Voluntarios viajeros

Haciendo el bien mientras está de viaje



Ken Budd, exdirector ejecutivo de AARP y hoy día jefe de redacción de la revista Currents, señala: “Iba a cumplir 40 años cuando mi padre murió de repente y en el funeral oía a las personas comentar cómo él les había cambiado la vida. Así que a mediana edad, comencé a cambiar la mía”.

Ayuda en caso de desastres

Budd, quien vive con su esposa en Burke, Virginia, dice: “No todo el mundo puede unirse a los Cuerpos de Paz, pero sí pueden donar una semana o dos de su tiempo de vacaciones”. Nueve meses después del Huracán Katrina, Rebuilding Together buscaba la ayuda de trabajadores sin experiencia para ayudar en Nueva Orleans. Así que ayudó a preparar las casas para cuando llegaran los electricistas, plomeros y carpinteros y luego ayudó a pintar. De ahí en adelante, quedó prendado y ha hecho trabajo voluntario en China, Costa Rica, Ecuador, Kenya y la Rivera Occidental. Su libro, The Voluntourist, detalla sus experiencias.

Megan Wieder, una estudiante de cuarto año en Titusville, Pensilvania, ayudó cubriendo  senderos con mantilla y ayudando a pintar los equipos de diferentes parques y casas durante la semana que pasó en Nueva Orleans como voluntaria de People to People, que sirve como anfitrión a líderes futuros para dichos proyectos. “Aprendí que puedo ayudar a otros”, dice.

En octubre, el Seashore Service del Sierra Club de Nueva Jersey ayudará a la Fundación Educativa de Recursos Naturales de Nueva Jersey en sus esfuerzos de protección de bosques, pantanos y praderas. El proyecto permitirá simultáneamente a los participantes observar el resultado del Huracán Sandy a lo largo de la costa, al igual que en las comunidades adyacentes.

Mejoras a la infraestructura

El viaje del Sierra Club en agosto a Mt. Rainier, Washington, adiestrará voluntarios para trabajar con el Servicio de Parques Nacionales reparando senderos y construyendo muros de contención a una elevación de 6,600 pies, lo que les permitirá disfrutar de vistas espectaculares y disfrutar de una caminata de dos millas que los llevará hasta el Centro de Visitantes Sunrise. DiDi Toaspern, organizadora del grupo de trabajo voluntario, observa: “Estamos haciendo trabajo que de otra forma no podría hacerse debido a las restricciones de presupuesto. Incluso el eliminar plantas invasivas ayuda a proteger las especies nativas y las áreas de anidamiento”.

Recreational Equipment Inc. (REI) traerá voluntarios al Parque Nacional Yosemite, al norte de California, en septiembre para ayudar a los guardabosques a reparar senderos para que no se acumule el agua y a cortar o eliminar vegetación que obstruye los senderos o que no permite que pase el agua de los arroyuelos. 

Este otoño, el condado del Bronks de la Ciudad de Nueva York también ayudará al departamento de parques y recreo de la ciudad a limpiar el área de 60 acres que rodea a los jardines del Bartow-Pell Mansion, construida en1836 y que es un museo de mobiliario y accesorios decorativos del Siglo 19 desde 1946.

El Sonnenberg Gardens & Mansion State Historic Park, en Canandaigua, Nueva York, cuenta con nueve jardines diferentes: uno diseñado como secreto, otros como el Italian Garden, Japanese Garden, Sub Rosa Garden, Blue and White Garden, Pansy Garden, Moonlight Garden, Old-fashioned Garden (jardín al viejo estilo) y el Rock Garden (Rocalla). Todos los meses de mayo, los voluntarios aprenden a crear diseños decorativos con aproximadamente 8,000 plantas mientras que otros voluntarios le dan mantenimiento durante los meses de verano.

Protección de los animales

Después de disfrutar de un delicioso desayuno vegetariano, los voluntarios de la región de Finger Lakes en Nueva York cuidan de 500 animales de granja rescatados, como Marge, una juguetona cerdita, en los 175 acres que comprende el Watkins Glen Farm Sanctuary. Orland y Los Ángeles, California, cuentan con albergues similares.

When Archosaurs Attacked and Reptiles Ruled Texas es un nombre atrayente para este lugar de educación arqueológica de la ciudad de Arlington (se calcula que tiene más de 95 millones de años) donde equipos de voluntarios desentierran fósiles de peces, tiburones, mantarrayas, tortugas y dinosaurios. “El año pasado, se descubrió una nueva especie de cocodrilos en el lugar”, informó Rob Stringer, de Earthwatch, Reino Unido. En periodos de dos semanas, los voluntarios marcan lugares, limpian áreas, excavan para crear zanjas de drenaje y se preparan para la identificación de fósiles.

Hay algo para todos los gustos en el reto emocional, espiritual y físico de trabajar como voluntario. “Al llegar, lo primero que pensé fue: ‘¿En qué me he metido?’. Pero cuando uno regresa a su casa, se pone a reflexionar y descubre cuán valioso es este trabajo”, asegura Budd.  “Los voluntarios no cambian el mundo tanto como cambian la forma en la que las personas se ven unos a otros a través de las experiencias compartidas.”


Avery Mack es una escritora independiente en St. Louis, MO. Conéctese en AveryMack@mindspring.com.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags