María Rodale ayuda a los agricultores orgánicos a tener éxito



Maria Rodale, autora, jardinera y ejecutiva corporativa, continúa añadiendo brillo al compromiso familiar sin paralelo con los alimentos orgánicos, la sostenibilidad y la vida saludable, que abarca tres cuartos de siglo. Como presidenta y directora ejecutiva de Rodale, Inc., ella vela por la publicación de libros (An Inconvenient Truth, The South Beach Diet, Eat This, Not That!), revistas (Women’s Health, Men’s Health, Prevention and Organic Gardening) y páginas web de vida saludable.

Su abuelo, J. I. Rodale, fue pionero en Estados Unidos en 1942 del movimiento de siembra orgánica al lanzar la revista Organic Farming and Gardening. En 1947, fundó  la Asociación de Tierra y Salud (Soil and Health Association), la que más tarde se convirtió en el Instituto Rodale, una organización defensora y educativa de la cual María es miembro de la junta. La influencia de su libro de 2011, Organic Manifesto: How Organic Farming Can Heal Our Planet, Feed the World, and Keep Us Safe sigue teniendo mucha vigencia.

¿Cuál es el estatus de la industria de la agricultura orgánica?

En conjunto, podemos decir que hemos visto un gran crecimiento, en parte debido al gran aumento en la demanda de productos como resultado de la concienciación del consumidor. En 2015, esta industria era una de $43 mil millones en Estados Unidos, con los Millennials como cabeza de familia liderando el camino. Sin embargo, solo un 5 por ciento de todos los alimentos consumidos en Estados Unidos es orgánico [13 por ciento productos agrícolas], mientras menos de 1 por ciento de nuestra tierra de cultivo está certificada orgánica, lo que estimula las importaciones. Por lo tanto, la oportunidad para ayudar a estimular a nuevos agricultores orgánicos y la transición de agricultores convencionales, es significativa. El Instituto Rodale invierte igual tiempo a lo educativo, al alcance comunitario y a la investigación para ayudar a los agricultores orgánicos a tener ganancias.

¿De qué otra manera el Instituto ayuda a la industria?

Llevamos a cabo investigaciones innovadoras relacionadas a la agricultura orgánica para estudiar y probar estrategias naturales para combatir plagas, enfermedades y malas hierbas. El cultivar orgánico no es solo sobre lo que no se hace, como usar pesticidas y semillas genéticamente modificadas. Es también concentrarse de forma proactiva en beneficiar la salud del terreno mediante el uso de composta, cultivos de cobertura, rotación de cultivos y cultivos de conservación. Al refinar estos métodos de “agricultura regenerativa”, los compartimos con los agricultores de manera que puedan aumentar su productividad y su éxito.

Estamos expandiendo nuestra investigación relacionada a la densidad de nutrientes. El Instituto trabaja para entender la diferencia en los niveles de nutrientes, como lo son las proteínas, vitaminas y minerales en los alimentos orgánicos y convencionales, y cómo los agricultores pueden cultivar alimentos llenos de nutrientes.

¿Cuáles programas o iniciativas nuevas son particularmente emocionantes?

Nuestros Sistemas de Pruebas Agrícolas (Farming Systems Trial), lanzado en 1981, es el proyecto de investigación de más largo tiempo en Norte América, el mismo compara el grano orgánico versus el convencional como el maíz y la soya; esto ha permitido comparar los rendimientos, el uso de agua y energía, la materia orgánica del suelo, la densidad de los nutrientes, la rentabilidad y otros factores. En 2016 introdujimos los Sistemas de Pruebas de Vegetales (Vegetable Systems Trial), una comparación de un vegetal uno al lado del otro, orgánico versus convencional. Esperamos que la gestión de las prácticas orgánicas que mejoren la salud de nuestros terrenos pueda aumentar la densidad de los nutrientes en los vegetales para beneficiar la vida de los agricultores y los hábitos de alimentación en todo el mundo.

En 2016 lanzamos la Asociación de Agricultores Orgánicos (OrganicFarmersAssociation.org), para crear un valioso intercambio de información y una voz unificada para los productores orgánicos nacionales certificados. Esta organización de membresía nacional se concentra en cuestiones políticas, incluida la Ley Agrícola, programas de subsidio, estándares de bienestar animal y la contaminación de las fincas convencionales.

¿Puede el público aportar información a Ley Agrícola de 2018?

El “flaco” presupuesto del Presidente Trump intenta destripar muchos programas federales, incluidos aquellos designados para proteger el medio ambiente, por lo tanto necesitamos instar a los representantes electos a defender a los agricultores orgánicos según se desarrolla la nueva ley. Históricamente, el interés de los agricultores que tienen productos agrícolas que pueden almacenarse y que reciben grandes financiamientos lucha contra los programas de asistencia que alientan a las personas de bajos ingresos a comprar alimentos saludables.

La agricultura orgánica tuvo su avance con la Ley Agrícola de 2014 que proporcionó un mayor apoyo al Programa Orgánico Nacional del Departamento de Agricultura, seguros para los cultivos, investigación orgánica y los programas de costos compartidos de certificación orgánica Para ayudar a satisfacer la creciente demanda de productos orgánicos, es importante apoyar iniciativas como los programas de Reserva de Conservación e Iniciativas de Transición que proporcionan recursos para que los agricultores pasen de la agricultura química sintética a los métodos orgánicos.

Además de alimentos más saludables, ¿qué otros beneficios de la agricultura ecológica han convencido a los últimos innovadores a convertirse?

Terreno sano lleno de billones de microorganismos beneficiosos, es un subproducto importante de la agricultura orgánica regenerativa. La agricultura orgánica crea ecosistemas diversos y saludables que protegen la vida silvestre. Sin embargo, cualquier modelo agrícola que se fije en los rendimientos a expensas de la salud del terreno pagará un alto precio ya que esas fincas no permanecerán productivas para futuras generaciones.

La agricultura orgánica regenerativa facilita el almacenamiento de carbono en el suelo, haciéndolo integral para hacer frente a la crisis climática. El Organic Manifesto hace que el caso sea sencillo; optimice su propia salud y la del planeta—compre, cultive y coma alimentos orgánicos.


Randy Kambic es escritor independiente radicado en Estero, FL, y es un contribuyente regular para Natural Awakenings.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags