Que no lo piquen las garrapatas

Formas naturales de evitar y tratar la enfermedad de Lyme



En 1977, dos científicos de la Escuela de Medicina de Yale identificaron la garrapata de patas negras del venado como la portadora de la bacteria Borrelia burgdorferi, organismo que transmite la enfermedad de Lyme. Desde 1982, esta enfermedad, transmitida por vectores, ha sido una de las más comúnmente reportadas en los Estados Unidos. Tal ha sido la notoriedad ganada que cuenta con: su propio libro de consulta, Disease Update: Science, Policy & Law; un centro de investigación (Columbia-Lyme.org/index.html); páginas en Internet de International Lyme y de la Associated Diseases Society, ilads.org; Lyme Times, una revista impresa (LymeDisease.org); y la organización nacional de información, la Tick-Borne Disease Alliance (TBDAlliance.org).

El aumento de la actividad parece justificable. Según los científicos de los Centros para el Control de las Enfermedades, aproximadamente se diagnostican 300,000 casos al año solo en los Estados Unidos.

Amy Tan, autora del libro The Joy Luck Club, es una paciente que recibió tratamiento para la enfermedad de Lyme y es la cofundadora de LymeAid4Kids (Tinyurl.com/LymeAid4Kids), organización que financia el diagnóstico y tratamiento de niños con esta enfermedad que no tienen seguro médico. Ella no está de acuerdo con los médicos que restan importancia a los casos en etapa tardía y que insisten que la enfermedad se cura con una simple ronda de antibióticos, al igual que Katina Makris, homeópata clásica radica en New Hampshire y anfitriona del programa Lyme Light Radio.

Luego de experimentar síntomas misteriosos, Makris pasó cinco años sufriendo de síntomas debilitantes similares a los que padecen los individuos con Lyme—fiebres recurrentes sin diagnóstico, fatiga persistente, dolor en las articulaciones y de cabeza, síntomas neurológicos y deterioro cognitivo. “Entonces comencé mi viaje de sanación de 10 años”, dice ella. Su libro Out of the Woods: Healing from Lyme Disease for Body, Mind, and Spirit, es un libro de memorias y una guía de recursos para medicina alternativa y apoyo emocional y espiritual.

La enfermedad de Lyme evade la detección en los análisis de sangre estandarizados para antígenos de bacterianos y anticuerpos. “La prueba ELISA [un inmuno análisis ligado a la enzima] es solo exacta si se hace entre dos semanas y dos meses luego de la picada,” dice Makris, quien señala que la prueba Western Blot es algo más precisa, mientras que la prueba IGeneX Laboratory es superior. Ella cree que los mejores laboratorios para pruebas son Clongen Laboratories y el IGeneX Laboratory Services.

El Dr. Richard Horowitz ha tratado a más de 12,000 pacientes con esta enfermedad como director médico del Hudson Valley Healing Arts Center, en Hyde Park, Nueva York. El autor del libro Why Can’t I Get Better? Solving the Mystery of Lyme and Chronic Disease levanta otra bandera con relación a la detección. Las pruebas para coinfecciones frecuentemente transmitidas junto con las de Lyme son poco confiables. Horowitz, que llevará a cabo un taller con Makris en el Omega Institute for Holistic Studies en Nueva York, en Rhinebeck, y en línea, del 26 al 28 de junio, aconseja que los antibióticos no son efectivos porque no van a todos los organismos infecciosos que se encuentran con frecuencia en las garrapatas.

Aceites esenciales para repeler las garrapatas
1 taza de agua destilada
2 gotas de aceite esencial de geranio
2 gotas de aceite esencial de Palo Santo
1 gota de aceite esencial de mirra
4 gotas de aceite esencial de toronja
1 gota de aceite esencial de menta
1 gota de jabón de mano Thieves o jabón de castilla


Coloque todos los ingredientes en una botella de aerosol y agite. Rocíe en las medias, zapatillas deportivas o botas de excursionismo, los tobillos y las piernas, como mínimo, y considere otras áreas y la piel expuesta.

Stephen Harrod Beuhner, académico independiente y científico, residente en Silver City, Nuevo México, y autor del libro Healing Lyme Disease Coinfections, dice que la bacteria ha saltado las especies y ha encontrado nuevos huéspedes que viven en hábitats antes ocupados por animales salvajes: “Han aprendido a existir en humanos y se han enseñado las unas a las otras cómo resistir los antibióticos e infectarnos más fácilmente. Lo que hacen juntas en el cuerpo es mucho más complejo que lo que hacen solas, lo que dificulta su tratamiento. Las especies Bartonella utilizan el sistema inmune de cualquier mamífero que infectan como parte de su estrategia de infección. Cualquier inflamación existente en el cuerpo, como artritis, facilita el crecimiento de Bartonella”.

Mientras más débil y comprometido esté el sistema inmune, mayor probabilidad de que la enfermedad sea más debilitante. Un sistema inmune mejorado puede identificar las proteínas de la membrana externa de la bacteria ofensora y en cuatro a ocho meses crear anticuerpos que ayudan a combatir la enfermedad. “Una vez el sistema inmunológico crea los anticuerpos adecuados, entonces las bacterias son eliminadas bastante rápido”, dice Buhner.

Makris está agradecida de haber consultado a un nutricionista entrenado en medicina funcional. “Él trabajó lenta y metódicamente para reducir la inflamación, fortalecer el sistema inmunológico y restaurar mis sistemas digestivo, endocrino y nervioso antes de matar la bacteria y abrir caminos naturales de desintoxicación para sacar fuera la bacteria y sus endotoxinas. Usamos sesiones semanales de acupuntura, buena nutrición y fórmulas homeopáticas, junto con varias hierbas, vitaminas y suplementos minerales”, dice Makris.

Las garrapatas en áreas de alta vegetación esperan que pase el huésped. Para evitar esto, los senderistas deben llevar pantalones largos de colores claros metidos dentro de las medias. La camisa también debe estar dentro de los pantalones. Cuando termine y se quite la ropa, chequee debajo de las axilas, el pelo, las piernas, detrás de las rodillas y las orejas, y la barriga. Como los repelentes de garrapatas comerciales contienen ingredientes tóxicos, se prefiere que se aplique de forma tópica una mezcla de aceites esenciales de grado terapéutico.


Linda Sechrist es la escritora sénior del personal de Natural Awakenings.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags