No se preocupe y sea saludable




La letra de la canción “Don’t worry, be happy,” captura la esencia del primer metaestudio sobre la relación entre la felicidad y la salud del corazón. Basándose en una revisión integral de más de 200 estudios, los investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard, en Boston, concluyeron que tener una actitud positiva hacia la vida puede ayudar a proteger el corazón de enfermedades cardiovasculares.

Julia Boehm, Ph.D., y Laura Kubzansky, Ph.D., descubrieron que ciertos rasgos psicológicos, como optimismo, emociones positivas y un sentido de significado, ofrecen una protección contra ataques cardiacos, derrame cerebral y disminuyen la progresión de enfermedad cardiovascular.  La pareja encontró que las personas más optimistas tienen aproximadamente 50 por ciento menos oportunidad de experimentar un evento cardiovascular inicial comparado con sus pares menos optimistas.

“La ausencia de lo negativo no es lo mismo que la presencia de lo positivo”, observa Boehm. “La psicología ha tratado de arreglar lo que está mal en las personas, pero también hay un creciente interés en lo que las personas puedan estar haciendo bien.”

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags