Niños con consciencia plena

La conciencia plena interna brinda calma y bienestar



Cuando abandono el salón de clases, los estudiantes que están en el área de juegos corren hacia mí, pero no me llaman por mi apellido cuando me rodean y se abrazan a mis piernas, ya que tienen problemas para recordarlo y pronunciarlo. En vez escucho, hola “Sr. Conciencia Plena” o, incluso hasta, “El Tipo de Conciencia Plena”.

Mi labor es llevar el arte y la ciencia de la conciencia plena a los estudiantes y maestros en las escuelas, centros de detención juvenil y equipos de deportes, al igual que a clientes en mi práctica privada de psicoterapia. Por suerte, la investigación está comenzando a demostrar que aplicar la conciencia plena puede disminuir el estrés, los asuntos relacionados con el déficit de atención, la depresión, la ansiedad y la hostilidad en niños y beneficiar la salud, bienestar, relaciones sociales y desempeño académico. Los niños pueden aprender fácilmente las técnicas, y cuando las aprenden de pequeños, puede ser una herramienta para toda la vida.

Los beneficios de la conciencia plena

La conciencia plena significa abrir nuestra consciencia con intención y compasión al aquí y el ahora. La conciencia plena, en las modalidades médicas y psicológicas como, Reducción de Estrés basado en la Conciencia Plena y Terapia Cognitiva basada en la Conciencia Plena están captando la atención a medida que la investigación sugiere que puede mejorar el estado de ánimo, disminuir el estrés y mejorar la función inmunitaria. El  Dr. Jon Kabat-Zinn, Ph.D. y otros han estado estudiando los efectos médicos de la conciencia plena durante 30 años con resultados impresionantes. 

En las escuelas, puede ser un antídoto poderoso para las muchas batallas que enfrentan nuestros jóvenes. En el Área de la Bahía de California, por ejemplo, el programa de Escuelas basadas en Conciencia Plena ha usado la conciencia plena para enseñar concentración, atención, solución de conflictos y empatía a 10,000 niños en 38 escuelas; 66 por ciento de estas escuelas ofrecen servicios a niños de bajos ingresos. En los centros de Detención Juvenil de Oakland, el Mind Body Awareness Project ofrece retiros silentes de un día para adolescentes; aunque están privados de su libertad, están aprendiendo a obtener libertad interna.

“Uno se siente... más conectado con todo.
Es la misma sensación que volar”.
Pasaje del diario de Conciencia Plena
de un estudiante de cuarto grado.


En los deportes, las técnicas de conciencia plena ayudaron al equipo de baloncesto de la escuela superior de Alameda a llegar hasta las finales del norte de California, un logro sin precedentes en la historia atlética de la escuela. 

Estos jóvenes están aprendiendo sobre las destrezas de atención que necesitan para triunfar en este mundo acelerado multitareas. Al practicarla, los estudiantes también aprenden sobre el balance emocional y las nuevas formas de sentirse conectados con sus comunidades. El resultado más importante que he observado es un nuevo nivel de paz que es evidente en el cuerpo y la mente de estas personas jóvenes. La conciencia plena ofrece una sensación general de bienestar en las que pueden florecer otras destrezas de aprendizaje y productividad.

Educación verdadera

La palabra educación viene de la raíz latina ex, que significa “de adentro” y duco, “guiar”.  Por lo tanto, educación originalmente significaba traer hacia afuera, guiar a un estudiante hacia la sabiduría inherente dentro de cada persona, a cualquier edad. Este es un enfoque fundamentalmente diferente al paradigma convencional educativo cuyo enfoque es tratar al estudiante desde afuera y de arriba hacia abajo.  

Al usar lo que yo llamo el método de aprendizaje, “manguera de incendio”,  lanzar información a los estudiantes y penalizarlos cuando no pueden retener el material que consideramos importante, cometemos el error de presumir cómo debe ser cada niño, en lugar de verlos como ya son. Piense cuán diferente sería cada una de nuestras vidas si nuestros padres, maestros y otros mentores nos hubieran ayudado a aprender a convertirnos en la persona que inherentemente debimos ser.

Este enfoque requiere que todos descubramos y utilicemos nuestra propia conciencia plena. Cuando un padre me pregunta, ¿cuál es la mejor técnica de conciencia plena que debo enseñar a mi hijo?, mi respuesta es siempre la misma, “la conciencia plena suya”. Nuestra conciencia plena ya está presente dentro de nosotros mismos, no es algo que necesitamos crear. 

Observe todos sus pensamientos en este momento: sus dudas e intereses, al igual que las sensaciones. Sencillamente esté consciente del fenómeno, sin pasar juicio ni tener preferencias. La capacidad natural de abrirse al momento presente, a todo lo que está ocurriendo dentro y alrededor nuestro, es conciencia plena, una conciencia abierta, intencional y no sentenciosa. 

Cuando incorporamos las técnicas de conciencia plena, nos convertimos en ejemplos vivientes para nuestros hijos.  Si está interesado en conocer cómo llevar las prácticas de conciencia plena a sus hijos, comience ofreciéndoselas a usted mismo. Únase a un grupo de conciencia plena, lea sobre el tema o, mejor aún, termine de leer este artículo ahora mismo, cierre los ojos, visite el interior de su propio ser y viva el momento presente.


Daniel Rechtschaffen, MA, adiestrador y pionero en este campo, ayuda a implementar un currículo basado en la conciencia plena en escuelas y organizaciones.  Los colaboradores incluyen  el Mind Body Awareness Project, Mindful Schools y Mindfulness Without Borders. Rechtschaffen además convoca una conferencia anual sobre la Conciencia Plena y la Educación y ofrece adiestramientos para maestros en el Omega Institute. Además, tiene una práctica privada de psicoterapia en el Área de la Bahía donde ofrece consejería matrimonial y terapia de familia. Visite MindfulChildren.com y NowCounseling.com y busque bajo eomega.org.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags