Mascotas fascinantes con aletas

Los peces son mascotas atractivas para las familias



Los acuarios se convierten en una ventana de colores vivos, vistosos y maravillosos que nos permite apreciar el mundo marino. Un mundo donde el movimiento es constante, pero que a la vez brinda tranquilidad. Estos hábitats acuáticos son un accesorio básico en muchos lugares de trabajo, restaurantes, hospitales y oficinas de médicos, pero cuando ejercen su mayor influencia es cuando pasan a ser parte de un hogar con niños.

La Encuesta de Dueños de Mascotas de 2011-2012 de la Asociación Americana de Productos para Mascotas informa que 11.9 millones de hogares en los Estados Unidos ahora tienen peceras de agua dulce en sus hogares (otros 700,000 tienen peceras de agua salada). Si bien las especies exóticas son muy atractivas, los peces de agua dulce son menos costosos en muchos casos y requieren menos equipo en términos de bombas y motores para crear corrientes de agua. La planificación cuidadosa y bien pensada puede convertir esta experiencia en algo maravilloso.  

Cómo comenzar

El número de peces deseados debe dictar el tamaño del tanque. Hartz.com sugiere una pulgada de pez por cada 1.5 a dos galones en el tamaño del tanque. Mindy Dobrow, propietaria de Brookline Grooming & Pet Supplies, en Massachusetts, explica: “Las personas que quieren hacer de este pasatiempo algo permanente, compran tanques de 30-50 galones”. Ella sugiere que la alimentación sea una vez al día, pero: “Si quiere mayor interacción con los peces, divida en dos veces al día. Si los alimenta a una hora establecida, los peces aprenderán rápidamente y estarán listos”. Para brindar un ambiente relajante a la vida del acuario y reducir el crecimiento de algas, coloque la pecera en un área donde el tráfico de personas sea el mínimo y lejos de las ventanas.

Según Dobrow, una colección inicial de peces de colores vivos y brillantes de agua dulce, que por lo general coexisten bien, incluyen chiribicos (angelfish), discus, clown loach, African cichlids y los vistosos goldfish. “Todos son divertidos y hermosos”, indica.

El propietario de una tienda de venta de acuarios, Ron Elander, de Octopuss Garden, en San Diego, está de acuerdo. Para las personas que tienen una pecera por primera vez, Elander recomienda diversos tipos de African cichlids porque: “Se persiguen de un lado a otro y es interesante observarlos nadar de un lugar a otro”. A él también le gusta el chiribico, al cual caracteriza como dócil y elegante.

Además, es necesario un sistema de filtración de agua para eliminar los desperdicios de los peces y el alimento no consumido, ya que puede pudrirse y contaminar el agua. Elander advierte que no se puede demostrar demasiado amor alimentándolos en exceso. “La alimentación excesiva hace que el alimento no consumido se acumule en el fondo, se pudra y luego los peces lo consuman; nosotros nos enfermamos si comemos alimentos putrefactos y lo mismo les ocurre a los peces."

Cambie el agua parcialmente (una tercera parte del total) cada dos a cuatro semanas, dependiendo del número de peces y el tamaño del tanque, según Dobrow, porque la filtración sola no logra el cometido.

Examine el agua de la pluma para el nivel de pH (una medida de acidez y alcalinidad) a fin de saber qué químicos son necesarios para mantener el nivel entre 7.7 y 8.3, nuevamente dependiendo de la comunidad de peces y el tamaño del tanque. Use luces LED, filtros para economizar agua y un calentador con control de temperatura integrada (para mantener un rango entre 75° y 82° Fahrenheit) para reducir los costos de energía.

Puede ser divertido decorar el fondo de la pecera, pero asegúrese de comprar cualquier adorno artificial, como barcos hundidos o cofres, en tiendas para mascotas, para que no se ponga mohoso o se degrade y contamine el agua. Las conchas, los corales y las plantas también crean un ambiente marino. Recuerde, cuantas más plantas instale, más luz (y electricidad) necesitará para mantenerlas vivas. 

Beneficios para la salud

AnimalPlanet.com asegura que sentarse a mirar los peces reduce las tasas de respiración y el pulso, alivia la tensión y provee alivio del estrés. “Los niños pueden desarrollar una profunda conexión y obtener satisfacción al atender los peces, lo que puede transformarse en una experiencia de maduración”, explica la Dra. Archana Lal-Tabak, que practica la medicina integrativa, la psiquiatría holística, Ayurveda y la homeopatía en Heart of Transformation Wellness Institute, en Evanston, Illinois.

Ella recalca que al principio poseer peces debe ser una experiencia familiar, para que los niños tomen sus responsabilidades en serio; también es una buena forma de fomentar las visitas a los cuerpos de agua naturales. Lal-Tabak recomienda este pasatiempo particularmente para niños con déficit de atención e hiperactividad (ADHD, por sus siglas en inglés) o para síntomas más leves, porque: “Observar peces puede calmar a los niños y les permite apreciar el estar en el momento presente”.   

Existe una correlación discreta entre presenciar la compatibilidad de diferentes especies y el potencial humano. Ver un mundo de peces multicolores representa una diversidad armoniosa para cualquier persona de cualquier edad.

Elander observa, además, que algunas características de los peces los hacen particularmente adecuados como mascotas para personas de mayor edad. “No ladran y no tiene que sacarlos a pasear en una mañana fría”, explica con una sonrisa.


Encuentre más información en el Marine Aquarium Handbook: Beginner to Breeder, por Martin A. Moe, Jr.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags