Lavar la ropa de manera verde

Use agua fría y detergentes ecoamigables




Mi madre podría haber dicho que con el agua caliente se lava mejor, pero no ignore los detergentes de agua fría—los productos de hoy día limpian la ropa y son mejores para el bolsillo y el planeta.

Según la Agencia de Protección Ambiental, una familia estadounidense promedio lava alrededor de 400 tandas de ropa anuales. Debido a que calentar el agua consume un 90 por ciento de la energía utilizada por las máquinas de lavar ropa, el utilizar agua tibia o caliente en una lavadora eléctrica de carga superior, produce anualmente un promedio de 2,407 libras de contaminación de CO2—equivalente a un viaje ida y vuelta en avión a través del país.

Muchos detergentes convencionales de agua fría todavía contienen químicos tóxicos que cuando se desechan terminan en las vías fluviales, creando una serie de problemas ambientales y exponiendo la vida silvestre a problemas endocrinos. Para obtener ropa limpia y verde, compre detergentes biodegradables hechos con aceites de plantas y otros ingredientes naturales que no contienen fosfatos, blanqueadores y tensioactivos o surfactantes, como el nonil fenol etoxilado.  Escoger opciones más verdes ayuda a ser más benévolos con el planeta y también con la piel.

Los consumidores preocupados sobre cómo eliminar las bacterias, los ácaros y otros alergenos, podrían estar tentados a lavar la ropa de cama y la ropa interior con agua caliente. Pero Philip Tierno, Jr., Ph.D., profesor de microbiología y patología en la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York, dice que, como quiera, la cantidad de agua caliente que las personas usan para lavar no es la suficiente. “Usted necesita agua que esté entre los 140 y 150 grados para poder matar los gérmenes”, afirma. Tierno, autor de The Secret Life of Germs, observa que el sol es uno de los eliminadores de gérmenes más eficientes de la naturaleza, por lo tanto, dejar que la ropa se seque al sol es una buena opción ecológica. “La radiación ultravioleta mata los gérmenes”, dice, “y es tan efectiva como el blanqueador”.

Se pueden añadir desinfectantes naturales durante el enjuague, como el vinagre blanco (una taza y media por carga de ropa); extracto de semilla de toronja (una cucharadita); aceite de té de árbol (dos cucharaditas); y aceites esenciales de lavanda o menta (unas pocas gotas), que a la vez le imparte fragancia.


Encuentre más orejitas en la página en Internet del Sierra Club en Tinyurl.com/3kh2dpf, además de productos ecoamigables, incluidos tratamientos de enjuague, blanqueador sin cloro y lavado líquido en la tienda en Internet de Natural Awakenings, NAWebstore.com.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags