La lectura ayuda a los adolescentes a alejar la tristeza




Los libros estimulan la mente en muchas más maneras de lo que se conocía previamente e incluso podrían ayudar a reducir el riesgo de depresión en los adolescentes, según informa un estudio publicado en la revista Archives of Pediatric and Adolescent Medicine. Los investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Pittsburgh informan que los adolescentes que pasan más tiempo leyendo libros tienen menos probabilidad de experimentar el trastorno de depresión mayor que aquellos que escuchan música contemporánea.

Los participantes fueron llamados hasta 60 veces durante cinco fines de semana largos por más de dos meses y se les preguntó si en el momento su atención estaba dedicada a la televisión, ver películas, escuchar música, juegos de vídeo, Internet, revistas, periódicos o libros. Los adolescentes que pasaron más horas escuchando música estaban 8.5 veces más propensos a deprimirse que aquellos que pasaron menos tiempos absortos en la música. En contraste, los adolescentes que leyeron más (sobre todo libros) tuvieron una décima parte de probabilidad de deprimirse que aquellos que leyeron menos.

Según un estudio del Instituto Nacional de Salud Mental de los EE.UU., se cree que la depresión mayor afecta a uno de cada 12 adolescentes. El Dr. Brian Primack, director de la investigación y profesor en medicina y pediatría, comenta: “Estos hallazgos pueden ayudar a los clínicos y padres a reconocer los vínculos entre los medios y la depresión. Vale la pena enfatizar en ello porque, en general, la lectura de libros en los Estados Unidos va en decadencia, mientras que todas las otras formas de uso de los medios aumentan.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags