En la zona O

La terapia de oxígeno sana una gama de enfermedades



La terapia de ozono, igual de segura y fiable que la terapia con oxígeno hiperbárico (alta presión), también posee el poder sanador del oxígeno. Desde los años 50, su popularidad ha ido en aumento alrededor del mundo. Hoy día, más de 45,000 médicos en 50 países administran terapia de ozono para atender padecimientos que incluyen desde infecciones de endodónticas y dolor debido a discos herniados hasta placa en las arterias y enfermedad de Lyme.

Según la Academia Americana de Ozonoterapia, el uso extendido de ozono comenzó en Alemania y desde entonces se ha propagado por Europa como un tratamiento alternativo contra las bacterias resistentes a antibióticos. La Academia indica que los médicos alopáticos advierten contra la terapia de ozono, principalmente debido a información errónea u falta de entendimiento sobre su eficacia, los efectos secundarios, los gastos y la seguridad, aunque estudios internacionales publicados, al igual que estudios clínicos en los Estados Unidos, han demostrado que puede usarse en lugar de terapias más costosas y peligrosas como lo son las cirugías o los productos farmacológicos.

El ozono terapéutico tiene un récord sólido de seguridad y no se han observado efectos tóxicos con el uso clínico correcto (Journal of the American Medical Association). Los efectos secundarios informados en ocasiones incluyen debilidad leve, mareo o somnolencia, de breve duración, durante o después del tratamiento. Con la aplicación localizada, existe la posibilidad de reacciones alérgicas de la piel como urticaria, aunque las ocurrencias son leves y se resuelven rápidamente.

El ozono es un antioxidante. La ozonoterapia, al igual que el ejercicio, crea beneficios de salud, ya que lleva dosis medidas de estrés oxidativo que activan los sistemas antioxidantes internos del cuerpo. La enzima natural primaria en la ozonoterapia es el superóxido dismutasa que estimula otra enzima llamada telomerasa, que conserva el ADN joven, ya que mantiene el telómero al final de cada cadena de ADN. 

Un estudio de la Universidad de Cuba en La Habana de pacientes con discos herniados descubrió que la ozonoterapia proveyó tanto protección oxidativa como alivio del dolor.  Dichas propiedades hacen que la terapia de ozono sea un tratamiento seguro y efectivo para muchas infecciones. También se ha demostrado que es particularmente efectiva para infecciones sinusales y endodónticas (Iranian Endodonics Journal), osteonecrosis de la mandíbula, infecciones de oído, hepatitis (Journal of Alternative and Complementary Medicine), cistitis, VIH, infecciones de los intestinos y de la sangre y enfermedad de Lyme. El personal del Sophia Health Institute, en Woodinville, Washington, informó resultados increíblemente rápidos en el tratamiento de dichas infecciones crónicas complejas, mediante el uso de protocolos intensivos intravenosos (IV) con apoyo personalizado y sistémico. 

Sebastian Kaulitzki/Shutterstock.comLa ozonoterapia es el tratamiento por excelencia contra las infecciones, especialmente las virales. Los principales expertos en terapia oxidativa, entre estos, el Dr. Robert Rowen, director de The Healing Center en la Ciudad de Nueva York, tuvo éxito al administrar el tratamiento durante la crisis de ébola en Sierra Leona. Además de los muchos pacientes que ha ayudado, "Informó que la terapia de ozono curó rápidamente cinco pacientes con ébola durante el brote", explicó Rowen.

La terapia de ozono ahora se usa para aliviar la artritis, la neuropatía, la enfermedad degenerativa de las articulaciones y de los discos, la fibromialgia y la fatiga crónica. Un estudio piloto dirigido por la Universidad de Granada en España, observó mejoría en los síntomas físicos y de depresión causados por la fibromialgia. El ozono también es efectivo en el tratamiento de la osteoartritis de las rodillas y, mediante inyecciones, la artritis de las caderas", señala Rowen. Otras personas describen sus experiencias de haber superado varias enfermedades mediante el uso de la terapia de ozono en YouTube.com/user/RobertRowenMD/videos.

Una de las aplicaciones más impresionantes basada en la evidencia es el alivio del dolor de discos herniados, en particular de los discos lumbares. Más de un metaanálisis consideró el tratamiento de ozono como un procedimiento efectivo y sumamente seguro, que brinda resultados relacionados con el dolor y la función del cuerpo, iguales o mejores que los de una cirugía, sin contar que la tasa de complicaciones es mucho más baja (menos de 0.1 por ciento y los tiempos de recuperación significativamente más cortos (Pain Physician; American Journal of Neuroradiology).

Según el Journal o Natural Science, Biology and Medicine, la terapia de oxígeno/ozono usada en odontología, ofrece tres formas fundamentales de aplicación para tratar el tejido oral, agua ozonizada, aceite de oliva ozonizado y oxígeno/ozono. El agua y el aceite de oliva ozonizada probaron ser sistemas efectivos de administración. 

La terapia de ozono, que no es tóxica y fácil de generar, se está convirtiendo en una opción viable para el tratamiento y la prevención de enfermedades.


Valerie Burke, es una escritora independiente en temas de salud en Olympia, Washington, versada en medicina integrativa con una maestría en ciencias de enfermería.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags