Los niños aprenden destrezas sociales a través de fingir y bromear




Una investigación publicada en la revista Cognitive Science ha encontrado que los padres que juegan con los niños usando el humor y la fantasía tuvieron un aumento en las destrezas de aprendizaje, imaginación y unión, junto con maneras de pensamiento abstracto.

Los investigadores hicieron pruebas en niños entre las edades de 16 y 24 meses, en 2 fases. La primera utilizó juegos de acción entre 25 niños y la segunda, un estudio de juegos verbales entre 40 niños. Los padres y los niños pretendieron hacer actividades como lavarse las manos sin jabón o crear situaciones utilizando un juguete.

Durante la segunda fase, los niños y los padres jugaron con bromas utilizando palabras, identificando cosas de una manera graciosa y haciendo creer que estaban haciendo cosas.

Los investigadores encontraron que usar la broma y fingir en el juego permitió a los niños distinguir claves que les ayudaron a comunicarse y destrezas para entender las intenciones. El estudio también encontró que los niños mayores se basaron más en las claves verbales para entender las comunicaciones que utilizaban el fingir y el bromear.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags