Los perros también necesitan una desintoxicación

Diez formas de desintoxicación para canes



Brian Zanchi/Shutterstock.com

Usted sabe que el mercurio es nocivo para las personas. John Moore, un investigador famoso en el siglo XX sobre la salud dental y el mercurio, consideraba el mercurio como un contaminante universal presente en todo, desde el plástico hasta el cemento y la medicina. Pero, ¿y su perro? Las mascotas están expuestas rutinariamente al mercurio y a otros metales tóxicos como aluminio y plomo.

Para los humanos, consumir alimentos integrales, orgánicos y hasta biodinámicos se ha convertido en algo imprescindible para poder evitar los metales pesados. Lo mismo aplica para los perros. A menudo es recomendable una dieta cruda de vegetales de acuerdo a la raza. Y cualquier hueso crudo carnoso que le dé a su mascota debe ser de las articulaciones y no de los huesos largos, a menos que los adquiera de una compañía que haga pruebas de detección de metales pesados.

A continuación, algunas sugerencias y remedios preventivos.

1 Sane el intestino permeable primero. Al igual que los humanos, las mascotas con intestino permeable sufren de alergia a alimentos. Elimine causas como vacunas y alimentos procesados; fortalezca el hígado; recupere el balance del intestino con prebióticos, probióticas y digestivos; comience con una dieta integral saludable, que incluya sábila, olmo resbaladizo y raíz de malvaviscos; restablezca con remedios homeopáticos. El seguimiento debe incluir vegetales fermentados como parte de la dieta. Consulte a un veterinario naturópata para recomendaciones de tratamiento.

2 Provea agua limpia filtrada. El agua de manantial de montaña es ideal.
 

3 Aumente los nutrientes. Las deficiencias nutricionales que pueden surgir como resultado del envenenamiento con mercurio pueden tratarse con suplementos de vitaminas antioxidantes A, C, E y D, más el complejo de vitaminas B, zinc, magnesio y selenio. Estas vitaminas también ayudan a tratar los problemas inmunitarios posvacunación.

Las fuentes de nutrientes saludables que puede añadir a las comidas de sus perros incluyen: Vitamina A: Hígado, frutas, vegetales amarillos y anaranjados, vegetales de hojas verdes oscuras, huevos

Vitamina C: Bayas, cítricos, pimientos rojos (o suplementos de bayas; media cucharadita por cada 25 libras de peso corporal)

Vitamina E: Granos, semillas y sus aceites, aceite de germen de trigo

Vitamina D: Hígado, huevos, pescados grasos como sardinas, caballa, salmón

Vitaminas B: Hígado, venado (o suplemento de hoja de moringa en polvo, media cucharadita por cada 25 libras de peso corporal)

Zinc: Carne roja, aves
Magnesio: Vegetales de hojas verdes oscuras, semillas, pescado
Selenio: Pescado graso, carne de reses alimentadas con pasto, pollos de granja, huevos

Cúrcuma: Un suplemento poderoso para ayudar a tratar y prevenir el daño a los genes causado por los metales pesados y el glifosato (de un octavo a un cuarto de cucharadita por cada libra de peso corporal al día en combinación con una grasa saludable como aceite de coco y un poco de pimienta molida para mejor absorción).

4 Prevención y tratamiento de la infección por cándida. Evite agravar la cándida ya que puede liberar más de 60 sustancias tóxicas, incluidos etanoles y metales pesados. Elimine todos los carbohidratos y granos de la dieta de su perro.

5 Hierbas, vegetales verdes, minerales. El uso de hierbas juveniles desintoxica y provee el magnesio necesario durante una desintoxicación. Los vegetales marinos pueden suplir calcio, yodo y oligoelementos. Las hierbas como curcumina, jengibre y cayena son antioxidantes potentes; el jengibre y la cúrcuma ayudan a reparar el ADN. Los nutrientes de los vegetales de hojas verdes como la espinaca y el brécol pueden penetrar las células y reducir la inflamación; los germinados de brécol también aplican y se pueden administrar eficientemente vía un polvo concentrado.

Licúe los vegetales o cuézalos ligeramente al vapor para mejorar la digestión, luego añada una cucharada a la comida de perros de tamaño pequeño o cuatro a la de animales de mayor tamaño.

Monika Wisniewska/Shutterstock.com6 No use alimentos ni vitaminas sintéticas. Tenga precaución con las vitaminas sintéticas. Puede suplementar los alimentos integrales con quelatos suaves como chlorela de pared celular rota o usar superalimentos como la espirulina.

7 Probióticos y más. Los probióticos ayudan a restablecer la bacteria intestinal, reparar los genes, sintetizar los nutrientes y a eliminar el mercurio del cuerpo. Cultivar un jardín interno de bacterias beneficiosas ayuda a mejorar la salud. Añada una cucharadita de kéfir o de vegetales fermentados a la comida de perros de tamaño pequeño y una a dos cucharadas a la de animales de mayor tamaño. Un suplemento probiótico de alta calidad que requiere refrigeración es una opción; si es exclusivamente para animales, siga las instrucciones del paquete; si es para uso humano, presuma que la dosis es para una persona de 150 libras y ajuste de acuerdo al peso del can.

Los aminoácidos, los componentes principales de las proteínas, son esenciales para la desintoxicación; supla una variedad de carnes, junto con pescado y huevos para lograr este propósito. Las enzimas digestivas también apoyan la salud; un suplemento debe incluir muchos tipos de enzimas digestivas. La celulasa, una enzima vegetal que ayuda a digerir el material vegetal, también extrae el mercurio, el cual destruye las enzimas que ocurren de forma natural.

8 Planifique comidas que incluyan prebióticos. Los prebióticos ocurren de forma natural en los alimentos altos en fibra, incluidos vegetales crucíferos como el brécol, los germinados de coles de Bruselas y la espinaca. Las zanahorias, la remolacha y la espirulina también son beneficiosas para el intestino. Crear un intestino saludable restablece la función natural desintoxicante del cuerpo y la capacidad de este de asimilar nutrientes clave. Añada una o dos cucharaditas para perros de tamaño pequeño; una a tres cucharadas para perros de mayor tamaño.

9 Alimentos crudos para la desintoxicación. Pase por alto los alimentos comerciales procesados y las vitaminas sintéticas. Opte por alimentos crudos e integrales, añada alimentos fermentados y use suplementos naturales. Las fuentes orgánicas, la carne de animales alimentados a pasto e, incluso, las fuentes biodinámicas de alimentos son ideales.

10 Carne de órganos. Los perros deben consumir carne de órganos de animales limpios por lo menos una vez a la semana o componer el 10 por ciento de la dieta.
 

Según el cuerpo se desintoxica, pueden mostrarse síntomas. Estos ocurren con menos frecuencia en perros con dietas crudas adecuada a la raza y con la vacunación mínima. Los resultados evidentes incluyen perros geriátricos que muestran mayor grado de actividad y mejor función cognitiva. Además, podrá observar que están más alertas, los ojos se ven más brillantes, el tejido graso se reduce, el pelaje mejora y se torna más brilloso y la piel se ve más saludable. La piel, el órgano más grande del cuerpo, es un reflejo del sistema inmunitario.

Una desintoxicación concentrada para revertir problemas de salud depende de los protocolos del médico y del tratamiento individualizado. Una desintoxicación diaria, por lo general, mantiene a las mascotas más saludables.


Patricia Jordan es una veterinaria naturópata en Cape Carteret, NC. Conozca más en Dr- Jordan.com.

 

Sugerencias para la desintoxicación canina

Tenga presente que el glifosato en el herbicida Roundup de Monsanto está presente en los alimentos no orgánicos, ya que su uso generalizado es para matar la malahierba y secar las cosechas antes de recogerlas. Este veneno escondido, en presencia del mercurio ingerido, hace que el glifosato y el mercurio sean 1,000 veces más tóxicos.

La Dra. Stephani Seneff del Instituto de Tecnología de Massachusetts, autora del artículo “The Destructive Effects of Heavy Metals and Glyphosate”, informa que el glifosato es un factor principal de enfermedad. La toxina permanece en el hueso de las mascotas, al igual que en los

huesos de los animales alimentados con granos modificados genéticamente (GMO) que los perros mastican.

• Evite el uso de químicos y toxinas en el patio, en limpiadores caseros y en productos para el cuidado corporal. Cultive sus propios alimentos o patrocine los agricultores locales.

• Aprenda sobre la agricultura biodinámica y pase de orgánico a biodinámico.

• No afecte el sistema inmunitario con medicamentos o vacunas poco seguras e innecesarias.

• Tome un poco de sol.

• Haga ejercicio. El sistema linfático no trabaja y el cuerpo no puede deshacerse de las mitocondrias gastadas ni fabricar nuevas sin este.

• Incorpore bacterias beneficiosas mediante prebióticos, probióticos y enzimas. Aprenda a fermentar y germinar y añada estos ingredientes a las comidas de la familia y de las mascotas.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags