaciones u otras preocupaciones. El yoga se practica descalzo y la ropa debe ser suelta y cómoda, para permitir que el cuerpo sude y se mueva.

Walrabenstein les recuerda a los hombres que se diviertan. “El yoga, como cualquier cosa, puede ser difícil al principio. Haga espacio para una curva de aprendizaje y recuerde, nadie en la clase lo está juzgando”.


Meredith Montgomery es maestra de yoga certificada y editora de Natural Awakenings en Mobile/Baldwin, AL (HealthyLivingHealthyPlanet.com).

 

El yoga ayuda a los veteranos a sanar

Según el International Journal of Yoga Therapy, un aspecto esencial de recuperarse de traumas está en aprender maneras de calmarse o controlarse uno mismo. El suicidio, el divorcio, la violencia, el abuso de sustancias controladas, la falta de vivienda y los comportamientos violentos continúan plagando a los veteranos y a los miembros de la milicia; el yoga está siendo considerado como un tratamiento prometedor o terapia coadyuvante para manejar los síntomas asociados con traumas y el trastorno de estrés postraumático (TEPT). Numerosos estudios indican que los veteranos que practican yoga (incluidos las posturas, trabajos de respiración, visualización guiada y afirmaciones) pueden hacer frente al TEPT y otros desafíos emocionales y  alcanzar una mayor estabilidad mental y física.

El excorresponsal de guerra, Bhava Ram, fundó Warriors for Healing (W4H); lanzado en línea este año y mediante maestros entrenados. “Queremos difundir la palabra de que la ciencia del yoga ha demostrado ser muy eficaz para manejar el TEPT y traumas basados en la vida”, dice él. La intención es ayudar a las personas a desbloquear su poder inherente de sanar y asistir en el proceso de autoempoderamiento mientras establecen una nueva vida.

W4H y sus socios fundadores ofrecen recursos para los veteranos y sus familias para implementar prácticas de estilos de vida transformadores mediante el yoga, incluidos la nutrición, filosofía, trabajos con respiración y posturas. Los estudios de las principales instituciones, incluidos la Universidad de California, la Escuela de Medicina de Harvard y el Hospital General de Massachusetts, han demostrado que estas prácticas pueden cambiar el organismo que somos hasta el nivel de nuestros genomas. “No estamos estancados donde estamos”, dice Ram. “Mi propia historia ilustra esto y he visto a muchos otros sanar de retos extraordinarios.”

Bootstrap es un sistema de yoga en línea específicamente para trabajar con los desafíos relacionados con los deberes militares. Ha distribuido 70,000 sesiones de yoga a tropas y veteranos y sus familias desde el 2013. Diseñado para llenar muchos vacíos que han dejado las estrategias de tratamiento tradicional, este se adapta para capacitar a los usuarios a manejar con los estresores y los episodios estresantes de una manera productiva y continua.

Su fundador, Eric Walrabenstein, exoficial de infantería del Ejército de los Estados Unidos, comenta que el programa está basado en un currículo. Más allá de la respiración y las posturas, su estructura de 10 semanas lo hace accesible para aquellos que no necesariamente entrarían a un salón. “El programa multimedios ha sido probado clínicamente para desviar el estrés crónico causado por el servicio militar en menos de una hora por día”, dice.

Bootstrap es presentado como un programa de manejo de estrés que solo usa técnicas de yoga. “Lo hicimos porque muchos hombres tienden a salirse ellos mismos de la práctica”, menciona él. “Queríamos evitar eso al igual que la idea de que el yoga trata principalmente sobre posturas, cuando eso es solo una fracción de lo que es la práctica.


Visite WarriorsForHealing.org y BootstrapUSA.com.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags