Alimente sus pies con aceite de castor




Un aceite vegetal obtenido de la semilla de la planta de castor (Ricinus communis), el aceite de castor puro, es un líquido que puede no tener color hasta tener un amarillo pálido, con un olor leve o sin olor ni sabor. Entre sus muchos usos, puede ser un tratamiento saludable y natural para  problemas comunes de los pies.

Resequedad: Cuando la circulación de los pies está comprometida, la piel podría resecarse. Según el Journal of Ethnopharmacology, el aceite de castor ha sido utilizado por mucho tiempo para aliviar y sellar la piel de los pies que se ha agrietado y fisurado, lo que representa una alternativa mientras los consejeros de la salud cualificados buscan mejorar la raíz del problema para el impedimento de la circulación.

Enrojecimiento y picazón: Las cadenas de grasa del aceite de castor están hechas casi enteramente todas con ácido ricinoleico, el cual la medicina moderna reconoce como un poderoso antiinflamatorio (Mediators of Inflammation).

Dolor: El aceite de castor también ha sido probado por tener efectos analgésicos o de ayuda para reducir el dolor, según un estudio relacionado con el dolor en la superficie publicado en Archives of Orthopaedic and Trauma Surgery.

Hongos: El ácido undecilenico, un ingrediente activo en el aceite de castor, es ampliamente reconocido para aliviar las infecciones de hongos en el cuerpo (Antiviral Research). Para los pies u hongo en las uñas de los pies, remoje los pies en un recipiente con sales de Epsom por cinco minutos, entonces aplique liberalmente el aceite de castor.  

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags