El ejercicio luego de un accidente cerebrovascular mejora la función cerebral




Ruslan Guzov/Shutterstock.com

Los investigadores de la Universidad de Pittsburg, en Pennsylvania, han establecido que la actividad física estructurada luego de un derrame cerebral puede mejorar de forma significativa la función cognitiva de los supervivientes. El estudio usó los datos de 13 estudios clínicos que incluyeron 735 participantes para analizar el mejoramiento cognitivo general, la función ejecutiva, la atención y la memoria de trabajo, al igual que el impacto de diferentes tipos de actividad física.

Los investigadores encontraron que el ejercicio luego de un accidente cerebrovascular produce mejoras cognitivas tanto en la atención como en la velocidad de procesar la información. Además descubrieron que la combinación de ejercicios aeróbicos y el entrenamiento con pesas produjo las mejoras cognitivas máximas.

 “Encontramos que un programa tan corto como 12 semanas es efectivo en mejorar la cognición e incluso en pacientes con un accidente cerebrovascular crónico, pueden experimentar mejoras en su cognición con una intervención con ejercicio”, dice la autora principal Lauren E. Oberlin, estudiante graduada en dicha universidad.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags