Las algas aman el corazón




Algunos saborean las algas, mientras que otros las miran con sospecha culinaria. Ahora, un artículo publicado en la revista de la Sociedad Americana de Química, Journal of Agricultural and Food Chemistry, informa que muchos científicos han identificado las algas como una rica y potencial fuente de ingredientes de alimentos saludables para el corazón. Una revisión de casi 100 estudios mostró que las algas y otras microalgas podrían rivalizar con otros productos lácteos como fuentes de péptidos bioactivos importantes.

Maria Hayes, Ph.D., y sus otros colegas en el Teagasc Food Research Centre, en Dublin, Irlanda, concluyen que ciertas proteínas de las algas trabajan igual que los péptidos bioactivos en los productos lácteos para ayudar a reducir la presión arterial, igual que los medicamentos inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ACE, por sus siglas en inglés). Por lo tanto, podrían usarse como ingredientes en los alimentos funcionales como sopas y bebidas saludables para proveer nutrición, a la vez que ofrecen efectos medicinales al tratar o prevenir la enfermedad cardiaca.

Las algas son una fuente alternativa olvidada de estos péptidos bioactivos en este país, afirman los investigadores, al señalar su popularidad en otras culturas. Las variedades de algas son conocidas como nori en Japón, dulse en zonas costeras de Europa y limu palahalaha en la cocina nativa hawaiana.

Además, señala Hayes: “Las algas son fuente conocida de ácidos grasos esenciales, que se piensa reducen la trombosis y ateroesclerosis—factores importantes en la reducción de riesgo de enfermedad cardiovascular”.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags