Los beneficios del ejercicio para las sobrevivientes del cáncer




wavebreakmedia/Shutterstock.com

La actividad física, de moderada a vigorosa, aumenta la función cognitiva y reduce la fatiga en las sobrevivientes de cáncer de seno, concluye un estudio de la Universidad de Illinois en Urbana-Champagne. Las 299 participantes que habían recibido quimioterapia, un promedio de ocho años antes, usaron un acelerómetro durante una semana para medir sus minutos promedio diarios de ejercicio y completaron una serie de cuestionarios y pruebas neuropsicológicas. Los hallazgos sugieren que aquellas que realizaron regularmente este nivel de ejercicio se beneficiaron para tener una mejor atención, memoria y habilidades para realizar múltiples tareas.

Además, en un reciente estudio portugués, de 15 mujeres que recibían tratamiento para el cáncer de seno avanzado, ocho de ellas realizaron dos sesiones de una hora a la semana de ejercicios aeróbicos, entrenamiento de fuerza y de brazos. Después de 12 semanas experimentaron significativamente menos fatiga y dolor, mejor estado cardiovascular, mejor bienestar emocional y una mayor capacidad para realizar las tareas diarias, en comparación con el grupo de control.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags