Maneras naturales de limpiar nuestro cuerpo y nuestra mente

Elimine las toxinas fuera de su vida



nullplus/Shutterstock.com

El término “detox” o desintoxicación ha venido ganando fuerza en los círculos de la salud, pero las prácticas de limpieza han existido por miles de años. Las mismas han sido utilizadas por los antiguos egipcios, las prácticas en la cuaresma medieval y el ayuno de los indios americanos, los ritos del sahumerio y el temazcal o saunas.

La verdad es que necesitamos limpiarnos ahora más que nunca para librar nuestros cuerpos de la sobrecarga química y nuestras mentes de pensamientos negativos. Deanna Minich, Ph.D., autora y nutricionista funcional en el estado de Washington.

Algunos expertos creen que muchos programas de desintoxicación no son seguros, pueden ser extremos e inefectivos. “Desde el aspecto psicológico, una limpieza a corto plazo puede actuar como un trampolín, si está comiendo comida chatarra y donas todos los días”, dice el Dr. Michael Greger, médico de Washington, D.C. especializado en nutrición clínica y autor de libro How Not to Die. “Lo que más importa es el largo plazo —lo que va a comer en una década desde ahora. Ningún cambio rápido lo va a lograr, es un cambio en el estilo de vida”.

Alimente su microbioma

Cuando el microbioma se agota, la salud en general se afecta. La Dra. Robynne Chutkan, gastroenteróloga en el Hospital de la Universidad de Georgetown y fundadora del Digestive Center for Wellness, en Washington, D.C., y autora de Gutbliss y The Microbiome Solution, explica, “El tracto gastrointestinal es la máquina del cuerpo y los microbios son las abejas obreras que operan la maquinaria de manera que pueda ocurrir la digestión y la eliminación de las toxinas”.

Todos estamos expuestos a las toxinas, pero si nuestro terreno interior es saludable, nuestro cuerpo puede eliminarlos, para que no nos enfermemos.

~Robynne Chutkan

Ella recomienda cambiar a una dieta repleta de plantas para repoblar de manera efectiva el microbioma y tener más conciencia sobre cómo se cultivan los alimentos. “Muchos de los vegetales, verduras y frutas que se compran en la tienda, incluso las opciones orgánicas, se cultivan en terrenos agotados. Busque agricultores que practican la biodinámica, que dan prioridad a terrenos ricos en nutrientes para fomentar los microbios”, dice Chutkan. Incluso sembrar un par de hierbas o ‘microgreens’ en la ventana de la cocina puede hacer una diferencia. “Simplemente, recoger esas hierbas y meter la manos en una suciedad saludable aumenta su exposición a los microbios que promueven la salud”.

Ensuciarse

“La salud y la riqueza se han asociado con la limpieza, pero quizás lo contrario es probablemente cierto”, atestigua Chutkan. “Los niños vienen de jugar en el patio para usar desinfectante de mano y comer meriendas procesadas. En su lugar, deseche el desinfectante que altera el microbioma y El Environmental Defense Fund ha contado más 100 químicos producidos en Estados Unidos presentes en los productos que utilizamos diariamente y que son peligrosos para los humanos y para el ambiente. “Nuestro cuerpo es un desintoxicador natural que elimina toxinas a través de la excreta, la orina, el sudor y la pérdida de piel; pero con la situación actual de la sobrecarga de tóxicos no siempre este proceso es eficiente”, señala proporcione frutas y vegetales frescos para que coman. No queremos que los niños estén expuestos a patógenos graves, pero el conseguir un poco de suciedad, es esencial”.

Estudios han encontrado que los niños que tienen mascotas son menos propensos de tener alergias e infecciones y tomar menos antibióticos que los que viven en hogares sin mascotas. (Clinical & Experimental Allergy y el Hospital Universitario Kuopio en Finlandia). Las mascotas que salen al exterior traen microbios saludables al interior; también lo hace el aire fresco que purifica la calidad del aire interior de menor calidad.

Chutkan también advierte sobre el baño excesivo. “Cuando nos restregamos eliminamos los microbios y los aceites naturales, a menos que estemos sucios, solo necesitamos un enjuague suave”. Los vendedores convencen a los consumidores de que los productos con ingredientes tóxicos son necesidades, pero el aceite de coco, el vinagre de manzana y la miel pueden remplazar muchos de los artículos de aseo personal.

Quemar células de grasa

El ayurveda promueve la desintoxicación a través de la quema de grasas porque las toxinas de conservantes, contaminantes, pesticidas y otros productos químicos dañinos se almacenan en nuestras células de grasa. Cuando la grasa se metaboliza y se utiliza como fuente de energía, las toxinas se liberan y están listas para ser eliminadas.

La mayoría de nosotros estamos intoxicándonos el 80 por ciento del tiempo y desintoxicándonos el otro 20 por ciento. Si cambiamos eso, nunca tendríamos que hacer grandes limpiezas.
~Robynne Chutkan

“Cuando no quemamos grasa, las toxinas se pueden acumular lo que causa congestión en los canales linfáticos, abruman el hígado, y por último, se vuelven a depositar en las células de grasa, en el corazón y el cerebro”, comenta el doctor ayurvédico, John Douillard, de Boulder, Colorado; autor de Eat Wheat y pasado director del desarrollo de los jugadores y asesor de nutrición de los New Jersey Nets, equipo de baloncesto profesional.

Reiniciar una limpieza rápida

CHOATphotographer/Shutterstock.comPara estimular la capacidad natural del cuerpo para quemar grasa, Douillard recomienda una limpieza de desintoxicación de cuatro días en el hogar. “El sistema digestivo es responsable de suministrar nutrientes y sacar a las toxinas peligrosas fuera del cuerpo; si no puede digerir bien, no puede desintoxicarse bien”, dice él.

A diferencia de los ayunos drásticos y las limpiezas con jugos, los que pueden agotar los nutrientes, él recomienda estimular el metabolismo de las grasas con una limpieza que comience cada mañana con ghee derretido seguido por una simple dieta sin grasa a través del día. Según la investigación publicada en la revista Alternative Therapies in Health and Medicine, se ha probado que el ghee, una mantequilla clarificada, remueve las toxinas ambientales al pegar las grasas tóxicas. Kitchari, el elemento básico del menú de la India, es una mezcla nutritiva y fácil de digerir, tipo papilla, compuesta de frijoles, arroz y especias.

“Cuando usted ingiere una dieta de solo kitchari, su cuerpo puede transferir la energía que normalmente va hacia la digestión a limpieza y hacia otros sistemas de sanación”, dice Douillard. Para las personas que no están listas para mantener esta dieta limitada, él recomienda una dieta que tenga la opción de añadir vegetales de estación al vapor, avena y otros granos libres de gluten.

Menos picoteo, más agua

Trabaje para ingerir tres comidas al día —un desayuno liviano, un gran almuerzo y una cena temprano —sin meriendas o picar algo entremedio, y ayunar por 13 horas cada noche. Douillard señala, “Este régimen debe mantenerse más allá de la limpieza porque le da al cuerpo una oportunidad de usar sus carbohidratos, su combustible normal, y cambiar a su combustible desintoxicante más tranquilo y estable, la grasa corporal.

Adopte la limpieza para evitar la tensión, porque bajo estrés el sistema linfático se apaga y el cuerpo almacena grasa y toxinas. “Si tres comidas al día sin meriendas no es posible, coma una merienda sin grasa alta en proteína y planifique más proteína en su próxima comida”, sugiere Douillard. “O comience con cuatro comidas y tenga como meta bajar para llegar a tres comidas”.

Trate de tener como objetivo beber la mitad del equivalente de su peso corporal en onzas de agua a temperatura ambiente todos los días, mientras también toma sorbos de agua tibia a caliente — para suavizar el tracto intestinal, mover la linfa e hidratar las células más eficazmente que el agua fría. Haga esto cada 10 a 15 minutos durante dos semanas. El agua natural tiene un efecto hidratante que ni siquiera el agua de limón puede reproducir.

Liberación emocional

“Las toxinas se ven menos como veneno que como barreras, obstáculos para la vida y la salud que realmente queremos”, dice Minich. Como nutricionista de la medicina funcional, ella cree que los alimentos como medicina son sólo un aspecto de un espectro completo de la salud. Su enfoque gira en torno a grupos de problemas nutricionales, anatómicos, psicológicos y espirituales que pueden ser desintoxicados, apoyados y curados en forma conjunta.

“Comer bien no resuelve necesariamente nuestras aflicciones emocionales o detiene nuestras creencias limitantes y nuestros monólogos tóxicos internos”, explica en Whole Detox, un libro basado en un enfoque de desintoxicación de vida completo y en sistemas completos y alimentos integrales. “Necesitamos remover todas las barreras que impiden nuestro crecimiento. Limitar nuestros pensamientos, al igual que los metales pesados y los pesticidas que son barreras tóxicas que nos pesan, chupan energía que podrían ser utilizadas para mejores cosas”.

Haga un análisis costo/beneficio de todo lo que ponga en su cuerpo y tenga cuidado con las drogas tóxicas, incluidos los antibióticos que destruyen el microbioma.

~Robynne Chutkan

Su programa de 21 días está diseñado para establecer cambios en los estilos de vida a largo plazo con hábitos sencillos. Ella recomienda monitorear nuestras emociones y dar seguimiento a los pensamientos con ejercicios escritos diariamente. “Mírese como si estuviera examinando una etiqueta de un alimento para llegar a la raíz de los patrones limitantes”, dice ella, animando a hacerse preguntas como: “¿Este pensamiento es saludable para mí?, o, ¿Quiero este pensamiento en mi ser?” Igualmente, tome en cuenta el hablar; maldecir, exagerar e interrumpir, los que pueden tener efectos dañinos, mientras que las afirmaciones edificantes pueden inspirar acciones positivas.

Ella atestigua que la visualización puede ayudar a prevenir que el yo creativo se cierre, otro aspecto de la toxicidad. “Sea intuitivo e imaginativo; permita que la expresión creativa fluya. Antes de manifestar lo que quiere hacer en la vida, tiene que imaginarlo”. Minich quiere que los pacientes practiquen la introspección al tomar varios minutos cada día para estar en soledad y silencio para permitir que el significado y el propósito afloren.

Las prácticas diarias para liberar el estrés, como la meditación, el yoga, el automasaje y la respiración consciente pueden fomentar la reducción de estrés. “La vida no puede ser un estado de emergencia. Necesitamos navegar alrededor del estrés de manera que no nos dejemos inundar por él”, aconseja Douillard.

Al extraer las toxinas a través del sudor y la circulación de los nutrientes, la actividad física es igual de importante para la desintoxicación, pero a la vez también es una manera de amarse a uno mismo. “Expande sus sentidos de posibilidades, dándole la libertad de ir donde quiera y llevar las cargas más ligeramente”, dice Minich.

En esta era de la medicina personalizada, Minich anima a los pacientes a concentrarse en las partes de un programa de desintoxicación que más necesiten, ya sea una dieta, bienestar emocional o espiritual. Nos recuerda que el deseo y la necesidad de limpiarse es universal. “La desintoxicación es tan vieja como la humanidad”.


Meredith Montgomery es editora de Natural Awakenings en el Gulf Coast Alabama/Mississippi (HealthyLivingHealthyPlanet.com).

 

5 maneras para desintoxicarse cada día

“Tan pronto como comenzamos a tener dietas más saludables, nuestro cuerpo tiene la capacidad de desintoxicarse más eficientemente y las enfermedades comienzan a revertirse”, dice el Dr. Michael Greger, médico y creador de NutritionFacts.org. Siga estos consejos para mejorar el proceso de desintoxicación a la hora de las comidas.

1 Coma brócoli y otros vegetales crucíferos crudos o picados al menos 40 minutos antes de cocinarlos para maximizar la ingesta del fitonutriente sulforafano, que aumenta las enzimas desintoxicantes en el hígado. Si no tiene mucho tiempo, Greger sugiere añadir una pequeña cantidad de cualquier tipo de vegetales crucíferos crudos a los cocinados .

2 Siempre escoja vegetales o verduras coloridas, con la excepción de las setas blancas y el coliflor, “Los alimentos blancos carecen de nutrición”, dice Greger. Los pigmentos indican la riqueza de antioxidantes que mantienen al cuerpo funcionando de forma eficiente. A él le gusta añadir tiras de col roja, económica y duradera, como un complemento cotidiano. 


3 Siga las estaciones, debido a que la naturaleza proporciona la cosecha ideal para cada estación: alimentos más pesados y densos en el invierno, como trigo, lácteos, raíces, nueces y semillas; y en el verano las frutas y vegetales refrescantes y de alta energía. El Dr. John Douillard, creador del Desafío de la Dieta de 3 Temporadas, señala que la investigación sugiere que los microbios intestinales están destinados a cambiar con los alimentos estacionales locales para optimizar la digestión, el estado de ánimo y la inmunidad 


4 Evite los plásticos al limitar la ingesta de alimentos almacenados o cocinados en plástico, en especial el ‘cling wrap’ o plástico para envolver los alimentos, que está hecho de cloruro de polivinilo (PVC), un carcinógeno conocido, según la Agencia de Investigación sobre Cáncer de la Organización Mundial de la Salud. También evite los alimentos enlatados a menos que su etiqueta diga que están libres de bisfenol A (BPA). “Muchas toxinas entran a nuestro cuerpo a través de los alimentos procesados, muy cocidos y fritos”, señala Deanna Minich, Ph.D. “Al reemplazar estos alimentos con opciones nutritivas, también debemos minimizar los envases de plástico”. 


5 Agua filtrada debido a que, “Estamos hechos principalmente de agua, por lo tanto, si bebemos y nos bañamos en agua contaminada, esto impacta la salud”, dice Minich, que recomienda usar una prueba de laboratorio para evaluar el agua del grifo en el hogar. Los resultados se pueden combinar con la guía de compra del Environmental Working Group (Tinyurl.com/EWG-Buying-Guide) para determinar el filtro de agua más apropiado para los contaminantes presentes.

 

Mire cómo le va

Un buen movimiento intestinal es la desintoxicación definitiva, la eliminación de toxinas, bacterias no deseadas, células que han sobrevivido a su utilidad y otros residuos que se tienen que ir. Las heces proporcionan un índice de salud, así que dé la vuelta y eche un vistazo a ellos para obtener una información para mejorar la salud digestiva y general. Una forma clave de evaluar las heces es por su color. Utilice la siguiente guía:

• Heces pálidas y calcáreas pueden ser un signo de enfermedad hepática o conductos biliares obstruidos, y a menudo se acompaña de orina oscura porque la bilis se excreta a través de los riñones en lugar del tracto digestivo


• Heces amarillas puede significar un parásito como Giardia o exceso de grasa porque el páncreas no está excretando las enzimas suficientes.

• Heces verdes puede ser el resultado de una infección Clostridium difficile o por antibióticos.

• Heces rojas ocurre por sangrado de colón, pero puede ser por comer remolacha.


• Heces negras usualmente significa sangrado de tracto gastrointestinal superior o por un suplemento de hierro.

Heces marrón claro puede significar insuficiencia de vegetales de hoja verde de mucha pigmentación.

• Heces azules puede ser por alimentos de color azul.


• Heces marrón oscuro es el color de las heces nirvana. El pigmento de bilis y bilirrubina formado en el hígado de glóbulos rojos muertos le dan a las heces sanas este color de chocolate.

Conozca más en DigestiveCenterForWellness.com

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags