Un increíble antídoto para la polarización



Jenny Sturm/Shutterstock.com

Vivimos en tiempos polarizados. La polarización actual del electorado estadounidense y del gobierno federal está arraigada en "una mente polarizada", es la fijación de las personas en un punto de vista que excluye opiniones diferentes y provoca la intolerancia. Los problemas complejos se convierten en blanco y negro y los que tienen otros puntos de vista o estilos de vida, son demonizados. Más allá de la política, esto se ve en la violencia con armas de fuego y el terrorismo, los abusos corporativos contra la salud y la seguridad, y las luchas religiosas y étnicas que afectan los aspectos más importantes de nuestra vida cotidiana.

Un antídoto para la polarización es la capacidad para asombrarse—la maravilla de estar vivo; vivir la vida con esperanza, respeto, humildad, con admiración y con una profunda reverencia por la aventura de vivir.

Los experimentos en psicología de la Universidad de Stanford y de la Universidad de California, Berkeley, han demostrado que aquellos que practican el asombro tienen más capacidad de ver más allá de sus propias experiencias y apreciar otros puntos de vista que pueden trascender los prejuicios y la mezquindad de una atmósfera polarizada. Aquí presentamos algunos pasos básicos para cultivar un sentido del asombro:

• Aprecie la naturaleza pasajera del tiempo y de la vida. Aun haciendo algo desagradable, el desacelerarse y afirmar la belleza del momento, algunas veces puede ofrecer perspectivas alternativas.

• Esté abierto al descubrimiento y a la sorpresa. Esto es especialmente útil si estamos constantemente encerrados en suposiciones acerca de personas o cosas. Piense como los políticos podrían beneficiarse al abrirse a la posibilidad de descubrimiento o de sorprenderse durante negociaciones delicadas. El mismo principio puede ser cierto con la familia y los amigos.

• Vea las cosas desde otra perspectiva fuera de los prejuicios personales y considere el panorama más amplio de la vida. Remplace la prisión de la autocrítica que a menudo proviene del compararnos con imágenes idealizadas que aparecen en los medios, con apreciación de las muchas facetas de lo que somos y lo que podemos llegar a ser.  

 
El psicólogo Kirk J. Schneider, Ph.D., es pasado editor del Journal of Humanistic Psychology, presidene electo del Existential-Humanistic Institute y facultad adjunta en las universidades en Saybrook y Columbia, en la Ciudad de Nueva York. Sus libros incluyen:  Awakening to Awe, The Polarized Mind y The Spirituality of Awe: Challenges to the Robotic Revolution. Visite KirkJSchneider.com.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags