Hogar seguro

Bases prácticas para el bienestar



Si se hace correctamente, nuestro hogar podría ser una base poderosa para el bienestar. Alinearnos con las cuatro bases clave de la armonía, facilitará el convertir el hogar en uno lleno de inspiración, salud y vitalidad, que apoya el cuerpo, la mente y el espíritu.
 

Base de un hogar en armonía

Crear un ambiente que sirva de inspiración y sea saludable calma el alma y recarga las proverbiales baterías.

Tomar decisiones saludables con respecto a los productos que usamos y consumimos ayuda a garantizar que mantendremos un cuerpo saludable y vibrante en una era en la que estamos inundados de toxinas que causan enfermedad en nuestras casas, alimentos, aire y agua.

Aplicar soluciones simples para disminuir nuestra agitada vida, ayuda a mantener la mente calmada en medio del ritmo frenético de la vida diaria. Desconectarnos periódicamente de las demandas inmediatas de la tecnología es un primer buen paso.

Conectarnos con nuestro propósito de vida y compartirlo con los demás nos permite brillar.  Nosotros, de forma natural, radiamos nuestra luz interna de muchas formas.

Estrategias bien pensadas

Un estudio publicado por la Academia Internacional de Diseño y Salud muestra que debido a que nuestro hogar nos influencia en muchos niveles, la forma en que colocamos las cosas continuamente apoya o agota a sus ocupantes. Crear y mantener un entorno acogedor fortalece las raíces en las que los miembros de la familia evolucionan y crecen.

La experiencia demuestra cómo el mejorar nuestro entorno inmediato –desde nuestro guardarropa hasta los muebles de la casa– ayuda a fomentar transformaciones internas positivas.  La actividad refleja nuestro entorno interno, lo que permite que podamos dar un paso atrás y observar cómo estamos cambiando y esperamos cambiar.

Por eso, periódicamente nos sentimos inclinados a eliminar y organizar el desorden de nuestro espacio privado. Es un factor irritante que trastorna el orden y nuestra sensación de belleza; incluso cuando lo guardamos en gavetas y armarios, sabemos que está ahí. El desorden compite para atraer nuestra atención y nos distrae de nuestro foco.

Uno de nuestros clientes que se había mudado recientemente a su nueva casa encontraba que la casa era hermosa, pero que no se sentía como un hogar. La mujer explicó que cuando estaba en la casa, perdía la paciencia con sus hijos, algo que nunca sucedía antes. Quería amar su nueva casa, disfrutar de sus hijos y vivir feliz. Una parte clave de la solución fue recoger la entrada del recibidor que estaba llena de cosas de los niños, una condición que la incomodaba tan pronto entraba a su casa.

Muchos de los productos para el hogar contienen elementos escondidos inquietantes. Saber qué ingredientes son nocivos es imperativo para mantener un entorno seguro en su hogar. Las decisiones clave van desde la selección de alfombras, sofás y camas hasta los productos de limpieza, lavandería y ambientadores.

Saber que los productos que usamos son saludables nos brinda más paz mental. Como un ama de casa indica: “Me sentí tan aliviada al tener un mejor conocimiento de los productos que no debía llevar a mi casa. Antes sentía tanto miedo que sencillamente pasé por alto la idea de que los químicos podían ser perjudiciales”.

Estar informado y alerta a la composición de los productos que llevamos al hogar –incluidos los alimentos– es vital. Más de 80,000 agentes químicos componen los ingredientes de productos comúnmente disponibles que terminan en un hogar típico estadounidense y una gran cantidad de estos son tóxicos. Aproximadamente el 20 por ciento de los agentes químicos no son divulgados, según explica la Agencia de Protección Ambiental de los EE.UU. (EPA, por sus siglas en inglés).  

La EPA también informa que la persona promedio tiene más de 700 químicos tóxicos en su cuerpo. Inhalamos gran cantidad de subproductos químicos que abundan en el aire tanto dentro como fuera de la casa, más ingerimos numerosas toxinas en los alimentos y bebidas que consumimos. Una vez se absorben, se mantienen en el cuerpo creando desequilibrio en el organismo y, según demuestra la investigación, también son responsables de un gran número de enfermedades.

WebMD.com informa que el impacto psicológico del estrés, la impotencia y el sentirse abrumado por el miedo de los venenos que nos asechan pueden tener un impacto directo en nuestra salud física. Tomar decisiones informadas puede aliviar estos sentimientos. Lo único que necesita es dar pequeños pasos manejables y progresivos para crear un estilo de vida saludable y armonioso.

A nivel espiritual, podemos estar seguros que cuidar de nuestro templo interior y el entorno que nos rodea puede fomentar un bien mayor y una mayor conexión con la fuente de la vida. Nos sentimos más vibrantes en términos físicos, psicológicos y espirituales. Nuestro hogar se convierte en una fuente vital que, limpio y amueblado con un sentido holístico, nos refresca continuamente.


Christa O’Leary es fundadora y Presidenta de Home in Harmony, Inc., donde combina su pericia en terapia matrimonial y familiar con el diseño de interiores y la vida verde. Su libro, Home in Harmony Lifestyle: Designing an Inspired Life, estará disponible en el mercado en noviembre. Conéctese en ChristaOLeary.com/FreeKit.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags