Alrededor de la fogata

La intemperie tosca requiere tratos gentiles



Durante siglos, los estadounidenses han sabido cómo vivir cerca de la tierra por la que han viajado cómodamente mediante la utilización de los recursos de la vida silvestre. Pero hoy día, hay tanta gente recorriendo las últimas pequeñas áreas silvestres aisladas, fragmentadas y heridas, que ya no podemos darnos el lujo de jugar a ser el hombre que vive en la naturaleza; tenemos que pisar más suave, con respeto y espíritu generoso hacia la tierra y sus habitantes silvestres.

Muchos libros ofrecen instrucciones detalladas sobre senderismo y técnicas de acampar de bajo impacto, pero estas son algunas guías:

Manténgase en los senderos designados. Acortar camino en los senderos designados causa erosión igual que el acarreo cuesta arriba de árboles cortados.

Piense antes de la micción. Busque instalaciones sanitarias designadas y úselas. En el camino, lleve bolsas para el papel higiénico y deposítelas en un lugar de eliminación seguro o quémelo en una hoguera. Las heces humanas son contaminantes si no se entierran debidamente en un hoyo de varias pulgadas y cubierto por completo con tierra. Cave y deseche lejos de cursos de agua, lugares de acampar, senderos y otros lugares donde los excursionistas puedan quedarse. En el lugar correcto, los desperdicios pueden proveer comida a los insectos y gusanos que viven en la capa superior del suelo.

Use lugares existentes para fogatas. Además, use solo madera muerta o caída para hacer fogatas; nunca rompa ramas o ramitas de árboles muertos o vivos. Nunca haga un fuego en áreas frágiles o usadas en exceso como lugares alrededor de un lago o sobre la línea de los árboles.  Use una bandeja para fogata en viajes en balsa o canoa y empaque las cenizas o deposítelas en la corriente principal si está permitido por las reglas específicas para ese río. Mejor aún, lleve una estufa de las que usan los mochileros para acampar.

Empáquelo todo. No tire basura y recoja la que encuentre en el camino.

Siga las normas relativas a los paseos en bote. Las técnicas invisibles para acampar involucran el uso de braceros, inodoros portátiles, eliminación adecuada del agua del fregado y similares.  Un permiso de uso apropiado del área le dará instrucciones claras sobre técnicas de impacto mínimo que cuando se practican se convierten en un hábito.

La tierra que ahora llamamos los Estados Unidos de América fue una vez un paraíso salvaje, vibrante y diverso, cíclico, pero estable, puro y sin contaminar, con una diversidad y abundancia de vida que va más allá de la imaginación. Hoy, esta vida silvestre está bajo ataque continuo por parte de los humanos y está desapareciendo rápidamente. Los activistas en Rewilding.org quieren revertir esa tendencia.
 

Vista apropiadamente. Las áreas silvestres no son lugar para colores fluorescentes, tanto en las tiendas de campaña, mochilas o ropa. Use kaki o ropa de colores claros (algunos dicen que el amarillo es el mejor color) para disuadir a los mosquitos, a los que les gustan los colores oscuros (en especial el azul), el contraste de color y movimiento. Evite las áreas de caza en las épocas designadas.

No acampe cerca del agua en los desiertos. Si nos asentamos y establecemos nuestro lugar cerca de una fuente de agua, los animales que cuentan con ese lugar como bebedero rechazarán el lugar y podrían morir de deshidratación. Acampe al menos un cuarto de milla (mientras más lejos mejor) de las fuentes de agua aisladas.

Mantenga los contaminantes alejados de los cursos de agua. No lave los platos, limpie los pescados, tome un baño o introduzca jabón, grasa u otros contaminantes (biodegradables o no) en los arroyos, lagos, pozos o manantiales. Nadar en lugares de mucha agua por lo general es inofensivo, así que no debemos enjabonarlos.

Deje intactos la vida silvestre nativa y los objetos naturales. Muchas plantas y animales están en peligro; en parte debido a la recolección y venta de artefactos naturales. Deje en su lugar los fósiles, cristales y otros tesoros, incluidos los petroglifos y fragmentos de cerámica.

Finalmente, guíe despacio en las áreas silvestres para proteger los animales que cruzan por los caminos de acceso.


Dave Foreman es coautor de The Big Outside Revised Edition y fundador del The Rewilding Institute, con oficinas centrales en Albuquerque, NM (Rewilding.org).

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags