Ciclos de spinning

Volviendo a los orígenes saludables de este ejercicio



Como muchos de los deportes de moda, el “Spinning”, tiene su origen en una figura casi mística: su creador, Jonathan Goldstein—mejor conocido como Johnny G—que para muchos es un excéntrico con una pasión incomparable por el ciclismo. 

En 1987, mientras entrenaba para el célebre evento de ciclismo The Race Across America, un mega maratón de 3,100 millas desde Los Ángeles hasta Nueva York, Goldstein fue atropellado por un automóvil y casi pierde la vida. Esto produjo una epifanía: Construir una bicicleta de interior que simulara la experiencia de correr bicicleta al aire libre crearía una novedosa rutina de ejercicios que incorporaría el adiestramiento cardiovascular con énfasis en la conexión entre la mente y el cuerpo.  

Con la formación del Mad Dogg Athletics en 1994, comenzó la moda del Spinning. La revista Rolling Stone lo nombró el ejercicio más de moda y para el 1996 había más de 1,000 centros de Spinning en 30 países.  

Como era de esperar

Concebido como una forma de ejercicio cardiovascular, la actividad se centró en adiestrar los músculos del corazón de forma aeróbica usando un monitor cardiaco. La meta original era proveer una “base aeróbica” al trabajar del 65 al 80 por ciento de la frecuencia máxima cardiaca, lo que hacía que el corazón bombeara sangre de manera más efectiva y aumentara los niveles de oxígeno a través del cuerpo.  

El programa de Spinning se basa en el principio de trabajar aeróbicamente durante seis a doce semanas antes de un “Día de Carreras” –una carrera especial realizada a un umbral anaeróbico constante, por lo general, de 85 a 95 por ciento de la frecuencia máxima cardiaca. El umbral anaeróbico o AT, por sus siglas en inglés, es el punto en que el cuerpo acumula ácido láctico en los músculos más rápidamente de lo que puede eliminarlo.

“La base aeróbica crea una fundación fuerte para aumentar el umbral de lactato”, explica Lorey Pro, una instructora profesional de Spinning y directora asistente de acondicionamiento y bienestar físico en la Universidad Estatal de Luisiana. “Los ciclistas pueden aumentar su tolerancia al ejercicio anaeróbico.”

“El desarrollo de la base aeróbica fortalece la base del metabolismo. Sin esto, el cuerpo se afecta si el atleta entra directamente al adiestramiento en el umbral anaeróbico”, explica Shannon Derby, instructora profesional de Spinning y entrenadora personal certificada grupal e individual en el Mountain’s Edge Fitness Center, en Boulder, Colorado.

A diferencia de la bicicleta estacionaria, el Spinning requiere que las tasas de esfuerzo estén correlacionadas, a base de las frecuencias máximas cardiacas, las revoluciones por minuto (RPM) o que el pedaleo se mantenga a los niveles especificados. Según Pro, el Spinning debe combinar el adiestramiento tanto de la mente como del cuerpo y se debe usar una diversidad de zonas de frecuencia cardiaca para mejorar la salud y la condición y el rendimiento físico.  

Los instructores deben llevar a los participantes a través de una diversidad de corridas conocidas como Zonas de Energía, ya que cada una contribuye a un propósito específico como resistencia, fortaleza y recuperación. Terri Arends, instructora profesional de Spinning y directora de acondicionamiento físico grupal en el Jewish Community Center de Dallas, Texas, explica que sin dichas corridas, la base aeróbica se desmorona. A ella le gusta que los participantes pasen a través de las diferentes etapas del “recorrido”, pero las combina con momentos Zen que les permiten a los corredores relajarse y encontrar a su atleta interior. 

Lo que se ha perdido

Hoy día, en una clase típica de Spinning nadie usa un monitor cardiaco. Aunque algunos gimnasios o boutiques ofrecen clases de resistencia o de fortaleza, la mayoría realizan solo corridas de intervalos con las 40 canciones principales y una interpretación libre de los movimientos, posiciones y tasas de cadencia recomendados. “Las corridas a intervalos tienden a ser las preferidas”, indica Derby. “Hay muchos tipos y son bastante fáciles de enseñar y a las personas les gustan, aunque no es lo que el programa oficial de Spinning recomienda.”

Del Lugo, un instructor de Spinning y profesional de acondicionamiento físico en Suffern, Nueva York, quien trabaja en el Torne Valley Sports Complex y el Lifeplex Health Club, señala que rara vez ve una clase clásica de Spinning. En el mundo de Lugo, “el Spinning es sencillamente una experiencia divertida y segura con un instructor que le imparte entusiasmo y motivación”.

¿Desaparecerá el Spinning?

Un indicador clave de que una actividad de acondicionamiento físico es una tendencia y no una moda es la encuesta anual de Tendencias de Ejercicios realizada por el Colegio Americano de  Medicina Deportiva (ACSM, por sus siglas en inglés). En el 2012, el Spinning encabezó la lista de las 20 tendencias principales de acondicionamiento físico del ACSM, citándolo como “uno de los programas de ejercicio grupal más populares en el sector comercial”. Sin embargo, no apareció en la lista del ACSM el año pasado.  

Revivir el programa original de adiestramiento puede ser útil para evitar que desaparezca. Las rutinas de ejercicio fueron diseñadas originalmente para cerrar cada semana con una corrida de meditación de bajo impacto para permitir el descanso y la recuperación, que es fundamental para cualquier programa de ejercicios. La clave para la continuación del Spinning puede ser volver a sus orígenes, reeducar a los participantes sobre la mejor forma de usar el Spinning para maximizar los resultados deseados para el cuerpo, la mente y el espíritu.


Janet Osen es una escritora independiente radicada en Rockland County, Nueva York. Es instructora de Spinning certificada que trabaja actualmente en un programa de 200 horas para su certificación como maestra de yoga.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags