Controversia con la prueba del PSA




Los hombres enfrentan un nuevo dilema en cuanto a su examen físico rutinario de este año: ¿Se deben hacer la prueba de cáncer de próstata? El año pasado, el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de los Estados Unidos (USPSTF, por sus siglas en inglés) no recomendó los exámenes de rutina para esta forma de cáncer, independientemente de la edad. Algunos doctores creen que esto causará que se pasen por alto casos de cáncer de próstata que son tratables.

El nivel de antígeno prostático específico (PSA, por sus siglas en inglés), una proteína producida por la glándula prostática, puede medirse con una prueba de sangre sencilla. Hasta que el USPSTF emitió sus recomendaciones, los médicos rutinariamente usaban la prueba en hombres mayores de 50 años. El Grupo de Trabajo, sin embargo, concluyó que hay al menos una certeza moderada que los daños potenciales de la prueba del PSA son mayores que los beneficios; muchas enfermedades benignas, en particular las infecciones y agrandamiento de la próstata, pueden elevar la lectura de la prueba del PSA por encima de lo normal, lo que provoca pruebas más agresivas.

Antes de decidir si hacerse la prueba o no, sirve de ayuda para los hombres explorar este asunto con su médico. Algunos doctores toman la decisión de “esperar y ver” y hacer la prueba varias veces dentro de unos pocos meses antes de hacer una recomendación; otros sugieren una biopsia inmediata si los niveles de PSA están altos. Aunque una prueba de sangre es un procedimiento benigno, una biopsia de la próstata no lo es. Una lectura de un PSA alto junto con un médico demasiado agresivo puede causar ansiedad y resultar en un tratamiento médico adicional y quizás innecesario.


Fuente: James Occhiogrosso, ProstateHealthNaturally.com

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags