Alerta sobre las carnes rojas




El filete sigue siendo una de las comidas favoritas en los Estados Unidos, pero el consumo regular de productos de carne roja tiene un costo elevado para la salud. En un amplio estudio reciente, los investigadores de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard (ESPH) encontraron que la carne roja casualmente estaba asociada con mortalidad, incluida la enfermedad cardiovascular y el cáncer.

Frank Hu, autor y profesor de nutrición y epidemiología en ESPH, y su equipo observaron por 22 años a 37,698 hombres del Estudio de Seguimiento de Profesionales de la Salud de ESPH y por 28 años a 83,644 mujeres del Estudio de Salud de las Enfermeras de los Institutos Nacionales de Salud, todos libres de enfermedad cardiovascular y cáncer al principio del estudio.

Los investigadores evaluaron cada cuatro años las dietas mediante cuestionarios y documentaron un total combinado de 23,926 muertes en los dos estudios, de las cuales 5,910 fueron por enfermedad cardiovascular y 9,464 por cáncer. Su evaluación reveló que un servicio diario de carne roja sin procesar (el tamaño de un paquete de naipes) estaba asociado con un 13 por ciento de riesgo de mortalidad temprana, y un servicio diario de carne roja procesada (un ‘hot dog’ o dos lascas de tocineta), con un 20 por ciento de riesgo.

La carne roja y productos relacionados contienen hierro hemo (a base de carne), grasa saturada, sodio y nitritos, así como carcinógenos formados durante la cocción. Los investigadores recomendaron cambiar a fuentes de proteína más saludables, como pescado, aves, nueces, legumbres y granos integrales.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags