Redefinir las prioridades personales

Craig Hamilton explora la brecha de género en el crecimiento espiritual



Craig Hamilton es escritor, locutor de radio y líder de talleres, dedicado a ayudar a las personas a desarrollar su conciencia por el bien mayor. Pasado editor de la revista What is Enlightenment?, Hamilton pasó a fundar el programa educativo en la Internet conocido como Integral Enlightenment para apoyar a las personas en su camino espiritual. Desde entonces, miles de personas han participado en sus cursos y talleres, en los que la mayoría han sido mujeres. Natural Awakenings entrevistó a Hamilton para conocer sus puntos de vista sobre esta tendencia.

¿Qué hay detrás de la desigualdad de género en el crecimiento personal y en los círculos de iluminación?

Hace dos años, organicé una cumbre llamada The Way of the Evolutionary Man en la que incluía una discusión sobre por qué más hombres no se sienten atraídos a este tipo de cosas. Uno de los puntos principales es que, mientras los estadounidenses se han enfocado en los pasados 50 años en crear igualdad para las mujeres, no ha habido un movimiento comparable de liberación para los hombres.

Sé que algunos dirán: “¿Por qué necesitamos eso? Los hombres ya son los que más poder, libertad y privilegio tienen”. Pero quedó claro en nuestra discusión que los hombres no tienen libertad cuando se trata de escoger entre los roles valorados socialmente.

Por ejemplo, una mujer puede sentirse valorada si persigue una carrera profesional u otra cosa que podríamos llamar un deseo del corazón, como es una pasión artística, trabajar para una organización sin fines de lucro o servir como maestra. Pero si los hombres hacen tal cosa, corren el riesgo de perder valor entre las mujeres.

Tradicionalmente, las mujeres han querido estar con hombres que tienen mayor éxito económico que ellas. Si un hombre decide que quiere ser un artista o practicante espiritual, o seguir lo que podríamos etiquetar como un llamado superior, estaría saliéndose de las actividades validadas como tradicionales para hombres. Por esto, la razón de que más hombres no estén dedicando más tiempo a su crecimiento espiritual puede ser que no están siendo valorados por ello.

¿Qué conllevaría cambiar este fenómeno?

Si las mujeres quieren que los hombres se unan a ellas en los caminos del crecimiento personal y espiritual, deberían comenzar a analizar que parte de ellas mismas dice: “Quiero un hombre que haga más dinero que yo, que sea exitoso y pueda ser el proveedor de la familia”. Muchas mujeres quieren que sus hombres sean conscientes, sensibles, reflexivos y capaces de profunda intimidad, además de ser un buen proveedor.

He escuchado a algunos hombres decir que se sienten seriamente afligidos por esto. Por ejemplo, algunos pocos dicen que siempre han querido ser músico o maestro, pero no se ven ellos mismos lo suficientemente exitosos haciéndolo o su familia los desanima.

¿La búsqueda del crecimiento personal está en conflicto con ser el sostén de la familia?

Yo enseño un camino espiritual que cualquier persona puede seguir en medio de su vida ajetreada. Requiere que todo se vuelva parte de la práctica espiritual. Significa observar sus propias motivaciones y distorsiones y experimentar una relación diferente hacia la vida que ya no está arraigada a los patrones del pasado y del ego.

Creo que este trabajo apela a los hombres ya que, si bien existe una dimensión meditativa e interior hacia ello, hay una gran parte que está llamando a las personas a salir a la vida y remover los obstáculos dentro de ellos mismos, esos que los mantienen alejados de participar de su mayor desarrollo. La vida espiritual no es sobre ir más allá de este mundo; es sobre la evolución de nuestro mundo a través de una participación consciente.  Eso es algo que puede inspirar a hombres y mujeres por igual e impulsarlos.

¿Cómo pueden ser los hombres más efectivos en un mundo cambiante?

Para ser realmente eficaz, cada persona necesita hacer el trabajo interior necesario. No es suficiente el enfocarse en tratar de hacer y alcanzar y adquirir sin aclarar lo que se está interponiendo en el camino de la autoexpresión y compromiso creativo.

Es fácil pensar sobre la vida en términos de nuestra historia, identidad, deseos y preocupaciones, pero eso es solo una pequeña parte de quiénes somos. En el nivel más profundo somos un proceso evolucionario que se despliega y que ha estado sucediendo por más de 13 mil millones de años. Ahora tenemos la capacidad de participar en la más grande aventura de todas, la de la evolución de la conciencia, creciendo hacia un futuro alineado con nuestros más altos ideales, visiones y aspiraciones. Mientras que eso moviliza generaciones de mujeres, estoy encontrando que también eso les habla a las más altas aspiraciones de los hombres.


Conéctese con Craig Hamilton en IntegralEnlightenment.com.

Kim Childs es escritora y coach creativa radicada en Boston. Visite KimChilds.com.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags