Bueno y crudo

La supermodelo Carol Alt habla sobre cómo los alimentos crudos la mantienen en forma



Carol Alt caracteriza la última etapa de su carrera de más 30 años como “la tormenta perfecta del ajetreo”, incluido el lanzamiento de su último libro, Easy Sexy Raw, sus roles en el estreno de la película de Woody Allen, To Rome with Love, y el documental de HBO, About Face, que explora la relación entre la apariencia física y el negocio de la belleza. Por los pasados años, ha estado supervisando en los Estados Unidos su línea de cuidado de la piel, Raw Essentials.

¿Cómo ha cambiado su relación con los alimentos a través de los años y qué papel han tenido los alimentos crudos?

Yo crecí en Long Island, mi niñez fue igual que la de cualquier otro niño. Mi mamá cocinaba espaguetis y macarrones con queso. Algunas veces mi papá asaba un pedazo de carne hasta que estuviera muerta por segunda vez. Los fines de semana, comíamos pizza o comida china. Nunca me di cuenta que el brócoli era verde porque la sobrecocción lo volvía gris.

Un día, me dijeron en un trabajo que me fuera a mi casa porque no estaba en “condición física para traje de baño”. Una amiga me recomendó un médico que se especializaba en dietas preparadas con alimentos crudos, era la primera vez que escuchaba de este tema.

Así que intenté la dieta cruda, de golpe, y me sentí mejor inmediatamente. Hoy día, como alimentos crudos y utilizo la medicina natural que me hace muy saludable; esta dieta satisface,  lo que hace que tenga menos hambre. Mi estilo de vida holístico ya no incluye medicamentos recetados.

En estos días mi sistema corre con eficiencia, como un carrito de golf eléctrico. Cuando tengo que seguir, sigo. Cuando necesito parar y dormir, duermo. El cuerpo puede trabajar de una manera fenomenalmente bien si usted lo deja.

“Crudo” parece ser una dieta fácil de preparar, pero algunos de los métodos pueden tomar tiempo y un equipo especial. ¿Cuál puede ser un punto sencillo para comenzar?

Una licuadora puede hacer de todo, desde sopas hasta postres. Comience con cosas como guacamole, salsas y sopas. También puede utilizar una olla y agua caliente (hasta 115 grados) para calentar fideos de alga para añadir a una mezcla de sopa. Puede hacer un mousse de chocolate crudo y aguacate.

También comience a pensar en un deshidratador como una olla de barro que trabaja mientras no está en la casa. Es una opción simple una vez crea el hábito de usarla.

Claro está, va a querer hacer todo tipo de ensaladas frescas.

¿Cómo mantiene su plan de alimentos crudos cuando sale a comer afuera o en eventos sociales?

Busco alimentos que sé son crudos, como Carpaccio o ceviche. Si tengo dudas, le pregunto al chef. Si todavía me quedan dudas, no me lo como.

Hay un poco de disciplina en todo esto. Tiene que comer en un horario y asegurarse que recibe los alimentos que necesita. Yo almuerzo aunque no tenga hambre; cuando como afuera, escojo alimentos que son crudos. Es importante asegurarse que no se siente privado de algo y que está hambriento; de lo contrario, puede que se le antoje comerse el pan que está en la mesa.

¿Hay veces en los que echa de menos los alimentos cocidos y a veces se da el gusto?

Mi dieta es un 75 a un 95 por ciento cruda. Cuando usted come alimentos crudos se siente mucho mejor y no quiere comer nada más. Mi única gratificación es comer palomitas de maíz cuando mi equipo deportivo favorito juega.

¿Tiene algún consejo final sobre la exploración de una dieta cruda?

Relájese y diviértase tratando diferentes cosas. Si hace trampa, está bien. Si se siente privado de alguna manera, coma. Sobre todo, disfrute de la aventura.


Beth Bader es coautora del libro The Cleaner Plate Club y tiene su blog en CleanerPlateClub.com.

Nota: Las dietas de alimentos crudos no son recomendadas para los niños, las personas adultas mayores, embarazadas o lactando. No se recomienda ingerir productos lácteos, carnes o huevos crudos y puede estar en riesgo una deficiencia de B12. Siempre consulte a su médico.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags