Cuidado natural de la piel para el verano

Consejos para protegerse durante los días soleados



Llegó el tiempo de practicar las formas de proteger nuestra piel del daño solar ahora que llegan las tan esperadas vacaciones en la playa, los trabajos pendientes en el jardín, los deportes al aire libre y otras actividades veraniegas que aparecen en nuestro calendario.

La profesión médica ha informado claramente que la exposición excesiva causa resequedad, arrugas, envejecimiento prematuro y puede conducir a tener cáncer de piel.  Pero, muchas personas no entienden que ciertos tipos de medicamentos, entre otros factores, pueden aumentar la sensibilidad a los rayos del sol.

Personas con todo tipos de piel pueden ser susceptibles a reacciones alérgicas a exposición al sol, y contrario a la creencia popular, las personas con pieles oscuras no están inmunes.  Hay muchas maneras de proteger la piel de la sobreexposición, quemadura, resequedad y arrugas, y el uso juicioso de protectores solares seguros es una de las mejores.

Protección solar sin químicos

Dr. Nicholas Perricone, dermatólogo de Yale, autor The Wrinkle Cure, recomienda de forma enfática, los protectores solares sin químicos como bloqueadores ‘físicos’ con formulaciones de dióxido de titanio y de óxido de zinc.  Declara que, “El beneficio de un protector físico es que actúa como pequeños espejos para desviar de la piel todos los espectros de la radiación, incluido los peligrosos rayos ultravioletas (UV)”.

Tomar medidas de sentido común pueden reducir la exposición a los daños del sol, incluidos los productos bloqueadores que tienen, entre otros, ingredientes químicos sintéticos, conservantes a base de parabeno, y que pueden tener riesgo a la salud, dice Elizabeth Plourde, Ph.D., autora de Sunscreens are Biohazards: Treat as Hazardous Waste.

Plourde apoya el programa SunSmart con base en Victoria, en Australia, acreditado con prevenir más de 100,000 cánceres de piel y salvar miles de vidas desde sus comienzos hace 32 años, en un país con las tasas más altas de cáncer de piel, según informa el Consejo de Cáncer de Australia.  La protección efectiva contra los rayos ultravioletas ha venido en aumento con el uso de sombreros, gafas de sol y vestimenta protectora, incluido los trajes de baño para niños que van desde el cuello hasta las rodillas.

En lugar de usar químicos, Plourde está entre los profesionales de la salud que sugieren que las personas que adoran el sol busquen la sombra, se cubran  y eviten el sol entre las 10 a.m. y 2 p.m.; ser extremadamente cuidadosos cuando el índice de los UV está alto; buscar el Servicio de Nacional de Meteorología para ver el pronóstico del tiempo para evaluar el riesgo de exposición al sol en epa.gov/sunwise/uvindex.html; tomar precauciones adicionales cerca del agua, nieve ya que estos reflejan e intensifican la radiación de forma sustancial; evitar los productos o camas de bronceado, incluso las que se anuncian como seguros, y vestir con ropas de tejido grueso y oscuras para mayor protección.  La tela de mezclilla o denim  liviana también es una buena selección.

Protección desde adentro

Numerosos estudios demuestran que alimentos específicos pueden ayudar a proveer protección solar natural al trabajar desde adentro hacia afuera.  Aquí se incluyen una clase se alimentos que incorporan los carotinoides, los que dan los ricos colores a las frutas y vegetales.  Según un estudio reciente de la Universidad Henrich-Heine, en Dusseldorf, Alemania, las subcategorías de la luteína (en los vegetales de hoja verde) y el licopeno (en tomates y otros alimentos rosas o rojos), están entre los antioxidantes más poderosos.

Perricone explica que, “Numerosos estudios científicos provenientes de todas partes del mundo demuestran que tomar suplementos orales con carotenos, en especial licopeno y betacaroteno, mejoran la estructura de piel, tiene poderosas propiedades cicatrizantes y ofrecen gran protección contra los daños causados por la luz del sol.  “Debido a que la inflamación es la causa mayor para el desarrollo de muchos tipos de daño en la piel y envejecimiento prematuro, él recomienda la dieta mediterránea y otros planes de alimentación ricos en aceites saludables como aceite de oliva, omega-3 y nueces, junto con aceite de pescado y muchos o otros vegetales y frutas.

Un creciente cuerpo de investigación de prestigiosas instituciones como la Universidad de Duke en Carolina del Norte y el Instituto Xienta para la Investigación de la Piel, en Pensilvania, muestran que la vitaminas C y E pueden proteger contra el daño de los radicales libres y también reducir las oportunidades de quemaduras por el sol.  Hierbas antioxidantes potentes como el té verde (Camellia sinensis) también han demostrado su eficacia, según la investigación de la Universidad de Alabama.

Exposición solar saludable

Sin embargo, el sol es la mejor fuente de vitamina D, por lo tanto, Perricone recomienda salir afuera sin protector solar al menos 15 minutos al día con la mayor cantidad de piel expuesta posible, incluso aunque haya nubes, preferiblemente temprano en la mañana o al atardecer.  “Pero no se cocine al sol”, advierte el médico.

 “La exposición limitada al sol aumentará la producción de vitamina D producción, conocida por reducir el riesgo de muchos cánceres internos, a la vez que también reduce el riesgo de osteoporosis.”


Kathleen Barnes es una luchadora de la salud natural, autora y editora. Rx from the Garden: 101 Food Cures You Can Easily Grow es uno de sus muchos libros. Visite KathleenBarnes.com.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags