Una nueva forma de caminar

Los beneficios de caminar descalzos



Caminar descalzo trae a la mente imágenes de niños jugando en el campo abierto y familias caminando por la playa, sin embargo, hay muchos otros lugares en que puede caminar sin zapatos como parte de una rutina de salud y acondicionamiento físico y un estilo de vida para obtener el bienestar óptimo. Según Michael Sandler y Jessica Lee aseguran en su nuevo libro, Barefoot Walking, “No es solo físico, caminar descalzos nos calma a un nivel emocional y espiritual”.

En los adultos, muchos de los músculos de los pies se han debilitado y atrofiado por falta de uso por la costumbre de usar zapatos, ya que estos sustituyen el apoyo y movilidad que las partes inferiores del cuerpo están supuestas a proveer. Años de usar zapatos apretados o tacones altos también afectan la densidad ósea y el alineamiento correcto de los 28 huesos de cada pie; produce molestias y dolores en las rodillas, la espalda y el cuello y obstruye la circulación en las piernas y los pies, una condición que se agrava en trabajos donde tiene que permanecer sentado durante muchas horas.

A continuación le ofrecemos algunas sugerencias sobre cómo prepararse para caminar descalzo:

Ejercite los pies. Prevention.com recomienda mover cada dedo del pie individualmente, tocar y frotar cada uno y flexionar y mover ambos pies de todas las formas posibles. Esto ayudará a que absorban y distribuyan mejor el peso del cuerpo. Luego, Sandler y Lee sugieren ejercicios de “agarrar” con los dedos del pie, como recoger objetos redondos desde el tamaño de una bola de golf hasta un bola de béisbol. También practique arquear los pies, ejercitar las pantorrillas y mover los tobillos.

Esté atento. Camine alrededor de un cuarto y observe si el peso al pisar se mueve del talón hacia el dedo grande del pie de inmediato, de ser así, trate de distribuir el peso del cuerpo mientras camina para que la presión pase del talón al dedo pequeño y por todos los dedos hasta llegar al dedo grande. Esto optimiza el funcionamiento de todo el pie y evita que el arco colapse hacia adentro. Este leve cambio sirve para dar apoyo a las rodillas, el suelo pélvico e incluso los músculos abdominales.

El campo abierto, los senderos de tierra y las playas son lugares ideales para comenzar a caminar descalzo. El contacto repetido de la piel contra la tierra coincide con lo que se conoce como grounding o earthing, una terapia que conecta al ser humano con el campo eléctrico de la Tierra.  La idea es permitir a los electrones libres de carga negativa entrar y eliminar los radicales libres, las partículas de carga positiva que pueden causar enfermedad e inflamación. Cuando tenemos zapatos puestos, “estamos separados [de la Tierra] por una pulgada de goma, que es un material fantástico para resistir la electricidad”, señalan los coautores. 

Como caminar descalzos estimula las terminaciones nerviosas del pie, también es un tipo de autoreflexología, lo que ayuda a disminuir la presión arterial y la ansiedad y, a la vez, fortalecer el sistema inmunitario.

Por todas estas razones, los seguidores de esta práctica consideran que es sabio seguir los pasos de sanadores pasados y presentes que han decidido caminar de esta forma.

El pie humano es una obra maestra de ingeniería y una obra de arte.
~
Leonardo da Vinci


Sandler provee sugerencias especiales sobre cómo comenzar para cada grupo en específico:

Niños: “Todavía los pies no se han debilitado por usar zapatos durante muchos años, así que deje que desarrollen su propio estilo.”

Mujeres embarazadas: Comience con la técnica del caminar del tigre (pisar con el talón casi sin tocar el suelo, concéntrese en obtener tracción con los dedos del pie) para obtener la mayor estabilidad y el mayor contacto con el suelo posibles.

Personas de edad avanzada: Use una técnica de caminar y de equilibrio (levante la parte frontal del pie antes de pisar primero suavemente con el talón) para mantener el peso directamente debajo del centro de gravedad del cuerpo. “Algunas personas de edad avanzada tienen miedo de caminar descalzos porque tienen los pies suaves y sensibles. Pero descubrirán que realmente los ayuda a recuperar el equilibrio, la coordinación y mejorar las conexiones entre el cuerpo y el cerebro.”  

Una clave para progresar a terrenos como gravilla y pavimento sin lastimarse es hacer que la piel de la planta del pie se vaya poniendo más fuerte, ya que esta piel es “600 veces más fuerte que la piel de cualquier otra parte del cuerpo y puede engrosar hasta una pulgada, pero solo si se usa”, según opinan Sandler y Lee. “Caminar descalzos estimula el crecimiento adicional de piel (capas) y extrae la humedad hacia fuera de la piel (fortalece), cosas que engrosan la piel de la planta del pie.”

Otras sugerencias básicas para evitar lesiones son: vaya poco a poco, desarrolle fortaleza en los pies, concéntrese en la forma, aprenda a descansar, examine los pies todos los días para evidencia de cortaduras o rasguños y vaya al médico de tener alguna duda. 

“Una vez esté consciente de lo que lo rodea y sus pies se hayan fortalecido, evitará la mayoría de los objetos punzantes y estará relativamente protegido de cualquier otra cosa”, indican Sandler y Lee, quienes consideran esta actividad como un gigantesco paso hacia una mayor concienciación sobre la salud general”. “Aprenderá más sobre su cuerpo… lo que está y no está bien, lo que funciona o no y lo que puede mejorar.”


Randy Kambic, en Estero, FL, es un escritor independiente y editor que contribuye regularmente con Natural Awakenings.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags