Evite los productos genéticamente modificados

Jeffrey Smith habla sobre cómo proteger su salud



Jeffrey Smith es el fundador y director ejecutivo del Instituto para la Tecnología Responsable, autor del libro Seeds of Deception y director del documental Genetic Roulette: The Gamble of Our Lives. Smith y su organización, Campaign for Healthier Eating in America, están encabezando el rechazo a los alimentos genéticamente modificados (GM/GMO) o transgénicos con el fin de obligar a que salgan del mercado.

¿Qué conocimientos básicos debemos tener todos sobre los GMO?

La ingeniería genética es diferente al híbrido o cruce tradicional. Existen seis cosechas principales que son GMO—soja, maíz, algodón, canola, remolacha y alfalfa—los genes de varios virus o bacterias fueron forzados al ADN de las plantas. Derivados como la lecitina de soja, la proteína de soja, el sirope de maíz alto en fructosa y el azúcar (a menos que la etiqueta diga azúcar de caña) son en su vasta mayoría alimentos procesados.

¿Cómo fue que los GMO invadieron los estantes de las tiendas de alimentos?

Muchos consumidores en los Estados Unidos creen erróneamente que la Administración Federal de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) aprueba las cosechas GMO solo después de un estudio cuidadoso. En cambio, la agencia alega que no estaba consciente de ninguna diferencia de otras cosechas de alimentos y declaró que las pruebas de seguridad no eran necesarias. En realidad, según documentos de la FDA que se hicieron públicos más tarde a raíz de una demanda en el tribunal, el consenso entre los científicos de la FDA fue que los GMO eran diferentes y peligrosos, y necesitaban pruebas rigurosas a largo plazo para prevenir alergias, toxinas, nuevas enfermedades y problemas nutricionales.

Cuando la administración de George W. Bush ordenó a la agencia promover la biotecnología como una forma de aumentar la exportación de alimentos en los Estados Unidos, la FDA respondió con la creación de un nuevo puesto de Comisionado Diputado de Política para  Michael R. Taylor, pasado abogado de Monsanto. Más tarde pasó a ser vicepresidente de Monsanto y ahora está de vuelta a la FDA como el zar de la seguridad alimentaria de los Estados Unidos.

¿Por qué es tan tóxico el herbicida GMO Roundup de Monsanto para las cosechas?

Monsanto pinta el Roundup como un herbicida benevolente. Esto es una mentira. El glifosato, su ingrediente activo patentizado, altera las vías bioquímicas en el cuerpo. Científicos como

Anthony Samsel y Stephanie Seneff han vinculado el glifosato a numerosas enfermedades y trastornos, incluidos el cáncer, enfermedad del corazón, diabetes, sensibilidad al gluten, enfermedad de Alzheimer, Parkinson, autismo y trastorno de la reproducción. En marzo, la Organización Mundial de la Salud lo declaró como un probable carcinógeno.

¿Cómo podemos evitar los alimentos no etiquetados GMO?

Comer alimentos orgánicos a los cuales no se les permite contener ingredientes GM o productos con etiquetas de no GMO, o aquellos que no contienen derivados de las nueve cosechas actuales GMO, que ahora incluyen algunos calabacines, la calabaza amarilla y la papaya cultivada en Hawái o China. Cualquier producto comestible envasado que no tenga la etiqueta de “Non-GMO” u “Organic” es probable que contenga al menos un GMO; esto incluye carnes y productos lácteos provenientes de animales que han sido alimentados con alimento GM.

NonGMOShoppingGuide.com es un recurso confiable que tiene en su lista alrededor de 30,000 productos no GMO. Una dieta libre de transgénicos es recomendada por miles de médicos, al igual que por la Academia Americana de Medicina Ambiental.

¿Qué más podemos hacer para erradicar los transgénicos?

Nosotros estamos en control, no las agencias del gobierno. Creo que el promover un mensaje fuerte de que los GMO son peligrosos y que deben evitarse serviría mejor a los consumidores y al movimiento de etiquetado de alimentos. Las campañas de alto perfil continuarán educando a los consumidores sobre los peligros de los transgénicos y la necesidad de rechazarlos a favor de selecciones no GMO saludables, en especial para los niños que están en mayor riesgo.

El resultado deseado es que las compañías de alimentos sientan la pérdida de ganancias y remuevan los GMO como una responsabilidad civil. El momento crítico ya casi está aquí en los Estados Unidos. En el 2013, el presidente de Whole Foods anunció que cuando un producto llega a verificarse como no transgénico, las ventas se disparan en un 15 a 30 por ciento. Miles de marcas de productos naturales se inscribieron inmediatamente para su verificación.

Ahora marcas convencionales como Grape Nuts de Post, Simply Balanced de Target, el helado de Ben & Jerry y el menú del restaurante Chipotle están libres de GMO. General Mills cesó de utilizar azúcar de remolacha GMO en sus Cheerios. Cuando el resto de la industria de alimentos vea que esos productos con etiquetas de no GMO han aumentado sus ventas, se verán forzados a eliminar los transgénicos también para proteger su cuota de mercado.


Visite GeneticRouletteMovie.com para educar a su familia, amigos y colegas sobre los peligros de los transgénicos.

Conéctese con la escritora Linda Sechrist en ItsAllAboutWe.com.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags