Coloreando nuestro mundo

Cómo las tonalidades ayudan y sanan



Desde estar relajada en un jacuzzi en medio de brillantes luces azules hasta dormir profundamente rodeada de paredes verde claro, de forma continua estamos experimentando la sutil influencia de los colores en nuestros entornos.
 

Mientras que los seres humanos han apreciado durante mucho tiempo los despliegues cromáticos de la naturaleza, no fue hasta 1666 que Sir Isaac Newton demostró que la luz blanca del sol refractada a través de un prisma se separaba en anchas bandas individuales que percibimos como tonalidades. En la actualidad, hay un creciente cuerpo de investigación llevándose a cabo por médicos, ambientalistas, psicólogos y especialistas en medicina alternativa que exploran cómo el color—como la luz y el pigmento—puede afectar a las personas de forma física, mental y emocional.

De acuerdo con los físicos investigadores pakistanís, Samina T. Yousuf Azeemi y S. Mohsin Raza, de la Universidad de Beluchistán, “Los colores generan impulsos eléctricos y corrientes magnéticas o campos de energía que son activadores principales de los procesos bioquímicos y hormonales del cuerpo humano”. Diferentes colores causan diferentes reacciones, desde estimular las células hasta suprimir la producción de melatonina.

La investigación de Azeemi y Raza sobre fotobiología aplicada como cromoterapia publicada en la revista Evidence-Based Complementary Alternative Medicine, respalda la premisa de los antiguos chinos, egipcios y tradiciones de sanación ayurvédicas en las que el color es intrínseco a la sanación: por ejemplo, el rojo aumenta la circulación; el amarillo estimula los nervios; el naranja aumenta la energía; y el azul y el verde alivian todo desde las irritaciones en la piel hasta la ansiedad.

La luz azul puede reajustar nuestros relojes biológicos. El escritor científico David C. Holzman, de Lexington, Massachusetts, publicó en el Environmental Health Perspectives en 2010 que lo que el ojo humano percibe como luz azul realmente es una luz blanca brillante producida por electricidad. Aunque la luz eléctrica intenta imitar la luz del sol natural, el cuerpo no lo percibe de esta manera. En cambio, la luz artificial intensa altera nuestros ciclos naturales del sueño al suprimir la producción de melatonina. (Las personas que trabajan en turnos nocturnos están propensas a esto.) La ironía, comenta Holzman, es que las aplicaciones de la luz azul ahora son utilizadas para curar algunas de las mismas cosas que esta causa, como insomnio y depresión.

Sonya Nutter, madre de tres niños en escuela elemental y residente de Kansas City, puede atestiguar el efecto calmante de la luz azul cuando se sumerge en una bañera de cromoterapia Kohler en la oscuridad: “Incluso es mejor que la fragancia de lavanda para calmar”, dice ella.

“El color tiene un claro valor estético, pero también puede llevar un significado e información específico”, dice Andrew J. Elliot, Ph.D., profesor de psicología en la Universidad de Rochester, en Nueva York. Él y su equipo de investigadores concluyen que: “Ver el color rojo no es bueno antes de tomar un examen que mide desempeño” (Journal of Experimental Psychology: General). Por el contrario, encontraron que mirar el verde mejora la ejecución creativa.

La terapia fotodinámica, un tratamiento no invasivo para el cáncer, consiste en inyecciones de una solución sensible a la luz, seguida de una luz azul brillante emitida por láser que va a los tumores internos o diodos emisores de luz (LED) en la superficie de los tumores. Una hoja informativa del Instituto Nacional del Cáncer explica cómo esa luz mata las células cancerosas y encoje los tumores.

Basado en el éxito de los experimentos de la NASA y la investigación en el Hospital Birmingham de la Universidad de Alabama, las luces LED rojas también ayudan a los pacientes con cáncer a lidiar con la irritación bucal asociada con la quimioterapia y la radiación utilizada para los trasplantes de médula ósea y células madre. El tratamiento de úlceras diabéticas es otra aplicación, según un estudio de 2012 publicado en el Journal of Endocrinology, Metabolism, and Diabetes of South Africa. Las sesiones con luz roja en los spas médicos ayudan a rejuvenecer la piel del envejecimiento al estimular la producción de colágeno.

Los colores, como las facciones, siguen los cambios de las emociones.
~
Pablo Picasso


El color como pigmento puede transmitir señales sutiles para influir nuestras percepciones, actitudes y comportamientos. En un estudio llevado a cabo en la Universidad de Oxford y la Universidad Politécnica de Valencia, por ejemplo, los participantes pensaron que el chocolate caliente sabía mejor en tazones anaranjados que en cualquier otro color, el blanco obtuvo la puntuación más baja. “Las asociaciones del color son tan fuertes y tan profundamente arraigadas que hacen que las personas estén predispuestas a ciertas reacciones cuando ven un color”, explica Elliot, una asociación aprendida que a menudo tiene una base cultural.

Ya que el color puede generar una respuesta emocional individual, juega un papel importante en las preferencias de cada uno con relación a los entornos, incluido el color de las paredes, los muebles y electrodomésticos. Pantone, un proveedor líder de sistemas de color a empresas alrededor del mundo, anualmente recomienda un color específico que siente conecta mejor con el espíritu de la época actual o espíritu o ánimo imperante, para que los fabricantes de pinturas, utensilios de cocina y textiles puedan producir el ‘look’ que las personas querrán tener en su entorno.

En 2011, Pantone escogió un rosa vibrante. Leatrice Eiseman, directora ejecutiva del Pantone Color Institute, explicó que: “En tiempos de estrés necesitamos algo que nos levante el espíritu, un color cautivante y estimulante que nos mueva la adrenalina”. Ahora, al percibir un optimismo mayor, el color seleccionado para el 2013 es un verde esmeralda intenso, descrito como “vivo, radiante, exuberante… un color de la elegancia y la belleza que aumenta nuestra sensación de bienestar, equilibrio y armonía”.


Judith Fertig tiene su blog en AlfrescoFoodAndLifestyle.blogspot.com.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags