Sueños verdes para los viajeros

Pioneros muestran el camino hacia estadías ecoamigables



“Cuando el lema de su compañía es ‘fiel a la naturaleza’, usted tiene que hacerlo valer”, dice Tom Tabler, director de ventas y mercadeo para el JW Marriott San Antonio Hill Country Resort & Spa. “Miramos todo, desde la tinta biodegradable de los bolígrafos en las habitaciones de los huéspedes hasta el uniforme de verano del personal.” Las chaquetas deportivas de los gerentes están elaboradas con fibras ligeras de plástico y goma provenientes de materiales reciclados. “Se respira y se ven bien, además, son cómodas”, comenta Tabler.

La construcción del hotel se adhirió a las prácticas ecoamigables. Un santuario de aves de una extensión de 100 acres llevó al descubrimiento de un ave en peligro de extinción. El campo de golf de 36 hoyos está certificado por el Audubon Cooperative Sanctuary Program (ACSP) y considerado el más respetado campo de golf ecoamigable en los Estados Unidos por el PGA Tour. Las cuatro piscinas del hotel y el riachuelo para tirarse en tubos hacen honor al clima seco de la región; la recuperación del agua a través de las cuencas naturales y estanques de retención de agua de lluvia mantienen a los huéspedes a flote y verde el césped del campo de golf.

También en Texas, el Four Seasons Hotel Austin tiene una meta de “cero desperdicio”, lo que requiere reciclar el 90 por ciento de todos los residuos del lugar. Han colocado cajas expositoras (‘shadowboxes’) sobre los botes de basura como ejemplo de lo que es y no es reciclable, a la vez que todo jabón sin usar y otros productos de tocador van a los refugios locales de mujeres.

“Hemos colocado suficientes contenedores, así que no hay excusa para no reciclar”, dice Kerri Holden, directora sénior de relaciones públicas. “En abril ya alcanzamos un 70 por ciento de la marca de cumplimiento. Esperamos alcanzar nuestra meta del 90 por ciento para final de año”.   Holden menciona que luego de la gestión de cancelar el servicio de recogido de basura semanal, queda un solo contenedor de basura de seis pies por seis pies. Incluso la ropa de cama desgastada se convierte en paños de limpieza. La piscina de agua salada utiliza carbonato de sodio, en lugar de tratamientos fuertes con químicos de cloro.

Los desechos de la cocina se convierten en composta y fertilizante para el jardín de hierbas, los huertos y los jardines de flores. Bolsas de composta natural recogen las cáscaras de bananos, corazones de manzana y otros desperdicios de alimentos orgánicos. Al final de año, los huéspedes que hicieron composta durante su visita reciben una carta de foto cortesía de JW Marriott San Antonio Hill Country Resort & Spaagradecimiento y The Nature Conservancy planta un árbol con su nombre en el Bosque Atlántico en Brasil, uno de los bosques tropicales más amenazados del mundo (PlantABillion.org).

En California, el Cavallo Point Lodge, cerca del Golden Gate en San Francisco, abrió en  Sausalito, en 2008, un parque nacional con cabañas que es el único con certificación LEED-Leadership in Energy and Evironmental Design. Fue construido a principios de 1900 para albergar las familias militares del Fuerte Baker.

Aunque en las renovaciones se agrandaron los cuartos, los marcos de madera de las puertas mantienen su apariencia rústica y los pisos de madera son originales o hechos con madera reutilizada. “Hemos aprendido muchísimo mientras actualizamos las instalaciones”, dice el Gerente General, Euan Taylor. “Hemos descubierto que los azulejos del techo fueron pintados con pintura con plomo. En lugar de utilizar químicos fuertes, congelamos cada azulejo, le dimos un pequeño giro y la pintura se cayó.”

Como era de esperar, los alimentos del restaurante del lugar y la escuela de cocina que allí se encuentra, son adquiridos de los agricultores locales.

En Big Sur, California, el galardonado Post Ranch Inn se especializa en la reutilización de materiales. La madera proveniente de barriles viejos de vino les da un acento a las paredes en las habitaciones. Los árboles caídos se convierten en bancos en las veredas. La vajilla es hecha de cristal reciclado y cualquier plato roto se vuelve a reciclar. La miel usada para los tratamientos faciales del spa llega de 18 colmenas del lugar.

foto cortesía de The Resort at the MountainLas actualizaciones diarias sobre los ahorros de energía mediante el sistema de los 990 paneles solares de 208 kW se pueden ver en Tinyurl.com/PostRanchInnMonitor.

En Oregón, The Resort at the Mountain, en Welches, plantó unas 11,000 plantas autóctonas en su propiedad de 300 acres durante el año 2009, siguiendo el espíritu del Bosque Nacional Mount Hood cercano. La montaña alberga el único hotel o ‘lodge’ para esquiar certificado por el

Sustainable Travel Institute, que utiliza los criterios de las Naciones Unidas.

“Somos un campamento base para esquiadores, excursionistas, ciclistas todo-terreno y pescadores”, dice el Gerente General, John Erikson. “Nuestro menú incluye productos cultivados en la región, y por supuesto, pescado.”

El campo de golf del resort, siguiendo el Audubon Cooperative Sanctuary Program, utiliza métodos naturales para el control de la maleza. “Las arrancamos”, dice Erickson. “Las flores silvestres se quedan donde están.” Los golfistas y pescadores son voluntarios en el mantenimiento del campo de golf y de los canales de agua para los salmones y las truchas.  Desde el campo de golf los visitantes pueden ver a los salmones nadando contra la corriente.  “La mayoría de los pescadores capturan y liberan los peces”, menciona Erickson. Queremos ser buenos administradores de la tierra.”


Comuníquese con Avery Mack, escritor independiente, en AveryMack@mindspring.com.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags