La dieta puede afectar nuestro reloj interno




Nuestro reloj interno, el ritmo circadiano, ayuda a que el cuerpo adapte el ciclo del día y de la noche, y regula las funciones como el dormir y el metabolismo.  Los científicos de la Universidad Hebrea de Jerusalén descubrieron, en ratas de laboratorio, que una dieta alta en grasas puede causar disturbios en el ritmo diario al afectar los genes del animal relacionados con el ciclo.  Las consecuencias significativas para la salud incluyen ciclos irregulares en el sueño y la vigilia, además de trastornos metabólicos.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags