La naturaleza cura

El comportamiento de la mariposa monarca da clave para la automedicación




Como muchas especies, los brillantes colores de las mariposas monarcas advierten a los depredadores de insectos de toxicidad potencial, lo que en muchos casos es cierto.  Los biólogos han descubierto que la hembra monarca infectada con un parásito particularmente nocivo, escogerá dejar sus huevos en una versión más tóxica del algodoncillo, el follaje alimentario de su predilección, que trabaja al reducir la transmisión de la infección parasítica a sus bebés y no le hace daño a la larva.

“Estos experimentos proveen la mejor evidencia actual de que nos animales usan medicina”, dice Jaap de Roode, biólogo que dirigió el estudio.  Algunos científicos teorizan que la práctica de los animales de ser sus propios doctores al utilizar la medicina de la naturaleza, está más difundida que lo que pensamos”.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags