No se preocupe: los gatos naturalmente comen menos en el verano




Un estudio de la Escuela de Ciencias Veterinarias de la Universidad de Liverpool ha encontrado que los gatos comen menos durante el verano, lo que indica que sus dueños pueden tomar con calma esas oscilaciones en el apetito.

La investigación estudió 38 gatos por cuatro años. Se le implantó un microchip al collar que registró la cantidad de alimento que comieron a su gusto de un dispensador. El equipo encontró que los gatos comieron un promedio de 15 por ciento menos en los climas calientes. Su apetito disminuyó de junio a agosto y aumentó de octubre a febrero. Los niveles alimentarios fueron intermedios en la primavera y el otoño.

El autor del estudio, el Dr. Alex German, comentó: “Los gatos están más inclinados a comer por confort cuando hace frío afuera, es probable que se deba a que necesitan energía extra para mantenerse calientes cuando salen fuera de casa”.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags