Eco-Consejo

Por qué el agua del grifo es una mejor opción




¿Sabía usted que en la actualidad los estadounidenses toman más agua embotellada que leche o jugo?  Compramos 30 mil millones de botellas de agua al año, 80 por ciento de ellas terminan en los vertederos por cientos de años.  Es por eso que las personas conscientes de mantener el ambiente usan botellas que se pueden volver a llenar.

Además de ser buenos ambientalistas, los consumidores tienen suficientes razones para evitar el agua embotellada.  Según un estudio de cuatro años llevado a cabo por National Resources Defense Council (NRDC), no podemos asumir que el agua embotellada que compramos es necesariamente mejor en términos de regulaciones, pureza o seguridad que el agua que sale del grifo.  Estos son algunos hechos reveladores:

•    Por lo general las personas gastan entre 240 a 10,000 veces más por galón por agua embotellada que por agua del grifo.•    Según estimados gubernamentales y de las industria, al menos 25 por ciento del agua embotellada (algunos dicen que un 40 por ciento) es agua del grifo, con un tratamiento adiciona, algunas veces no.

•    Análisis independientes de laboratorio realizados para el estudio de NRDC, mostraron que alrededor de un tercio de las aguas embotelladas que fueron analizadas contenían una contaminación significativa en al menos una prueba. Eso significa que los niveles de químicos o bacterias contaminantes excedieron los permitidos bajo los estándares o guías estales o de la industria.

•    La Administración Federal de Drogas y Alimentos (FDA) no regula el agua embotellada ni su venta, creando una exención de un 60 a un 70 por ciento de agua embotellada en Estados Unidos de los estándares de la FDA.  Incluso cuando aplican sus reglas, son más débiles en muchas formas que la reglamentación que tiene la Agencia Federal de Protección Ambiental (EPA) para el agua potable de las grandes ciudades.  La mayor del agua de grifo del país pasa los estándares de la EPA.

•    Los resultados de las pruebas y las notificaciones de violaciones deben informase a los oficiales estatales o federales. No hay informes mandatorios para los embotalladores de agua; los manufactureros han recogido agua embotellada 100 veces sin notificarle al consumidore alrededor dos de tres veces.

•    Los sistemas de aguas de la ciudad deben suministrar informes anuales dejándole saber a los consumidores qué hay en su agua; los embotelladores mataron con éxito este requisito para el agua embotellada.

Cada estadounidense tiene el derecho a obtener agua de grifo segura y de buen sabor. Si decidimos comprar agua embotellada, nos merecemos estar igual de seguros.  Ya sea que nuestra agua viene en botella o del grifo, tenemos derecho a saber que contiene.  ¿Si el agua embotellada es tan segura, por qué no probarlo con una etiqueta con toda la información?


Primary Source: National Resources Defense Council (nrdc.org)

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags