El poder de la amistad

Nos sustenta, cuida y apoya



Por una razón, una temporada o toda una vida, los amigos nos ayudan a hacer frente a los desafíos, motivan nuestro mejor trabajo y ayudan a celebrar la vida. La amistad toma muchas formas sin importar el cruce de generaciones y los límites impuestos, e incluso surge entre los confidentes menos probables.
 

Los amigos de la niñez Matt Damon y Ben Affleck colaboraron en el guion de la película ganadora de un Oscar Good Will Hunting. A las feroces competidoras Serena Williams y Caroline Wozniacki les gusta reunirse para una escapada luego de un juego de tenis bien importante. Los cantantes de música country Garth Brooks y Trisha Yearwood se casaron luego de una amistad de dieciocho años. “Tenemos más en común de lo que jamás pensé que íbamos a tener”, dice Brooks.

Montones de investigaciones confirman cómo es que la amistad nos enriquece. Carlin Flora, de la Ciudad de Nueva York, pasó años trabajando como editora y escritora para la revista Psychology Today antes de escribir el libro Friendfluence: The Surprising Ways Friends Make Us Who We Are. Ella observa que, entre los variados y quizás imprevistos beneficios, la amistad nos puede ayudar a “perder libras, dormir mejor, dejar de fumar e incluso sobrevivir a una enfermedad grave”.

Un estudio continuo de más de 2 décadas llevado a cabo entre 1,500 personas de edad avanzada por el Centro de Estudios de Envejecimiento de la Universidad Flinders, en Australia, encontró que aquellas personas con grandes redes de amistades sobrevivieron a otros con menos amigos por un 22 por ciento. El Centro de Investigación para la Opinión Nacional de la Universidad de Chicago también informó que las personas con 5 o más amigos cercanos tienen un 50 por ciento de mayor probabilidad de describirse ellos mismos como “muy felices”, a diferencia de aquellos que tienen menos confidentes.

“Los amigos del pasado y el presente juegan roles muy fuertes y a menudo no apreciados en determinar nuestro sentido del yo y la dirección de nuestras vidas”, dice Flora. “Incluso en una supuesta sociedad basada en los méritos individuales, los amigos se dan trabajo y tareas entre sí, por lo tanto, tener amigos que comparten intereses y aspiraciones profesionales puede llevarlo más lejos de lo que nunca podría lograr por su cuenta.”

Haga nuevos amigos, mantenga los viejos

Hoy día, hacer y mantener amigos puede ser un desafío debido a la distancia, cambios de vida frecuentes, crianza sobreprotectora y sustituir los medios sociales por un tiempo más íntimo en persona. Todo esto hace que la amistad sea más fluida de lo que podamos darnos cuenta, dice Shasta Nelson, de San Francisco, y fundadora de GirlFriendCircles.com, un lugar en la internet para parear amigas, y autora del libro  Friendships Don’t Just Happen: The Guide to Creating a Meaningful Circle of Girlfriends, además de su próxima publicación, Frientimacy, donde profundiza sobre estas relaciones.

“La mayoría de nosotros reemplazamos la mitad de nuestras amistades más cercanas cada siete años”, dice Nelson. Aunque esto puede parecer alarmante, ella considera que es un ir y venir natural. “Todos necesitamos un par de amigos o amigas muy íntimos, mientras que otros que van y vienen pueden ser justo lo que actualmente necesitamos—en el trabajo o escuela, entre los padres primerizos, en un nuevo vecindario, al comenzar un trabajo, en el retiro o durante algún otro cambio de vida”, dice ella.

El canadiense Greg Tjosvold, casado y maestro de escuela secundaria en Vancouver, Canadá, ha disfrutado de grandes amistades con mujeres, incluida su esposa, en parte porque no se relacionan con la naturaleza competitiva de los hombres y el interés en los deportes. Se unió a un grupo llamado The Barley Brethren que prueba cervezas artesanales y donde hablan de la vida. Aunque no está aficionado a la cerveza, él valora “el tener un lugar seguro y ameno para discutir asuntos profundos, victorias y algunos contratiempos temporales”. Admite que: “Esto es una simplificación excesiva”. El encontrar un grupo de hombres de los que él puede sentirse parte lo ha validado, por lo que este hombre único todavía se siente como uno de los chicos.

Nelson categoriza los círculos concéntricos del desarrollo de la amistad como el comienzo de un conocimiento o contacto mutuo en acuerdo, y luego se mueve hacia algo emocionalmente más cercano con los que tenemos similitud. Entonces el vínculo original puede entrar en la categoría de la amistad confirmada; un grupo de amigos, como un club de lectura de mucho tiempo, puede constituir una comunidad. El nivel más alto es la amiga o el amigo comprometido que se ha convertido en un compañero de vida valioso y confiable.

Creating friendshipsSarah Huntsman Reed, consejera médica radicada en Kansas City, Missouri, tiene un amigo como ese de muchos años. Ella conoció a Doug Reed, quien ahora es farmacéutico, cuando ambos trabajaron en una obra musical en la escuela superior, Once Upon a Mattress. Reed tiene tremendo sentido del humor, recuerda Sarah. “Todavía es la persona más honesta y noble que he conocido”, dice ella. Muy pronto, también sus madres se hicieron amigas y los adolescentes se juntaron como pareja para las bodas familiares. Luego ella se fue a la universidad y se casó y él se mudó a otro lugar; aun así se mantuvieron en contacto a través de amigos mutuos y por sus mamás, y se ponían al día cuando Reed regresaba a su pueblo natal.

Diecisiete años después de haberse conocido por primera vez, ya en ese tiempo Sarah se había divorciado, los dos hablaron sobre llevar su amistad al próximo nivel y se casaron. “Comprometernos fue una gran decisión, porque ambos sabíamos mucho uno del otro”, dice ella. “Pero preferimos estar juntos y disfrutar de esta compañía y es la mejor cosa que hemos hecho.”

Malla de seguridad

En tiempos de prueba, los amigos nos pueden rodear de energía positiva, dice Madisyn Taylor, cofundadora y editora en jefe del blog espiritual DailyOm, en Ashland, Oregón. “Las personas que amamos forman una barrera protectora que amortigua y sirve de escudo contra los golpes más fuertes que nos da la vida”, incluidos los desaires hirientes que hacen los otros.

Todo el mundo, desde científicos contemporáneos hasta filósofos antiguos, concuerda que el tener fuertes lazos sociales es probablemente el factor más significativo de la felicidad.
~Gretchen Run, autora de The Happiness Project

La manera como hacemos amigos ha sido alterada por la escena social de hoy día, incluidos los padres que trabajan y las Alertas Ámber. Los días en que los niños vagaban  libremente por el vecindario y descubrían amigos para jugar, desafortunadamente, ya no suceden, dice Jennifer S. White, de Toledo, Ohio, bloguera y autora del libro The Art of Parenting: Love Letters from a Mother.

“Mis amistades de mucho tiempo de la niñez todas fueron construidas alrededor de ser vecinos y jugar juntos solo porque lo queríamos hacer”, recuerda White. Con las preocupaciones de seguridad de hoy y los desafíos de la vida laboral, ahora los padres hacen citas para que sus hijos jueguen, una manera más estructurada, menos orgánica de fomentar la amistad en la niñez; y deben ser proactivos para asegurar el éxito.

White tiene algunas dudas sobre este enfoque moderno. “Cuando pienso sobre esa pequeña semilla de la verdad en el corazón del porqué, a menudo es porque pienso que no es justo que yo tenga que ser una ‘madre popular que hace citas’ para que mis hijos tengan algunos amigos”.

Mejores amigos y camaradas

Las citas automáticas para jugar—con los hermanos—a menudo mejoran los lazos familiares a través de amistades para toda la vida. Sally Ekus es una representante de talento culinario en Florence, Massachusetts. Su hermana menor, Amelia, es la gerente general del Twitter Cafe en la Ciudad de Nueva York y vive en Brooklyn. Ambas amantes de la comida tienen tatuajes de cuchillos y tenedores. Sally trabaja más en los ingredientes y preparación de comidas mientras que Amalia ama servir vino y hacer que todos se sientan cómodos.  

Sustainable friendships“Juntas”, dice Sally, “hemos creado una hospitalidad total, desde una lujosa cena de Pascua hasta compartir los viernes por la noche con amigos”. Comenta que su hermana es la única persona que entiende cómo se ve el mundo desde la perspectiva de las chicas Ekus.

Puede que algunos adultos nunca se conozcan en persona, pero son amigos a través de los medios sociales. La estadounidense Jamie Schler, codueña del Hotel Diderot, en Chinon, Francia, junto con su marido francés, dice: “Los medios sociales [especialmente lo que se escribe en Facebook] es lo que utilizo para conocer y hacer amigos personales y mantenerme diariamente dentro de una comunidad. Como extranjera, esto es importante para mí porque a menudo me siento lejos de mi familia y amigos que me entienden, comparten intereses e ideas comunes, y hablamos el mismo idioma—y no necesariamente significa inglés”. Su círculo de alta tecnología va desde amigos de su pueblo natal hasta nuevos amigos encontrados en la comunidad de alimentos y foros políticos. Se emociona y dice: “¡Es el lugar donde puedo encontrarlos a todos a la misma vez!”

Nelson enfatiza: “Nadie está diciendo que Facebook debe reemplazar las visitas, las salidas nocturnas o las llamadas telefónicas, pero en un mundo en el que la mayoría de nosotros deseamos sentirnos más cerca, no hace daño usar cada herramienta a nuestra disposición para crear conexiones”.

Solo él tiene el espíritu de hacerme sonreír y tocarme en el fondo de mi alma.
~Joseph Haydn sobre Wolfgang Amadeus Mozart, grandes amigos y mentores musicales

Las diferencias de edad no tienen que ser un obstáculo para crear amistades. Candelaria Silva-Collins, dedicada a mercadear arte, radicada en Boston, asistió a reuniones sociales en las que con regularidad se encontraba con una directora de un museo y su esposo. “Ellos me parecieron una pareja fantástica”, dice ella, y comenzó una amistad con la mujer mayor a pesar de ser de diferentes generaciones. “Mis amistades me enseñan mucho sobre ser vital y vibrante”, dice ella.

Expandiendo los círculos

Hacerse amigos de personas de diferentes edades, idiomas y posición social nos da un entrenamiento espiritual, dice Nelson. Con una maestría en divinidad, Nelson ve la amistad como un tipo de club de salud en el que desarrollamos nuestros músculos de empatía, perdón y compasión a través de la práctica. “Las amistades son la manera de convertirnos en mejores personas”, dice ella.

Aún más, el proceso, especialmente con personas diferentes a nosotros, lleva a un mundo mejor. “El poder cuidar inherentemente de las personas que conocemos hace más fácil hacer lo mismo para las personas que todavía no hemos conocido”, dice Nelson. La paz mundial sucede con un amigo a la vez.


La escritora independiente Judith Fertig tiene su blog en AlfrescoFoodAndLifestyle.blogspot.com en Overland Park, KS.

 

Cómo hacer buenos amigos

Make close friendsTres ingredientes necesarios

Ambos lazos, la amistad y el romance, se desarrollan cuando ocurren tres cosas: nos sentimos satisfechos, lo que sucede cuando una interacción tiene más de positivo que de negativo; nos sentimos seguros, que ocurre cuando comprometemos tiempo consecuente con cada uno; nos sentimos vistos, lo que experimentamos cuando practicamos el revelarnos y expresar nuestra vulnerabilidad.

Esta es la fórmula para crear conexiones significativas: Positividad + Coherencia + Vulnerabilidad = Amistad/Intimidad.

Dos pasos: Por lo general, le toma a la mayoría de las personas de seis a ocho interacciones con alguien nuevo antes de sentirse como amigos. Mientras más pronto se programen estas ocasiones, más pronto las recompensas.

• Esté abierto a hacer nuevas amistades.

• Dé el primer paso; repita.

Una proporción

Para mantener una relación continua, recuerde que tiene que tener una proporción de positividad-a-negatividad de al menos cinco-a-uno. Eso significa compartir cinco veces más diversión y momentos de sentirse bien que estresores que pueden ir desde decepciones y frustraciones hasta celos. Por definición, ser y mantener un buen amigo o amiga requiere que ambas partes aporten una positividad satisfactoria a la relación.


Fuente: Adaptado de Frientimacy: How to Deepen Friendships for Lifelong Intimacy, por Shasta Nelson; programado para salir en marzo.

 

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags