Cómo enseñar a un gato a caminar con correa

Póngale un arnés a un gato curioso para un divertido paseo



Foto cortesía de Best Friends Animal Society

Los gatos viven más estos días debido a una mejor alimentación, el cuidado veterinario regular y el vivir dentro de la casa, pero hay otro aspecto de salud que considerar. Para crecer sanos, los gatos necesitan estímulo mental y físico, algo que las aventuras al aire libre ofrecen.

“Caminar a un gato con correa es una magnífica forma de que los gatos disfruten del aire fresco, hagan ejercicio y exploren”, indica Debra M. Eldredge, veterinaria de Utica, Nueva York, autora del libro Cat Owner’s Home Veterinary Handbook. Los sentidos de los gatos se activan en dichos horizontes. Para los paseos fuera del patio, Eldredge recomienda: “Seleccione los lugares y las horas, no quiere pasear a su gato cuando hay personas trotando y corriendo patinetas”.

Los gatos tienen preferencias definidas. “Jagger camina alrededor de la manzana con mi esposo Rob”, señala Anna Eastedenm, actriz en Los Ángeles. Jagger no tiene problemas con los perros que encuentra en su paseo, pero no todos los gatos son tan tolerantes. “Star sale a pasear solo en el patio, acompañada de Fuzzy y Boots.” Todos tienen microfichas en caso de que alguno se escape.

Carrie Aulenbacher, autora de The Early Bird Café, de Erie, Pennsylvania, primero practicó pasear a su gata Daisy dentro de la casa antes de aventurarse a salir afuera. “Ahora se para frente a la puerta a maullar para salir”, explica. Daisy ha hecho excursionismo durante 10 años. Vea algunas de sus aventuras en Tinyurl.com/DaisyTheHikingCat.

Koshka Koh, asistente de subscripciones de seguros en Boston, bloguera sobre el tema de gatos y artista, saca a caminar regularmente a su gato Abisinio de terapias, Jake. “No podemos salir con prisa. Las personas me detienen para hacerme preguntas y para acariciarlo. Dicen, ‘Desearía que mi gato pudiera hacerlo.’”

El Best Friends Animal Society, en Kanab, Utah, tiene un promedio de 625 gatos y su administradora, Michelle Warfle, apoya los entornos mejorados. “Enseñamos a caminar con correa a la mayor cantidad de gatos posible”, indica. Sus sugerencias incluyen: No ir demasiado rápido, mantener las caminatas divertidas y usar un arnés en lugar de un collar. El gato de Warfle, Earl, camina aproximadamente dos millas antes de cansarse. Una mochila para cargar mascotas permite que el gato pueda tomar un descanso.

Adapte la duración y el lugar de la caminata a la edad de la mascota y sus limitaciones físicas, como artritis. “A Jabez siempre le encantó caminar por la arena mojada de las playas de Ventura”, menciona Kac Young, naturópata con un doctorado en salud natural. “Su segunda opción eran los viajes a Home Depot para pasear en el carrito de compras.” Jabez, que ya tiene 18 años, no sale tan a menudo como antes.

Rutinariamente examine el cuello, el rabo, la barriga y la parte de adentro de las patas para detectar pulgas y garrapatas después de sacarlo a pasear para evitar que luego se convierta en un problema mayor. (Para una infestación de pulgas, peine al gato con detergente natural de lavar platos y agua para ahogarlas y luego enjuague al gato.) La tierra diatomácea para gatos es segura y puede frotarla en el pelaje y en el lugar donde duerme.

Considere las plantas de jardín como la menta, el limoncillo, la salvia y la lavanda para repeler los insectos. Múltiples estudios sugieren que el catnip, en los que un gato se puede revolcar, puede ser un repelente más efectivo que el DEET, que es tóxico (los mosquitos transmiten el gusano del corazón).

Los dueños de gatos están de acuerdo en que cuando un gato explora una hoja de hierba o salta sobre una hoja movida por el viento, esto presenta la magnífica oportunidad de vivir en el momento. Un cambio en la rutina los beneficia a ambos.  


Conéctese con la escritora independiente Sandra Murphy en stlsandy@mindspring.com.

 

Sugerencias a la hora de sacar a caminar a su gato

• Los gatos tienen que familiarizarse con una idea antes de adoptarla. Proceda lentamente.

• Un collar es para las chapas de identificación, no para sacar a caminar a un gato, ya que se pueden zafar del collar. El arnés correcto es indispensable. Para caminar, seleccione uno cómodo, acojinado y ancho, no lo use para amarrar a un gato al asiento del automóvil (si lo va a transportar en automóvil, llévelo en una jaula, es más seguro).  

• Deje que el gato vea y huela el arnés antes de ponérselo. Las recompensas ayudan. No deje que el gato lo use de juguete. Póngale el arnés por periodos cortos todos los días, hasta que se acostumbre. Los gatos tienden a caerse, “paralizarse”, cuando se les coloca por primera vez.

• Una vez el gato se sienta cómodo con el arnés, puede añadir la correa y dejar que la arrastre en un espacio cerrado al aire libre. Nunca use una correa retráctil/plomo flexible. Una correa que estire o tejida le permite explorar sin enredarse en los arbustos o en un lugar donde no lo pueda alcanzar.

• Camínelo primero por la casa sin tirar, halar o arrastrar. Deje que el gato establezca el ritmo.  

• No fuerce el próximo paso, porque el exterior puede ser un lugar grande e intimidante; la mayoría de los gatos necesitan observar primero antes de explorar.

• Halague mucho a su gato.


Darlene Arden es una consultora certificada en conducta animal de Boston y autora de The Complete Cat's Meow y Beautiful Cats.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags