Deslizándose a través de los paisajes nevados

Esquiando a campo traviesa para explorar las maravillas del invierno



Mientras que el esquí alpino ofrece un montón de acción intensa, entre el tiempo que se pasa conduciendo, ir a los resorts y estar de pie esperando el teleférico para subir la montaña, el esquí a campo traviesa tipo nórdico necesita menos cosas, solo unas pocas pulgadas de nieve y amarrarse unos esquís para transformar cualquier parque cercano, sendero entre árboles o un amplio patio trasero espacioso en un lugar ecoamistoso, sereno y tranquilo. El tipo de caminata nórdica, recreación en tierra firme que usa los bastones, puede disfrutarse todo el año.

Técnicas para la temporada de esquí

Tanto la forma nórdica estándar, que se conoce como esquí de libre talón, y la de más desafío, el estilo Telemark, capaces de incorporar terrenos montañosos, tienen sus raíces en el norte europeo. Los esquís para campo traviesa son más largos y delgados que las versiones de descenso. En lugar de colocar todo el pie dentro de una bota rígida y voluminosa fijada a un esquí alpino, solo la sección de los dedos de una bota parecida a una zapatilla se adhiere al esquí de campo traviesa para permitir un movimiento de deslizamiento pleno.

Deslizándose por un terreno relativamente plano mientras se inclina ligeramente hacia adelante, es importante mantener el peso distribuido uniformemente sobre ambos esquís. Moviéndose continuamente hacia adelante con un movimiento de izquierda-derecha-izquierda-derecha, con una marcha larga, se crea un entrenamiento completo del cuerpo ya que cada mano opuesta planta un bastón y lo empuja para llevar a la persona que esquía al próximo paso.

El esquiar a campo traviesa no está hecho para paradas repentinas, por lo tanto, esté alerta; el arrastre suave de lado a lado utiliza ambas piernas o virar el frente de ambos esquís hacia adentro para formar un triángulo tiene los efectos de una parada. Con la experiencia, los esquís pueden ser utilizados más como unos patines de hielo largos al empujar hacia adelante y hacia afuera para moverse un poco más rápido en terrenos cuidados, planos y amplios.

Bill Koch, nativo de Vermont, el único estadounidense en ganar una medalla de esquí a campo traviesa—plata en los Juegos de Innsbruck 1976—ayudó a popularizar el deporte recreacional en América. Se espera que el 20 de febrero de 2016, el Slumberland American Birkebeiner, la carrera anual de esquí a campo traviesa más grande de Norte América, atraiga alrededor de 10,000 participantes en una distancia de 55K desde Cable a Hayward, Wisconsin (Birkie.com).

Calentamientos para cualquier temporada

“Muchos de los patrones de movimientos de esquí alpino y nórdico son similares”, explica Michael Wood, director jefe de entrenamiento en el Koko FitClub (KokoFitClub.com), lo que se refleja en el nuevo programa de 8 semanas Snow Sports en sus más de 100 localizaciones en 30 estados. “Nuestro equipo de Smartraining ofrece más de cien ejercicios diferentes, muchos de ellos ideales para prepararse para el esquí a campo traviesa, como las sentadillas, extensión de las caderas y rotación del tronco y caderas.”

Para el estiramiento después de esquiar, él y los entrenadores del club a menudo recomiendan movimientos fluidos tipo yoga, como el perro boca abajo, la postura del niño y el movimiento de la paloma en una pierna. “Nos gusta personalizar los programas para aumentar la dinámica del estiramiento, el análisis intensivo de las rodillas y las rutinas específicas para mejorar el desempeño individual”, dice Wood.

Perder peso en el invierno

La recreación invernal en exteriores puede ayudar a perder peso. Harley Pasternak, entrenador de celebridades, experto en nutrición y escritor, recientemente informa en la revista Health que: “Estar al aire libre en el aire frío permite que el cuerpo queme más calorías ya que está haciendo un esfuerzo por entrar en calor. Cuando usted tiene frío, tiembla y se agita, que es la manera del cuerpo calentarse él mismo al aumentar su tasa metabólica en reposo”.

Pasternak dice que pasar tiempo al aire libre en clima frío puede aumentar la quema de calorías tanto como un 30 por ciento y aconseja que: “Patine en hielo, haga esquí a campo traviesa o camine con raquetas de nieve”.

Caminar en cualquier momento, en cualquier lugar

La caminata nórdica, lanzada en Finlandia a finales de los 1990 y desde entonces extendida por toda Europa, incorpora algunos movimientos similares a esquiar a campo traviesa. El caminar utilizando unos bastones especiales en terreno firme o en la playa extiende los beneficios de la salud y el acondicionamiento físico todo el año. Iniciado hace once años, la American Nordic Walking Association (anwa.us), con base en Palisades, California, da clases y auspicia otros eventos a nivel nacional.

Su fundador, Bernd Zimmerman, presidente y entrenador principal, informa un crecimiento significativo en su popularidad en años recientes. “Tanto el esquí a campo traviesa y la caminata nórdica son entrenamientos maravillosos para el cuerpo completo en el que se usan 90 por ciento de los músculos y se utilizan las partes superiores e inferiores del cuerpo como en las máquinas.”

Aptos para todas las edades, incluidas aquellas que tienen problemas de equilibrio o de salud, o que ya no pueden correr, los bastones de caminar actúan como extensiones de las manos. Su punta de goma o metal trabaja en cualquier superficie, como calles, aceras, grava, arena, tierra o hierba. Comparado con la caminata regular, Zimmerman dice que el estilo nórdico quema un 40 por ciento más de calorías, tonifica los brazos y el cuerpo superior, reduce el estrés en las rodillas y las articulaciones, y de forma segura, aumenta la intensidad del ejercicio para obtener beneficios adicionales para el corazón y los pulmones.

Los vendedores o los lugares de renta de equipo para esquiar y de deportes en general también auspician clínicas informativas. Coteje con las tiendas locales para clubes de esquiar que hacen salidas en grupo.


Randy Kambic, radicado en Estero, Fl, es un escritor independiente y editor, incluso para Natural Awakenings.

 

Viajes invernales para los intrépidos

Los entusiastas que han desarrollado resistencia podrían considerar tomar varios días de caminata a sitios aislados o senderos montañosos marcados. Hay lugares para quedarse durante la noche en albergues o cabañas, muchos de ellos ofrecen equipo para campo traviesa o raquetas para caminar en la nieve. Estos son algunos de los ejemplos de aventuras que pueden disfrutar.

Colorado
La 10th Mountain Division Hut Association fue una de las primeras en establecer el sistema de cabaña a cabaña, a través del sendero de 350 millas de las Montañas Rocosas. (Huts.org)

California y Nevada
Muchos clubes en Los Ángeles, Sacramento, San Diego, San Francisco y Las Vegas ofrecen viajes en autobús durante la noche para senderos de campo traviesa en las áreas del Lago Tahoe y Sierra Nevada. (BackcountrySkiTours.com)

Quebec
A pocas horas conduciendo desde las fronteras de Nueva Inglaterra se encuentra un montón de terreno silvestre con vistas impresionantes a lo largo de 78 millas, con una cadena de cabañas en las Montañas Chic-Chic, cerca del Gaspe Peninsula Gaspesie Park. (sepaq.com)

Minnesota
El Boundary Country Trekking ofrece estadías en varias cabañas por los senderos de campo traviesa del norte de Minnesota. (BoundaryCountry.com)

Vermont
Trate el Blueberry Lake Cross Country Center, en East Warren. (BlueberryLakeSkivt.com)

Wisconsin
Visite Seth Peterson Cottage Conservancy, en Reedsburg. (SethPeterson.org)

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags