Alimentos que combaten el dolor

Un banquete colorido y sabroso



Muchos alimentos saben ricos y la vez son potentes sanadores.  De forma natural, ya vienen empacados y disfrazados de brillantes colores.  Además, estos no causan los efectos secundarios desagradables que a menudo acompañan el uso de medicamentos.  Aquí le presentamos algunos alimentos que pueden aportar beneficios adicionales y que a la vez son sabrosos y favoritos de muchos.

Cerezas
Muraleedharan Nair, Ph.D., profesor de química y productos naturales en la Universidad del Estado de Michigan, encontró que el extracto de la cereza agria es 10 veces más efectivo que la aspirina para aliviar la inflamación.  Solo se necesitan dos cucharadas diarias del jugo concentrado para obtener resultados efectivos.  Se ha encontrado el mismo efecto en las cerezas dulces.

Otras fresas
Más adelante, Nair encontró este mismo compuesto en otras fresas, en específico: las moras, las frambuesas, los arándanos  azules y las fresas.

Apio y sus semillas
James Duke, Ph.D., autor de The Green Pharmacy, encontró más de 20 compuestos antiinflamatorios en el apio y sus semillas, incluido un flavonoide poderoso llamado apigenina. Añada las semillas a las sopas, los guisos o como sustituto de la sal en muchas recetas.

Jengibre
El jengibre reduce los niveles de dolor que causa la prostaglandina y ha sido usado extensamente en la India para tratar dolor e inflamación.  Un estudio llevado a cabo por investigadores en la India encontró que cuando se les dio jengibre a las personas con dolor muscular, todas experimentaron mejoría.  Una nueva investigación de la Universidad de Georgia apoya estos hallazgos.  Si está tomando medicamentos, verifique con su médico para posible interacción entre los medicamentos y el jengibre.

Cúrcuma
La cúrcuma (Curcuma longa), esa especia amarilla comúnmente utilizada en los curries de la India, es bien conocida por sus propiedades antiinflamatorias y por suprimir el dolor sin los efectos secundarios dañinos. Su principal ingrediente terapéutico es la curcumina. La investigación de la Universidad de California, San Diego, y Cornell indica que la curcumina aparenta ser una alternativa natural para los medicamentos inhibidores del COX-2.

Pescados grasosos
Muchos pescados grasosos como el salmón, la caballa y el arenque contienen ácidos grasos omega-3 que en el cuerpo se convierten en sustancias parecidas a las hormonas que disminuyen la inflamación y el dolor.  Según informes de investigaciones de especialistas en artritis asociados con los Institutos Nacionales de Salud, el omega-3 es un agente antiinflamatorio efectivo. El ingerir aceite de pescado actúa directamente en el sistema inmunológico ya que suprime la liberación de las citoquinas en un 40 a un 55 por ciento, compuesto que se conoce por destruir las articulaciones.  Muchos otros estudios similares demostraron que comer cantidades moderadas de pescado o tomar suplementos de aceite de pescado reduce el dolor y la inflamación, particularmente para las personas que sufren de artritis.

Aceite y semillas de linaza
Las semillas de lino molidas y el aceite prensado en frío contienen bastante cantidad de aceites esenciales de ácidos grasos omega-3. Sin embargo, no cocine con este aceite ya que podría tener el efecto contrario, causar irritación en los tejidos del cuerpo y por ende, dolor.

Nueces (walnuts) crudas y su aceite
Las nueces crudas y su aceite también contienen poderosos ácidos grasos omega-3 que combaten el dolor y la inflamación en el cuerpo.

Cuando de lo que se trata es de aliviar el dolor, realmente los alimentos puede ser la mejor medicina.


Michelle Schoffro Cook es consultora en nutrición y doctora en medicina natural. Su último libro es The Phytozyme Cure.  Conozca más en DrMichelleCook.com/HealthSmartNews.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags