Mascotas más pequeñas

Las mascotas de menor tamaño tienen un gran potencial



No importa si se arrastran, nadan, saltan o vuelan, hablan, emiten sonidos o permanecen en silencio, muchas pequeñas maravillas pueden ser mascotas ideales.


Aunque el 85 por ciento de los estadounidenses tiene un perro o un gato en su casa como mascota, brindarles un hogar a criaturas amigables y más pequeñas puede significar menos mantenimiento y menos gastos, ya que tienen estómagos pequeños y no necesitan vacunas. Tener una mascota de tamaño pequeño también les ofrece la ventaja, tanto a los niños como a los adultos, de observar un mundo totalmente diferente de comportamiento.

Aparentemente, muchas personas aprecian los beneficios de tener una mascota más pequeña ya que la misma encuesta nacional del American Pet Products Association que se llevó a cabo en dueños de mascotas informó además que 12.6 millones de casas tienen peces; 5.7 millones, pájaros; 5 millones, animales pequeños (conejos, conejillos de India, hurones, gerbos, hámsteres, ratones y ratas) y 4.6 millones, reptiles.

“Estos animales representan un mundo de posibilidades”, indica la Dra. Kimberly Weiss, propietaria de Heartland Healing Hands, en la ciudad de Oklahoma. “Todos tienen necesidades individuales. Tenerlos cerca comienza como algo curioso, un atractivo especial para los niños, pero luego se convierte en una sensación de responsabilidad”.

Peces

Observar peces de colores nadar en un acuario fomenta una sensación de serenidad y paz. Además de su ámbito tradicional en los cuartos de los niños y en restaurantes de mariscos, ahora muchos lugares de trabajo y oficinas médicas tienen una.

La doctora en medicina veterinaria, Melinda Fernyhough, Ph.D., gerente de Hartz Mountain Corporation, recomienda que una primera colección debe incluir una variedad de especies que coexistan amigablemente, se comporten de forma diferente y que no se reproduzcan en exceso. “Es mejor comenzar con pocos peces porque siempre puede añadir más en el futuro”, explica. “Una buena combinación inicial puede ser los ágiles petras, los más calmados mollies y guppies, los interactivos oscars y los peces gatos (que limpian los acuarios). 

Pájaros

Para los primerizos, “Considere comenzar con un pájaro pequeño, como un periquito, cockatiel o canario”, indica el Dr. John Simon, veterinario y propietario de Woodside Animal Clinic, en Royal Oak, Michigan. “Si es más aventurero, tome en consideración lo que más desea en un pájaro—cuánto espera que hable, su apariencia, cuán amistosos son— y cuánto va a crecer. Algunas razas más grandes, como las cotorras amazonas, los guacamayos y las cacatúas, pueden vivir 60 o 70 años, así que su selección permanecerá en su familia por generaciones. Si viaja mucho, considere tener dos de la misma raza, para que se hagan compañía”.

No hay un truco de magia para que hablen. “Cuanta más interacción, atención y estímulo mental le brinde y mientras más feliz sea la mascota, más se inclinará a hablar”, señala Weiss. Ella sugiere que saque el ave de la jaula regularmente y que le provea espejos sin plomo y zinc, juguetes que hagan ruido y otros juguetes para evitar el aburrimiento. Las aves que más hablan son los loros grises africanos, los guacamayos y los loros amarillos del Amazonas; las cacatúas son propensas a imitar sonidos.

Animales pequeños

left-justify-picSi bien es cierto que a muchos conejos no les gusta que los carguen y acurruquen y que los hámsteres a veces pueden morder si los despiertan o asustan, los conejillos de Indias, por lo general, son amigables y a menudo disfrutan de la interacción con sus dueños. Pueden emitir un piído o un “oink” encantador cuando los acarician o tocan.

Los roedores más pequeños como los gerbos, ratones y ratas disfrutan de corretear por sus jaulas y pedalear en ruedas. Los hámsteres y las ratas, en ocasiones, están más activos durante la noche, así que debe colocar la jaula fuera del dormitorio. Los conejillos de Indias son más dóciles y duermen mucho más.  

“Estas ‘mascotas de bolsillo’ disfrutan de consumir vegetales frescos para suplementar su alimentación, así que debe incluir en su dieta judías verdes, calabacines, brécol, coliflor, zanahorias, guisantes, espinaca, arúgula y pimientos verdes”, recomienda la veterinaria con sede en Seattle, la Dra. Darla Rewers, propietaria de Ancient Arts Holistic Services. “Los conejos deben recibir más vegetales verdes tipo lechuga porque son altos en calcio”.

Reptiles

Ya sea un reptil con aspecto de dinosaurio, como la iguana, la lengua rápida de un camaleón, los complicados patrones de escamas de una serpiente o la cabeza de una tortuga, la apariencia exótica de los reptiles atrae mucho a los niños. Ocupan poco espacio dentro de un pequeño acuario y la falta de pelaje previene el potencial de causar reacciones alérgicas. Sin embargo, algunos reptiles necesitan iluminación especial y cantidades específicas de agua; mantener los niveles adecuados de calor y humedad es vital para algunos de estos a fin de replicar su ambiente natural.

Lo mejor es aprender lo más posible sobre una mascota potencial antes de traerla a su hogar. Entender el temperamento, patrones de comportamiento, necesidades básicas de mantenimiento, dieta y necesidades y expectativa de vida de la especie lo ayudará a saber qué esperar de antemano y, de esa forma, disfrutar de la opción de una mascota pequeña.


Encuentre sugerencias sobre poseer un animal pequeño y su cuidado en Hartz.com y AmericanPetProducts.org.

Randy Kambic, en Estero, FL, es escritor y además corrector y editor de Natural Awakenings.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags