La belleza que existe en el aburrimiento de verano

Cómo recapturar los maravillosos días de la niñez



¿Recuerda aquellas horas interminables de juegos imaginativos durante su juventud, como trepar árboles, hacer pasteles de fango, volar chiringas, pescar, construir un fuerte/casas de árbol/estantes de limonada, nadar, observar las nubes, jugar en los columpios, hacer fiesta para tomar el té, hacer y luego echar botecitos en el arroyo, capturar luciérnagas/mariposas/ranas, jugar jacks y palitos, brincar cuica, jugar a la rayuela, rodar por una colina, hacer cadenas de margaritas, tirar piedras en un río para que salten, acampar en el patio, jugar pelota en el vecindario (con reglas creadas por uno mismo), jugar al esconder y buscar con una linterna?


Los veranos de la niñez son poderosos y permiten a los niños encontrar la felicidad personal y cultivar intereses y recuerdos que pueden durar toda la vida. Los regalos que ofrecen los días de verano menos estructurados son valiosos y ofrecen el tiempo y espacio para la posibilidad de actividades mágicas. Tanto los niños como los padres se benefician de volver a revivir las fuerzas de la creatividad y restablecer el optimismo.   

Sin embargo, según un estudio de la Universidad de Michigan, los niños de hoy día tienen tanto como 12 horas menos de tiempo libre a la semana que hace 30 años. Kim John Payne, autora de Simplicity Parenting – Using the Extraordinary Power of Less to Raise Calmer, Happier, and More Secure Kids, exhorta a los padres a simplificar los itinerarios de sus hijos y establecer “¼ islas para ser ellos mismos, en un torrente de continuo hacer”. Todos necesitamos de tiempo para descansar a fin de poder funcionar bien. Payne mantiene que: “El descanso nutre la creatividad, lo que a la vez nutre la actividad. Cada uno se beneficia del otro y contribuye el uno con el otro”.

Además, el aburrimiento es un regalo para los niños… un combustible asombroso que los impulsa hacia adelante”, escribe Nancy Blakey, una columnista para la revista Seattle’s Child.

Bonnie Harris, autora de Confident Parents, Remarkable Kids, cita la falta de aburrimiento en los niños de hoy día como la razón por la cual muchos jóvenes cuando se gradúan fracasan en el mundo “real”. El aburrimiento despierta la chispa que ayuda a descubrir nuestras propias pasiones, recursos internos, ingenuidad y capacidad para autodirigirnos, todas, destrezas imprescindibles en la vida.

Sobrecargar las agendas a menudo sustituye el estímulo que nos permite experimentar el autodescubrimiento y no permite que florezca el tremendo potencial almacenado de recursos internos e imaginación que los niños poseen. Según Payne: “Un niño que no tiene tiempo de esparcimiento—o tiempo para aburrirse—siempre estará en búsqueda de estímulos, actividades o entretenimientos externos… [y] se creará una cultura de compulsión y gratificación inmediata. ¿Qué otra cosa se desarrolla en dicho tipo de cultura? Las conductas adictivas”.

Así que, ¿cómo encontrar el camino hacia aquellos días más sencillos? Richard Louv, autor del libro Last Child in the Woods, habla sobre: “Ese escondite en la maleza o las hojas debajo de un sauce en el patio, el riachuelo de temporada formado en un arroyo, incluso la zanja entre el patio del frente y la carretera, todos estos lugares son universos completos para un niño pequeño. Las expediciones a las montañas o los parques nacionales no se comparan con los misterios de ese desfiladero al final de la calle sin salida”. Louv recomienda permitir a los niños tiempo para estar en la naturaleza, tiempo para caminar, escuchar, jugar y aprender. El tiempo que pasa en la naturaleza permite que los sentidos se aviven nuevamente.

Sue Palmer, autora del libro, Toxic Childhood y 21st Century Boys, observa: “La pérdida del juego y las aventuras diarias al aire libre es particularmente significativo para los niños que tienen tendencia a distraerse fácilmente o a ser impulsivos”.  

Uno de los beneficios más grandes de un verano lento, para todos, es el juego en sí mismo. Hay evidencia contundente sobre la necesidad crucial de esta actividad en la vida. Así que motive a sus hijos a participar en los placeres sencillos que la naturaleza ofrece, ya que potencialmente pueden crear y fortalecer los recuerdos más gloriosos, maravillosos y ‘aburridos’ de sus veranos… y el suyo.


Lisa Gromicko ha trabajado como educadora de niños de temprana edad durante 16 años en Waldorf y ha disfrutado de pasar largos veranos con sus hijos que ahora tienen 21 y 18 años y espera disfrutar de muchos más.Visite LisaGromicko@mac.com
.

 

Fechas favoritas para jugar en familia

por April Thompson

Para cualquier familia cuya actividad predeterminada sea prender el televisor o navegar el Internet, hay disponible una mejor vida llena de diversión y sano entretenimiento al aire libre. A continuación algunos portales en Internet que ofrecen ideas creativas para avivar la imaginación y motivar a sus hijos a salir al aire libre.

Únase a un club de naturaleza para toda la familia: Encuéntrense en ChildrenAndNature.org

La red en Internet de Richard Louv relacionada con los niños y la naturaleza ha ayudado a crear más de 100 clubes de naturaleza en los Estados Unidos y el exterior. Los miembros de la familia hacen citas individuales o grupales para jugar en parques, jardines, senderos y otros espacios verdes.

Cultive un jardín de pizza: Aprenda cómo hacerlo en Family-Fun.Kaboose.com

De seguro los niños se pondrán contentos a la hora de trabajar en el jardín si al final de la azada hay una pizza. Cultive los ingredientes de la salsa para pizza de semillas o plantas ya germinadas como tomate, albahaca, orégano, cebollas y pimientos rojos, y haga una fiesta de pizza el día de cultivo. Luego salgan al aire libre a jugar.

Salgan en un safari de insectos: Descubra el regalo que pueden ser los insectos en Blog.PlayOutdoors.com

Nuestros patios están repletos de insectos. Cree una “caja de insectos” (una caja sencilla transparente con una lupa encima) y deje que los chiquitines capturen (y liberen) los insectos. Pueden divertirse viendo cómo se mueven debajo de ese microscopio improvisado. Para una aventura culinaria, cocine algunas delicias de otras culturas desde cigarras hasta saltamontes.

Acampe en el patio: Encuentre ideas en FamilyFun.go.com/playtime/seasonal-games/summer-games

El patio cambia de dimensión cuando los niños ayudan a armar una caseta y se quedan a dormir fuera de la casa. Haga una fogata con una parrilla portátil, asen ‘ marshmallows’ y creen historias de fantasmas basadas en los espíritus que vagan por el vecindario. Seleccione una noche sin luna para poder ver las estrellas o celebre el Great American Backyard Campout el 25 de junio.

Salga en una búsqueda de tesoros ayudado por alta tecnología: Póngase activo en FamilyFitness.About.com/od/waystoplay/tp/outdoor_activities_kids.htm

Siga un GPS programado en busca de tesoros escondidos. Esta actividad, conocida como ‘geocaches’, ofrece artículos de distintas clases que tiene que encontrar en lugares que aparecen en el mapa del ‘geocaches’ y que otros visitantes han dejado para que sus compañeros ‘geocachers’ disfruten. Asegúrese de llevar un artículo para remplazar lo que recoja o mueva de lugar.

Comience una banda de rock: Sáquele el máximo a los tesoros de la naturaleza en Wilderdom.com/games/EnvironmentalActivities.html

¿Quién necesita instrumentos caros fabricados por el hombre cuando puede improvisar con la naturaleza? Busque objetos en la naturaleza para crear música —palitos para dar contra una superficie, rocas para chocar y hojas para silbar—y cree una sesión de música improvisada. Es solo una de las muchas aventuras que pueden disfrutar solos o en grupo.

Salga de excursión para visitar el hogar de diferentes animales: Comience con GreenHour.org

Muchos animales viven alrededor de nosotros, sin embargo, muchas veces pasan desapercibidos. Ayude a los niños a estar en sintonía con los muchos tipos de albergues que los rodean, desde nidos de aves hasta panales de abejas y cuevas. Haga que esa hora verde sea la mejor parte del día.


April Thompson es una escritora independiente en Washington, D.C. Visite AprilWrites.com.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags