Una lista del supermercado libre de transgénicos




Según un artículo publicado en la revista Green American, 93 por ciento de los estadounidenses creen que los alimentos genéticamente modificados deben ser etiquetados. Sin embargo, solo los productos orgánicos certificados por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) no pueden, de forma intencional, contener organismos modificados genéticamente (OMG). Por lo tanto, es difícil identificar los alimentos y productos OMG en una tienda de alimentos típica de los Estados Unidos. La siguiente información puede servir de ayuda.

El USDA confirma que un gran porcentaje de los cultivos de la nación fueron genéticamente modificados en 2011: 94 por ciento soya convencional y productos derivados; 90 por ciento de la semilla de algodón, un ingrediente común en la margarina, aderezos de ensaladas y aceites; y 88 por ciento del maíz, contenido en los cereales del desayuno, productos de harina de maíz como las tortillas y sus derivados, sirope de maíz alto en fructosa, sopas y condimentos. Actualmente, más del 90 por ciento del cultivo de canola en los Estados Unidos es genéticamente modificado.

The Independent, uno de los principales periódicos de Inglaterra, informó en 1999 que el edulcorante artificial aspartame fue hecho de una bacteria genéticamente modificada desde 1965.  El aspartame, vinculado de forma inconclusa con numerosos riesgos a la salud, está presente en más de 6,000 productos, incluidos los refrescos de dietas. Otros dos edulcorantes artificiales, Nutrasweet y Equal, también contienen aspartame.

Más aún, el USDA señala el 95 por ciento del cultivo de 2009 de remolacha azucarera utilizada para producir azúcar convencional, como genéticamente modificada. Las alternativas edulcorantes no OMG incluyen las provenientes de la caña de azúcar y la miel de fincas orgánicas.


Fuente: GreenAmerica.org

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags